Causa revuelo hackeo a cuenta de Eric Abidal en Barcelona

Matthijs de Ligt es candidato a fichar por el Barcelona para la próxima temporada Filipe Amorim/NurPhoto via Getty Images

El Barcelona se sobresaltó este miércoles cuando a media mañana la cuenta personal de Eric Abidal en Instagram publicó un post en el que el secretario técnico azulgrana escribió "gracias Johan" ante una foto del desaparecido entrenador holandés con una de sus sentencias míticas: "El que dude de jugar en el Barça ya no nos sirve".

Un aviso, directo e indisimulado, hacia Matthijs de Ligt y, a la vez, una posible reacción por la decisión del jugador holandés de fichar por otro equipo... A no ser que todo fuera mentira. Como así fue.

De hecho, en realidad, fue un hackeo de la cuenta del secretario técnico del Barça, de acuerdo a una fuente autorizada del club que explicó a ESPN Deportes que Abidal "no ha publicado nada" y que su cuenta "ha sido hackeada".

La publicación original, por supuesto, se convirtió en noticia de alcance inmediato, dando lugar a toda clase de especulaciones y provocando tanto la incomodidad en el club como convirtiéndose en tema de conversación en la rueda de prensa que en ese momento ofrecía el precandidato a la presidencia del club azulgrana Víctor Font.

"No ha habido nada" repitió la fuente consultada, asegurando que en el caso del defensa holandés "no hay ninguna novedad", permaneciendo, tal y como admitió el presidente azulgrana ya en marzo, como uno de los objetivos del club e este mercado de fichajes.

En el Camp Nou, cierto, existe incomodidad por los fríos mensajes que lanza De Ligt. El último de ellos, desde Portugal y tras la disputa de la final four de la Liga de las Naciones se recibió con especial descontento por cuanto el jugador del Ajax llegó a poner en duda la conveniencia de fichar por el Barça.

En este sentido aumentó la sensación de que De Ligt estaría cerca de aceptar otra oferta, que podría ser del PSG, después de que el Barça, que a mediados de mayo expresó su intención de dar un paso adelante por el fichaje del joven capitán del Ajax, dejara claro que iba a mantenerse firme en sus postulados y no entrando en una subasta.

El jugador debería ser, como ocurrió en el caso de De Jong, quien mostrase de manera indiscutible su deseo de jugar en el Barça y a medida que pasan los días con De Ligt ese aspecto parece más lejano, lo que provoca incomodidad en el Camp Nou... Aunque, de momento, nada haya cambiado.