<
>

El once ideal que jugó en Atlético y Barcelona

play
Toda la actualidad de Barcelona, por el especialista (2:54)

Mirá lo más destacado del equipo blaugrana, por Moisés Llorens. (2:54)

BARCELONA -- Atlético de Madrid y FC Barcelona, históricos del fútbol español y unidos íntimamente por su rivalidad con el Real Madrid, han contado a lo largo de su historia con una treintena de futbolistas que jugaron durante su carrera deportiva en los dos clubes. Antoine Griezmann, el fichaje más caro realizado nunca por el club azulgrana (sin contar los variables incluidos en los contratos de Dembélé o Coutinho), es el último de una larga lista.

Desde Ángel Arocha, azulgrana entre 1926 y 1933 y colchonero desde entonces y hasta 1936, y hasta Griezmann se podrían anotar nombres como los del portero Argila (internacional con España), Geli, Mendonça, Juan Carlos, Soler, Landáburu, Albertini, Simao, Luis García o Arda Turan... Pero este sería, sin duda, el mejor once formado por jugadores que defendieron ambas camisetas.

PORTERO
Miguel Reina. Padre del actual portero del Milan, a la vez canterano del Barça y campeón del Mundo en 2010, Miguel Reina llegó al Barça desde el Córdoba en 1966 y hasta 1973 disputó un total de 288 partidos. Portero muy ágil y espectacular, mantuvo una difícil relación con la hinchada del Camp Nou, marchándose en circunstancias nunca explicadas (se habló de un problema empresarial) al Atlético en el verano de 1973 y hasta su retirada en 1980 defendió la meta colchonera en 213 encuentros. Con el Barça ganó 3 Copas del Generalísimo y una Copa de Ferias; con el Atlético una Liga y una Copa Intercontinental.

DEFENSA DERECHO
José María Martín. Lateral derecho nacido en La Coruña, comenzó su carrera en Argentina (Banfield) y Brasil (Vasco da Gama), antes de volver a Galicia y jugar en el Deportivo entre 1948 y 1950 para pasar entonces al Barcelona, con el que fue integrante del Barça de las Cinco Copas jugando 88 partidos hasta que en 1953 pasó al Atlético de Madrid, en el que permaneció durante tres temporadas para acabar su carrera en el Valencia. De rojiblanco jugó 74 partidos sin ganar títulos. Antes, de azulgrana, logró la Liga en dos ocasiones, la Copa del Generalísimo en tres y una vez la Copa Latina y Copa Duarte.

CENTRAL
Pablo Alfaro. Central recordado por su dureza, solo jugó una temporada en cada club, aunque sumó casi 600 partidos durante toda una carrera en la que acabó siendo leyenda con el Sevilla. Llegó al Dream Team desde el Zaragoza en la temporada 1992-93 y tras lograr Liga, Supercopa de Europa y Supercopa de España, aunque solamente interviniendo en 27 partidos, se marchó al cabo de un año al Racing de Santander. En 1996 fichó por el Atlético, permaneciendo solo una temporada en la que jugó 18 encuentros.

CENTRAL
Juanjo Enríquez. Catapultado en el Salamanca, el Barcelona se adelantó al Real Madrid en su fichaje en 1977, aunque como azulgrana solo disputó 33 partidos en dos temporadas logrando Copa de España y Recopa de Europa. Apartado del equipo por orden del presidente Núñez, en 1979 se marchó al Recreativo de Huelva antes de ser fichado por el Atlético de Madrid, en 1981. De rojiblanco se alineó en 56 partidos hasta 1985, conquistando una Copa de España.

DEFENSA IZQUIERDO
Julio Alberto. Canterano del Atlético, en el que jugó 86 partidos entre 1978 y 1982, desarrolló la mayor, y mejor, parte de su carrera en el Barça, sumando 379 partidos hasta su retirada en 1991 y conquistando dos títulos de Liga, tres Copas del Rey, una Recopa, una Supercopa de España y dos Copas de la Liga. Leyenda azulgrana, es, sin duda, el lateral zurdo más recordado en la historia del Camp Nou.

