<
>

Fuentes: Barcelona se concentrará en talento joven

play
Pep Guardiola hace un llamado a la comunidad internacional a intervenir en el conflicto en Cataluña (2:05)

El DT catalán considera que es un ataque a los derechos humanos la sentencia a los líderes independentistas. (2:05)

La eclosión de Ansu Fati en el primer equipo del FC Barcelona, tan esperada en clave de futuro como sorprendente por su inmediatez, ha supuesto la confirmación de una nueva tendencia en el club azulgrana: no aparcando la lógica vigilancia al mercado por el fichaje de futbolistas consagrados que encajen en el primer equipo, se pone ya especial atención, confirmó a ESPN Digital una fuente de la entidad, en el rastreo de jóvenes talentos, jugadores llamados a triunfar pero que aún están en desarrollo. Y, por tanto, no han disparado su cotización.

"Siempre ha existido ese seguimiento, pero en los últimos años se ha acentuado y las cosas han cambiado. Antes te llamaba un amigo hablándote de un chaval de 16 años y te ibas a ver qué tal, con tiempo, con calma... Y eso ahora ha desaparecido. Un vídeo de youtube, un representante, un equipo de scouting de varios clubs haciendo informes. Tienes que moverte muy rápido" explicó la persona consultada, admitiendo que "siempre" se corre el riesgo del error en cualquier elección.

Esos 'errores' han sido varios en los últimos años aunque desde el Barça se lamenta que desde el entorno se haga más énfasis en ellos que en los aciertos, que también ha habido y no pocos. Ya sea a muy temprana edad, como fue Ansu, o en la parte final de su formación, casos de Ronald (https://espndeportes.espn.com/soccer/player/stats/_/id/270821/ronald-araujo) Araújo, quien ya debutó con el primer equipo ante el Sevilla, o Hiroki Abe, fichado en verano y citado para la gira de pretemporada.

PRESENTE... FUTURO

Con la cotización de Fabián Ruiz, hoy de 23 años y fijo en el Napoli, disparada dos años después de que el Barcelona descartase su fichaje, en el Camp Nou se entiende fundamental priorizar ese talento de futuro que, además, ayude a frenar el disparado gasto que sorporta.

Así, el club azulgrana tiene en seguimiento a un buen número de jugadores en Europa, de quienes se aumentan informes sobre el terreno, con tiento y contemplando no solo su calidad o proyección sino, también, "su adaptación" al club porque, afirma la misma fuente, "debe verse su integración a la filosofía futbolística del Barça".

Ryan Gravenberch es un nombre marcado de manera especial. De 17 años, aún juega en el segundo equipo del Ajax y su potencial en el centro del campo es tan apreciado como el que se contempla en el delantero alemán Karim Adeyemi, apuntado este martes por el diario Mundo Deportivo, internacional en las categorías inferiores de la selección germana y que el Salzburgo, excelente vivero en los últimos años (Keita, quien llegó al Liverpool cuando se marchó Coutinho o Upamecano como máximos representantes), mantiene cedido en el Liefering.

Hay varios más. Como el delantero holandés Boadu, de 17 años y que ya suma 8 goles en una veintena de partidos con el primer equipo del AZ o el alemán Kai Havertz, poderoso centrocampista ofensivo que recién cumplidos los 20 años es indiscutible en un Bayer Leverkusen con el que la pasada temporada anotó 20 goles.

AGILIDAD

En el Barcelona se trabaja alrededor de todos ellos con el objeto de tener clara la conveniencia de dar el paso adelante antes de que sea tarde. En este sentido la información de Mundo Deportivo apuntó este martes que por Adeyemi, quien cumplirá 18 años en enero, se estudia su fichaje en este próximo mercado de invierno para incorporarlo al Barça B... Con un precio no inferior a los 8 millones de euros.

"Hay que estar muy atento" solventó la persona consultada, admitiendo que hacer inversiones de ese tipo en jugadores tan jóvenes puede parecer contraproducente pero que no hacerlo provoca el riesgo de "arrepentirse" después.

Es el caso, destacado, de Eduardo Camavinga, 'todocampista' francés de origen congoleño que cumplirá 17 años el 10 de noviembre y que siendo ya el líder de un Rennes con el que mantiene contrato hasta 2022, está en el ojo de varios grandes en Europa... Entre ellos del Barça.