<
>

49ers esperan a unos Packers más efectivos en la Final de la NFC

play
La Editorial de Kary: Semana de campeonatos de Conferencia (0:49)

Kary Correa nos presenta en su editorial los factores que hacen de las finales de la AFC y NFC grandes partidos para no perderse. (0:49)

SANTA CLARA, Calif. -- Los San Francisco 49ers están conscientes de que el domingo, en el Juego de Campeonato de la NFC, van a encontrarse a unos Green Bay Packers muy diferentes a los que apalearon en la Semana 12 de la temporada regular.

San Francisco venció 37-8 a los Packers el 21 de noviembre en lo que resultó en un espectacular golpe de autoridad que aún está en la memoria de ambos equipos.

Pero, los 49ers aseguran que el resultado fue circunstancial debido a situaciones muy puntuales sucedidas en la primera mitad de aquél duelo y que es imposible pensar que el equipo con la segunda siembra en Playoffs en la NFC tendrá tan baja productividad y dará tantas concesiones en todas las fases del juego como lo hizo hace casi dos meses.

“Fue un día atípico para ellos”, señaló Kyle Shanahan, coach de los 49ers. “Tuvieron un balón suelto que recuperamos; un par de series ofensivas que no les funcionaron y un gran pase de Jimmy Garoppolo a Deebo Samuels y al llegar a la primera parte ya ganábamos 23-0”.

Shanahan señaló que su equipo pudo hacer las jugadas en los momentos apropiados, como al inicio del tercer cuarto, cuando Aaron Rodgers guió una buena serie ofensiva que acercó 23-8 a los Packers y los 49ers apagaron la reacción de Green Bay un pase de touchdown de 61 yardas de Garoppolo al ala cerrada George Kittle con el que prácticamente sentenciaron el juego.

“Son difíciles situaciones del juego cuando te vas abajo tan temprano y permites jugadas largas, pero aquí todos sabemos que la clave fue detener el ataque terrestre y a Rodgers desde temprano y que nosotros hiciéramos touchdowns rápido”, destacó Shanahan.

Rodgers tuvo una de sus peores actuaciones en la NFL en ese juego, en el que sólo lanzó para 104 yardas, aunque la ofensiva aérea de los Packers terminó con 81 por aire. Rodgers fue capturado en cinco ocasiones y golpeado otras 10 veces.

“De cualquier manera, nunca puedes pensar que está fuera del partido”, dijo Shanahan. “(Aaron) va a tratar de lanzar y competir bajo cualquier circunstancia. Ya vimos que en su primera serie después del medio tiempo, se acabó más de ocho minutos (8:30) de juego para poner acercarse 23-8.

“(Aaron) siempre pone los juegos bien cerrados. Por eso tenemos que ir a presionarlo otra vez”, agregó.

El juego terrestre de los Packers tampoco pudo aporat mucho. Jamaal Williams fue limitado a 45 yardas y Aaron Jones a 38 sin touchdowns. Green Bay sumó 117 yardas entre tres corredores, más las que aportó Rodgers, quien corrió para 13.

“Tenemos que asegurarnos de frenar la carrera rápido y tratar de que quieran jugar por aire”, dijo DeForest Buckner, liniero defensivo de los Packers. “Los muchachos han podido presionar bien a los quarterbacks. Nuestros entrenadores han sido muy agresivos con la presión.

“Nos ayudó mucho estar sobre Aaron todo el tiempo. Podías ver la frustración en su cara”, añadió el defensivo.

El coordinador defensivo de los 49ers, Robert Saleh, dijo que el domingo hay muchas cosas que mejorar si pretenden frenar de nueva cuenta el ataque encabezado por Rodgers.

“Les prometo que al ver algunos clips en video de ese partido, nos hemos dado cuenta de que hubo aspectos en los que podrían habernos golpeado”, señaló Saleh el jueves en relación al desempeño de los Packers.

“Contra algunos oponentes hemos dejamos algunas ventanas abiertas para que los quarterbacks y sus coordinadores (ofensivos) pudieron explotar. Tenemos que estar muy, muy conscientes de eso”., concluyó Saleh.