CENTROCAMPISTA
Bernd Schuster. Apodado ‘El Nibelungo’, llegó al Barcelona desde el Colonia por un millón de dólares en diciembre de 1980, con apenas 20 años y siendo considerado un crack en ciernes del fútbol alemán... Lo que confirmó con creces en el club azulgrana, en el que permaneció hasta 1988, jugando 295 partidos y conquistando un título de Liga, una Recopa, tres Copas del Rey, una Supercopa de España y dos Copas de la Liga. Señalado por la derrota de la final de la Copa de Europa en 1986 y enfrentado al presidente Núñez, en 1988 se marchó al Real Madrid, en el que permaneció dos temporadas antes de fichar, en 1990, por el Atlético, con el que jugó 112 partidos hasta 1993 y ganó dos veces la Copa del Rey.

CENTROCAMPISTA
Eusebio Sacristán. Trascendental integrante del Dream Team, llegó al Barcelona procedente del Atlético de Madrid, en el que tras catapultarse con el Valladolid solamente jugó 33 partidos en una única temporada, la 1987-88. Como azulgrana sumó 403 partidos hasta 1995, conquistando cuatro Ligas, una Copa del Rey, tres Supercopas de España, una Recopa, una Supercopa de Europa y, por encima de todo, la legendaria Copa de Europa de 1992, en Wembley y provocando la falta que acabaría con el gol de Koeman.

CENTROCAMPISTA
Marcial Pina. Estrella en el Espanyol, el Barça le fichó al descender el equipo periquito a Segunda División en 1969 y hasta 1977 disputó 347 partidos de azulgrana, conquistando una Liga y una Copa del Generalísimo. Interior zurdo de clase exquisita, el Barça le echó del club tras ser descubierto en una discoteca de Madrid después de una derrota del equipo azulgrana. Al acabar aquella temporada fichó por el Atlético, en el que fue clave durante tres cursos, sumando 77 partidos hasta su retirada y siendo histórico su regreso, como rojiblanco, al Camp Nou, marcando dos goles en una victoria colchonera por 2-4 ante la bronca del público.

DELANTERO
David Villa. Canterano del Sporting, llegó al Barcelona, procedente del Valencia, en 2010 y hasta 2013 jugó 119 partidos, siendo un secundario de lujo al lado de Messi y ganando dos títulos de Liga, una Champions, una Supercopa de Europa, un Mundial de clubs, una Copa del Rey y dos Supercopas de España. En el verano de 2013 fue transferido al Atlético, en el que solo permaneció una temporada, jugando 47 partidos y conquistando un título de Liga que se sentenció… en el Camp Nou.

DELANTERO
Julio Salinas. Fichó, desde el Athletic de Bilbao, por el Atlético de Madrid en 1986 y tras dos temporadas, en las que se jugó 89 partidos, fue traspasado al Barcelona, en el que permaneció hasta 1994, sumando 303 partidos como suplente de lujo del Dream Team, con el que conquistó cuatro Ligas, la Copa de Europa de 1992, una Copa del Rey, tres Supercopas de España, una Recopa y una Supercopa de Europa. Tras la derrota de la final de Atenas Cruyff no le renovó contrato y se fue al Deportivo de La Coruña.

DELANTERO
Marcos Alonso. Hijo de un mítico defensa del Real Madrid, y padre del hoy futbolista del Chelsea de su mismo nombre, se crió en la cantera del Racing de Santander, jugó 111 partidos en el Atlético entre 1979 y 1982, cuando fue fichado por el Barça, en el que hasta 1987 jugó 219 partidos, conquistando un título de Liga, uno de Copa del Rey (mítico su gol decisivo en la final de 1983 contra el Real Madrid), una Supercopa de España y dos Copas de la Liga. Exterior zurdo de gran rapidez, en 1987 regresó al Atlético durante otras dos temporadas en las que disputó 34 partidos, fichando ya en 1989 por el Logroñés.