<
>

Hazard: "Fue un sueño llegar aquí"

play
¿Firmó su salida del Real Madrid? (2:32)

"Costó 101 millones de euros y no ha redituado lo que quiere el Real Madrid". (2:32)

El delantero Eden Hazard relató cómo han sido sus primeros meses en el Real Madrid, donde siempre “fue un sueño” llegar, además de revelar que su actual técnico Zinedine Zidane “tiene cierto poder sobre mí”.

En una entrevista concedida a ‘L’Equipe’, el belga contó la ilusión que siempre tuvo de jugar en el conjunto merengue y lo impresionado que quedó a su llegada.

“Fue un sueño llegar aquí. Cuando era muy pequeño, en el jardín de casa, siempre era el equipo que apoyaba. Además, estaba Zidane, mi ídolo. El estadio, cuando lo vi en la televisión, fue mágico.

“Cuando llegas y ves la ciudad deportiva, la seguridad es enorme y es todo súper grande. Vi los campos de entrenamiento. Nunca los conté, pero hay 13. Además, el hotel de los jugadores... Creo que si este club es tan grande, también es gracias a eso. Tienen a los mejores jugadores y sientes el peso de la historia. Es una cultura”, consideró.

Hazard descartó sentir arrepentimiento por no haber llegado antes al Madrid, pues valoró las experiencias que tuvo en otros clubes y ligas.

“¿Si era frustrante no haber podido fichar antes? No, porque allá donde he ido me ha ido bien. Pero era de lógica que algún día acabara aquí. Si no se concretó antes fue porque quise probar el futbol inglés. Solo tenía 21 años y era más fácil triunfar allí que aquí, sobre todo para un extranjero”.

Finalmente, el seleccionado belga se refirió a la admiración que tuvo por Zidane desde su época de futbolista y lo que significa que ahora sea su entrenador.

“Es difícil de copiar. Cuando miras sus controles, sus pases, era muy elegante. Me atraía y me sentía muy identificado. Me fascina y tiene hasta cierto poder sobre mí. En la Euro de 2016 me dijo: ‘Sería bueno que vinieras’. Y cuando Zidane te llama...

“Ama a sus jugadores y sientes que el vestuario está feliz de tenerle como entrenador… Los entrenamientos son siempre con balón. Cuando has experimentado con italianos, como he hecho yo con Conte o Sarri, te diviertes mucho menos. Es más enmarcado todo”.