<
>

Koeman pide dar "un paso adelante" al Barcelona, pues "aún podemos ganar La Liga"

play
Lenglet le regala el empate al Cádiz y sepulta al Barcelona (2:04)

El conjunto azulgrana ganaba con gol de Leo Messi, y en los minutos finales el defensa francés regaló un penalti con el que el Cádiz igualó. (2:04)

BARCELONA -- Ronald Koeman varió este martes su mensaje y, quizá entendiendo necesaria una inyección de autoestima en el vestuario, reclamó a sus jugadores "un paso adelante" advirtiendo que soñar con el título, a pesar del tropiezo ante el Cádiz, no es un imposible, todavía. "Creo que aún podemos ganar la Liga", sentenció el entrenador azulgrana, quien recordó la irregularidad que se ha instalado en el campeonato.

"Se ha demostrado que cuesta ganar los partidos, que cada equipo puede bajar y que aún es posible", solventó... Dando cuenta de que esta semana será "muy importante. Depende mucho de los dos próximos partidos para pensar en el campeonato y por eso no soy partidario de pensar que el partido de Copa con el Sevilla es el más importante".

"Tenemos que buscar la energía que tuvimos en otros partidos; de los últimos 13 de Liga hemos ganado 10 y empatado tres... Sí fue una decepción el empate del otro día, pero hay que seguir y pensar que estamos en el momento en que nos jugamos mucho", incidió el holandés, que pidió, especialmente, un paso adelante de los veteranos.

"Somos el Barça y es el momento en que los veteranos, los capitanes, deben crear un ambiente para ir a por todo", señaló, destacando que siempre ha sido favorable en "dar oportunidades a los jóvenes" pero que hay momentos especialmente delicados y señalados. "No es un momento para coger más gente de abajo. Siempre pienso en dar minutos a los jóvenes, pero ahora, para sacar las castañas del fuego, necesitamos a los más experimentados", sentenció.

Koeman admitió que el ánimo "ha bajado" y lo entendió "normal porque fue un palo empatar con el Cádiz... Pero si mañana ganamos nos volvemos a poner segundos (en realidad terceros) y veremos diferentes las cosas".

Es por ello que dejó claro que, en el aspecto personal "estoy bien, después del Cádiz estaba fatal porque me siento responsable y me afecta pero debo tener confianza para darla a mis jugadores y pensar que la distancia es menos que hace tres semanas".

"He hablado con Lenglet esta mañana. Es un muy buen profesional que se toma esto muy personal. No es culpable solo un jugador, aunque claro que esa es una jugada que él lo pudo hacer mejor y en algunos momentos ha estado en fallos de defensa pero hemos cometido muchos errores en ataque que pudimos sentenciar, marcar un segundo gol... Con 2-0 una jugada en el último minuto no es tan decisiva", destacó al ser preguntado por Lenglet y trasladando "la responsabilidad a todos, al equipo".

"Hemos cometido errores individuales pero no es justo señalar a un jugador solamente porque tuvimos ocasiones para sentenciar el partido y no se hizo", recordó Koeman, conviniendo que aún "sería peor no crear oportunidades, pero está claro que tenemos que ser más efectivos arriba".

"Nos falta efectividad de medio campo arriba... Dembélé tuvo tes o cuatro posibilidades y dos oportunidades en que al menos debes marcar un gol. Si lo haces, no acabas sufriendo", reclamó el técnico, quien, a pesar de todo, dejó claro que no es amigo de encender sus críticas contra los jugadores fuera del vestuario.

"Dentro sí hay crítica. Dentro. Mi trabajo es analizar y hablo claro con los jugadores, pero lo que no me gusta es hacerlo fuera a través de la prensa. Fuera hay que proteger a los futbolistas y tener con ellos una buena comunicación pero en el vestuario sí se habla claramente", sentenció.