<
>

El Barcelona de Setién estrena su nuevo rostro ante Granada

play
Setién cumplió el sueño de todos: jugar un loco con Messi en Barcelona (0:25)

El flamante entrenador blaugrana tiró unos pases con la Pulga y cuando perdió tuvo que correr para recuperar la pelota. (0:25)

BARCELONA -- De pronto el barcelonismo sonríe. En tres días (“el fútbol no tiene memoria” es probablemente el dicho más certero alrededor de este deporte) la figura de Ernesto Valverde pasó al olvido. Se guardó un escrupuloso duelo crítico por las malas maneras de la directiva del Barcelona al despedir al Txingurri y sin perder el tiempo hubo un abrazo unánime al nuevo entrenador.

Quique Setién llegó al Camp Nou proclamando su sorpresa por ser el elegido y enfiló un discurso tan radical que enamoró. Cruyffista declarado, el veterano cántabro (a sus 61 años será el segundo más veterano tras Bobby Robson en estrenarse como técnico azulgrana) cambió rutinas, se llevó a la plantilla a cenar, dio visibilidad a Riqui Puig y llegó a sentenciar que la cantera va a ganar protagonismo.

De pronto el barcelonismo sonríe a pesar de que el equipo más caro de la historia está en manos de un entrenador que apenas ha dirigido cuatro temporadas en Primera División y nunca ha conquistado un título. Y la hinchada recuperó en solo cuatro días la ilusión perdida, expectante con un debut que se diría puede provocar la mayor revolución que se recuerda en el Camp Nou. O no.

Se acabaron las fanfarrias, los elogios regalados, la alegría desatada y vuelve la verdad: el fútbol. Simple y llanamente. Y este domingo empezará la realidad que debe mostrar el nuevo Barça de Quique Setién. El Granada, que derrumbó al campeón allá por el mes de septiembre para comenzar a poner en duda la permanencia de Valverde, en lo que fue el inicio de un final que se prolongó durante casi cuatro meses, se presentará en el Camp Nou como auténtica piedra de toque ante la que el equipo azulgrana deberá mostrar su nueva personalidad.

Recuperando la costumbre de Luis Enrique, el nuevo entrenador no dará a conocer la convocatoria hasta el mismo día del partido, en la que habrá una suave sesión matinal para pulir todos los detalles que ha ido mostrando durante sus primeros cinco días al frente de una plantilla expectante ante los cambios que se avecinan.

Y que, de entrada, deberían comenzar a contemplarse este domingo.