<
>

Bengals nunca se sintieron los 'underdogs' de la postemporada

Cincinnati venció al equipo mejor sembrado de la AFC y ahora disputará el boleto al Super Bowl

NASHVILLE, Tenn. -- Los Cincinnati Bengals enviaron un mensaje después de su dramática victoria en playoffs el sábado sobre los Titans. Ya no son el rival más débil.

Cincinnati transmitió enfáticamente ese mensaje con una victoria de 19-16 contra los Titans, los mejores sembrados. El gol de campo de 52 yardas del novato Evan McPherson cuando el tiempo expiró envió a los Bengals a su primer Juego de Campeonato de la AFC desde 1988.

A lo largo de la mejor postemporada del equipo en más de 30 años, el tema "¿Por qué no nosotros?" ha sido un estribillo común para el equipo de los Bengals de esta temporada. Cincinnati quiere eso. Inmediatamente.

"Estoy cansado de la narrativa del rival más débil", aceptó el mariscal de campo de los Bengals, Joe Burrow, después del partido. "Somos un muy, muy buen equipo. Estamos aquí para hacer ruido".

Los Bengals dieron esa declaración con un improbable final que produjo la primera victoria fuera de casa en los playoffs en la historia de la franquicia. Después de que los Titans anotaran 10 puntos seguidos en la segunda mitad para empatar el marcador a 16, Tennessee tenía una serie definitiva en el último minuto antes de que Cincinnati revirtiera el curso del juego.

El apoyador de los Bengals, Logan Wilson, interceptó un pase del mariscal de campo de Tennessee, Ryan Tannehill, que fue capturado por el esquinero de Cincinnati, Eli Apple, cuando quedaban 20 segundos en la yarda 47 de Cincinnati. Algunas jugadas más tarde, McPherson convirtió su cuarto gol de campo del juego y selló el pase al juego por el título de la conferencia AFC.

"Él [McPherson] hizo un pequeño de calentamiento y dijo: 'Ah, parece que vamos al campeonato de la AFC'", platicó Burrow después del partido.

Esa confianza es la condensación del mensaje que los capitanes de Cincinnati entregaron en la reunión del equipo la noche anterior al partido. Fue entonces cuando Burrow y los otros capitanes dejaron en claro que la narrativa de ‘los underdogs’ que rodeaba a una de las franquicias menos ganadoras de la NFL ya no era algo que querían asociar con el equipo.

"Eso es más o menos lo que les predica a todos", dijo Wilson. "Él es nuestro líder, por lo que todos creerán todo lo que diga".

Los Bengals ganaron a pesar de un mal partido en ciertos aspectos. Burrow fue capturado nueve veces, lo que empató la mayor cantidad en un juego de playoffs en la era del Super Bowl. Los problemas ofensivos de Cincinnati se vieron compensados por tres intercepciones, incluida la registrada por Wilson que finalmente llevó al gol de campo de la victoria.

"Esta es la expectativa para este equipo", enfatizó el entrenador de los Bengals, Zac Taylor. "Esto no es demasiado grande para estos muchachos. Sé que no hemos estado aquí antes, pero seguro que se siente como si lo hubiéramos hecho. Ves la actitud de este equipo y la confianza de que vamos a encontrar un manera de ganar".

El tackle defensivo de los Bengals D.J. Reader dijo que se sentía como si los expertos le estuvieran faltando el respeto a Cincinnati durante toda la temporada, incluidas las preguntas sobre la capacidad del equipo para detener al corredor de los Titans, Derrick Henry, el sábado; en su primer juego desde que se perdió los últimos nueve juegos de la temporada por una lesión en el pie, Henry tuvo 20 acarreos para solo 62 yardas.

Esos números excluyen una fallida conversión de 2 puntos después de la primera anotación del juego de Tennessee.

"Como periodista, ¿quieres que alguien dude de tu capacidad para hacer tu trabajo?", cuestionó después del juego. "No. Es una falta de respeto. Tienes que salir y conseguirlo. Sin embargo, tienes que ganarte el respeto".

Antes de que Reader se reuniera con los reporteros luego de la victoria, asomó la cabeza por la puerta mientras Wilson terminaba su propia conferencia de prensa.

Con la etiqueta de "¿Por qué no nosotros?" concluida, Wilson le preguntó a Reader cuál será el nuevo lema. Reader no perdió el tiempo con una respuesta: "Somos nosotros".

Dijo Reader, unos minutos después: "Confiamos en nosotros. Sentimos que [somos] ellos. Somos la gente. Salimos a cada juego, sintiendo que tenemos confianza de que somos el rival a vencer”.