<
>

Zidane culpa a Bale por generar tensión

play
Bale entrena con normalidad con Real Madrid (0:46)

El entrenador, Zinedine Zidane, señaló que el galés se prepara junto con el resto del equipo para enfrentar el martes al Arsenal (0:46)

Zinedine Zidane responsabilizó a Gareth Bale de la tensión generada tras dejarlo fuera en la derrota por 3-1 del Real Madrid ante el Bayern Munich, del pasado sábado, que marcó el debut del equipo merengue en la International Champions Cup.

“El otro día Gareth no se cambió porque él no quería, nada más”, dijo Zidane en una rueda de prensa celebrada este lunes en Washington, en la que la delicada situación del galés acaparó toda la atención.

El técnico quiere fuera al jugador. Lo había dejado claro con sus decisiones antes de que terminara la campaña. Se lo había comunicado al propio futbolista en privado, y el sábado, la situación escaló cuando lo mandó a la grada y posteriormente declaró que “lo mejor para todos” es que se marche y “si es mañana, mejor”.

Las palabras de Zidane causaron gran revuelo y no gustaron en el club, según pudo saber ESPN Deportes.

El ambiente enrarecido supone una complicación más en las negociaciones para su salida. En el Real Madrid, que hasta hace un mes esperaban recibir al menos 80 millones por su traspaso, no gusta la idea de dejarlo salir gratis – algo que piden los clubes chinos debido al impuesto a los fichajes millonarios – y si se ha retrasado su salida es debido a que aún buscan la manera de sacar algo del traspaso.

Mucho menos gustó al jugador y su entorno, que lo tomaron como una falta de respeto.

La tensión, ya insostenible, obligó al técnico a intentar normalizar la situación y matizar su discurso apegándose a uno más cercano a la versión institucional, que apunta a que la intención del técnico no era “faltar al respeto” al jugador.

“Voy a intentar ser claro con lo de Gareth. Lo primero, yo no he faltado respeto a nadie y menos a un jugador. Siempre dije lo mismo. Los jugadores son lo más importante. La segunda cosa, yo decía que el club estaba tratando su salida. Punto. Esto es el segundo punto. Y la tercera que me parece importante. El otro día no se cambió Gareth porque él no quería, nada más. Solo por eso. Ahora, volvemos a lo mismo. Gareth es un jugador del Real Madrid. Va a entrenar con normalidad hoy y veremos lo que va a pasar mañana (en el partido frente al Arsenal)”, dijo Zidane.

Pero la realidad es que Zidane no ha cambiado de opinión y no cuenta más con el jugador de lo que contaba cuando lo dejó fuera de la convocatoria por primera vez en mayo.

Bale sigue concentrado con el equipo blanco. Su destino apunta a la Superliga china, pues a las oficinas del club no ha llegado una sola oferta de un equipo europeo que pueda hacer frente a su elevada ficha (más de 15 millones de euros).

Ha trascendido que a Gareth Bale, quien recientemente cumplió 30 años, no le atrae el futbol chino, pero sabe que es su única opción para seguir jugando, pues no tendrá lugar en el Real Madrid. Aunque Zidane diga lo contrario.

Zidane aseguró que esta vez, ante el Arsenal, no ha pedido quedar fuera otra vez.

“Por eso va a entrenar con normalidad”, según el técnico.

“Yo lo que hago es respetar a los jugadores; yo no puedo mentir. El jugador está aquí, va a hacer lo mismo que los demás, lo voy a meter en todo lo que vamos a hacer. Ésa es la realidad”, insistió.

Pero la situación “no va a cambiar”, y la única solución es que se marche. “Si es mañana, mejor”, como confesó Zidane hace unos días.