<
>

La Semana 11 sirvió para separar a contendientes de pretendientes

play
Kirk Cousins ha conseguido darle el triunfos importantes a los Vikings (1:12)

Javier Trejo Garay analiza la mejor actuación de la Semana 11 de la NFL. (1:12)

La Semana 11 de la NFL no nos dejó sorpresas importantes, como no haya sido la derrota de Pittsburgh ante los Cleveland Browns desde el jueves por la noche.

De hecho, esta semana puede haber significado para los equipos contendientes con buen récord dar un paso firme hacia su calificación. Es decir, hubo un número de contendientes que ganaron, y con ello se han separado de los aspirantes

Por ejemplo, los Dallas Cowboys perdieron de fea manera en la Semana 10 en casa ante los Minnesota Vikings. Tienen un juego de ventaja en la división sobre los Philadelphia Eagles, que cayeron en esta Semana 11, pero también cuentan por el momento con el criterio de desempate a favor.

Era imprescindible ganar en esta fecha ante los Detroit Lions, como hicieron, por 35-27, porque vienen rivales más complicados, y durante ese lapso, Philly podría rebasarlos.

De Detroit, poco podemos decir. Se trata de un equipo que parece haber mejorado este año, tanto, como para haber soñado hasta unas semanas con los playoffs.

Pero la tendencia es ascendente y seguro el próximo año será aspirante a postemporada.

En el Oeste de la Nacional, los Arizona Cardinals no tienen la menor oportunidad de jugar playoffs. Los San Francisco 49ers --contra quienes cayeron esta tarde, por 36-26--, Seattle Seahawks y Los Angeles Rams están por delante de ellos.

Aun así, los cambios que sufrió este equipo son alentadores en años por venir.

De San Francisco, que llegó a un récord de 9-1, el triunfo ante Arizona le da un poco de aire, sobre todo cuando viene la parte más complicada de su calendario. En los últimos seis partidos tienen encuentros contra los Green Bay Packers, Baltimore Ravens y New Orleans Saints, además de duelos divisionales ante Rams y Seahawks. Nada sencillo.

Aun así, no dudo que los veamos en postemporada. Solamente resta por saber si los veremos como ganadores de su división o en la posición de comodín.

La semana pasada, los Saints fueron severamente sacudidos, pero si alguien pensó que la derrota ante los Atlanta Falcons era para encender los focos rojos, que los vuelva a apagar.

Casi todos los quipos tienen una o dos malas actuaciones al año. A New Orleans le tocó hace siete días. Drew Brees y compañía enfrentaron a unos Tampa Bay Buccaneers que para esta temporada recibieron como mejor agente libre a Bruce Arians, entrenador en jefe a quien sacaron del retiro.

Arians será la razón principal por la que este equipo aspire la próxima temporada a llegar a playoffs. Este año sus contadas buenas actuaciones no les servirán para jugar en enero.

Los Saints, en un juego divisional, se han encargada de subir un peldaño más rumbo a la postemporada. Agreguemos que los Carolina Panthers perdieron, para quedarse con marca de 5-5 a tres juegos de distancia.

¿Alguien duda que los Saints ganaran su división?

Los New England Patriots tuvieron uno de los peores partidos que le hayamos visto. Tom Brady fue una sombra de ese futuro miembro del Salón de la Fama.

Pero el triunfo ante Philadelphia, aunque gris, los acerca a ganar su división por décima novena ocasión en la era de Bill Bellichick.

Por su parte los Eagles perdieron la oportunidad de acercarse a Cowboys al frente de la Este de la Nacional, pero viene la parte más complicada del calendario para Dallas, por lo que no descartó que los de Doug Pederson se lleven esa División.

Rivales en el mismo sector, y vecinos de los Pats, los Buffalo Bills dieron otro golpe de autoridad al vencer casi sin esforzarse a los Miami Dolphins.

Buffalo hace méritos para calificar, y me parece que lo va a conseguir como equipo comodín, detrás de New England por supuesto.

Minnesota dio una gran exhibición la semana pasada ante Dallas incluso como visitante. En esta semana, se complicaron demasiado el juego en su propio campo ante los Denver Broncos.

Kirk Cousins comandó un gran regreso con tres series ofensivas en el cuarto periodo, con dos pases de anotación para arrebatar el triunfo a los Broncos.

Los Vikings tienen las mismas ocho victorias que el líder de su división, Green Bay, aunque el criterio de desempate le favorece a los Packers.

Si la temporada terminara esta semana los Vikings estarían calificando como comodines.

Los Indianapolis Colts se dieron el lujo de perder la semana pasada ante uno de los peores equipos de la liga, los Dolphins. En aquel partido, Indy no contó con Jacoby Brissett, y se notó.

Para esta semana pasaron un par de cosas; el regreso de Brissett con triunfo sobre los Jacksonville Jaguars, y la derrota de los Houston Texans ante los Ravens.

Esta combinación metería, luego de esta Semana 11 a Indianapolis como primero en el Sur de la Americana, y dejaría a Houston en posición de comodín.

A propósito de la victoria de Ravens, no solamente ganaron, sino arrollaron a los Texans en otra formidable exhibición de Lamar Jackson y de la unidad de la que se habla un poco menos, la defensiva, que limitó a solo 169 yardas por aire y sin pase de touchdown, pero con una intercepción, a Deshaun Watson.

Así va el mes de noviembre, momento en el que los contendientes se empiezan a despegar de los pretendientes.