<
>

Zidane no piensa en Haaland como refuerzo del Real Madrid

Tras la reunión del padre de Haaland y su representante con la directiva del Real Madrid, Zidane esquivó el tema sobre la posibilidad de contratación del noruego

Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, aseguró que por su cabeza solo pasa el encuentro liguero de este sábado contra el Eibar y no piensa en la opción de fichar al delantero noruego Erling Haaland, tras las primeras reuniones del club con el padre del jugador y su representante.

"Me canso de decir lo mismo, todo lo que pueda pasar fuera y de un jugador que no es mío, no voy a decir si está bien o mal. Lo que me interesa es pensar únicamente en el partido de mañana, de lo que va a pasar el próximo año no sé", aseguró sin dejar su opinión sobre el interés del Real Madrid en Haaland.

"Cada uno hace lo que quiere aquí, no me meto en nada. Cada uno hace lo que cree conveniente. Mi trabajo es preparar muy bien con mis jugadores y con la gente que trabaja aquí el partido de mañana", añadió.

Centrado solo en el presente y en lo deportivo, el técnico francés aseguró que está "contento de volver a competir" tras los partidos de selecciones y centrado en un partido en el que no pueden fallar.

"Entramos en un tramo final en el que todos los partidos son importantes. Nos faltan quince finales y vamos a pelear hasta el último partido empezando por mañana. Será uno con mucha intensidad ante un rival que va a venir a jugar a tope. Pensamos únicamente en el Eibar y nada más", manifestó.

Sin mirar más allá, porque aseguró Zidane que solo una victoria ante el Eibar permitirá "gestionar el resto", el técnico francés lamentó las lesiones tras perder nuevamente a su capitán Sergio Ramos. "Es más difícil pero no podemos gestionar las lesiones que llegan de vez en cuando. Me gustaría tener a todos los jugadores sanos y perfectos, pero no es el caso. El fútbol hoy en día exige muchísimo".

Por último, preguntado por el cansancio que mostró Kylian Mbappé por las críticas recibidas por sus últimos partidos con la selección francesa, Zidane le recomendó paciencia.

"La presión y las críticas acompañan al jugador. Cuanto más fuerte eres, más vas a ser criticado. Es así para todos los jugadores. Aunque haya tenido una reacción, siempre habrá críticas. Le dirán cosas maravillosas cuando haga algo bueno y cosas malas en los malo. Eso no cambia nunca, lo sabemos bien aquí".