<
>

Las seis claves de Valverde en el Barcelona

play
Moisés Llorens: 'El circo en el Barcelona no se acaba con la salida de Valverde' (3:53)

Moisés Llorens aseguró en Jorge Ramos y su Banda que todavía continúa la crisis en el equipo blaugrana, a pesar de la salida de Ernesto Valverde como entrenador. También da detalles de cómo se gestó su salida. (3:53)

BARCELONA -- El Barcelona destituyó este lunes a Ernesto Valverde tras dos temporadas y media y cuatro títulos (dos Ligas, una Copa del Rey y una Supercopa de España), un ciclo en el banquillo azulgrana marcado por seis claves.

1. Eliminaciones europeas

La gran mancha del paso de Valverde por el banquillo azulgrana está en la Champions League. Si en su primer año el extremeño sufrió una dolorosa eliminación en cuartos de final a manos de la Roma, que remontó una desventaja de tres goles, en su segunda temporada el Barça sufrió en Liverpool un batacazo todavía mayor, al recibir cuatro tantos en la vuelta de las semifinales.

.

2. Ligas impecables

El bienio de Ernesto Valverde deja dos Ligas más en las vitrinas culés, ganadas además con una autoridad incontestable. Contando las dos campañas ligueras, el Barcelona sumó 25 puntos más que su más inmediato perseguidor, el Atlético de Madrid, y 35 más que su máximo rival, el Real Madrid. En el ecuador de su temporada, aun sin tanta brillantez, el equipo es líder de LaLiga empatado a puntos con los blancos.

3. Un vestuario en calma

La plantilla siempre se mantuvo unida y sin sobresaltos en torno a la figura de su técnico. Los jugadores apoyaron al entrenador ahora destituido hasta su último día de trabajo y hombres tan importantes como Leo Messi, Gerard Piqué o Luis Suárez le exculparon de los grandes varapalos europeos o de la dolorosa derrota en la Supercopa ante el Atlético de Madrid.

4. El resultado por encima del control

Ante la salida de Neymar en su primera pretemporada, el 'Txingurri' no dudó en priorizar la defensa de su área con hombres como Paulinho, primero, y Arturo Vidal, después. La afición culé no olvidará su frase antes de jugar en Anfield: "Tenemos que atacar. Pensar en tener el control es un absurdo, un error". Al final, pasó lo que pasó.

5. Sometimiento a la dirección técnica

Valverde nunca protestó ante los refuerzos que le proporcionó la dirección deportiva, con Pep Segura a la cabeza, pese a que algunos como Kevin-Prince Boateng, Jeison Murillo o Malcom Oliveira tuvieron muy poca participación en el equipo. Valverde llegó a reconocer en público que el brasileño era una apuesta del club, no suya.

6. Canteranos efímeros

"Sería conveniente no hacer demagogia con la cantera", advirtió el extremeño tras el fichaje de Murillo. La temporada pasada debutaron ocho canteranos con el Barça, 14 en total desde que llegó al banquillo. Sólo Ansu Fati y Carles Pérez, en este último curso y debido a las lesiones, han contado para Valverde y han generado algo de ilusión en la afición.