<
>

Barcelona suspende Asamblea en víspera al Clásico; la reanudará el 23 de octubre

play
Ansu Fati comienza a enamorar a la afición en Barcelona (1:55)

El joven jugador encabezó el triunfo del Barcelona sobre el Valencia con un desempeño que ilusiona a la afición catalana, como hace varios años lo hizo Lionel Messi, reporta Jordi Blanco. (1:55)

Joan Laporta la presentó durante su discurso, a primera hora de la tarde, como la asamblea de compromisarios "más importante de los últimos años"... Y tanto lo era que ante el retraso que ésta sufría, cuando a media hora de comenzar el partido entre el Barcelona y el Valencia aún tenían que votarse los puntos más polémicos, que el presidente tomó al vuelo la solicitud de un socio y solventó suspenderla y aplazarla.

La Asamblea se reanudará el próximo sábado 23 de octubre, la previa del Clásico frente al Real Madrid y en ella deberán decidir y votarse los asuntos más peliagudos para la directiva azulgrana.

Lo nunca visto ocurrió en un abrir y cerrar de ojos después de cinco largas horas en las que dio para aprobarse el cierre del ejercicio 2020-21 con las conocidas pérdidas millonarias, superiores a los $500 millones, y el presupuesto presentado para la temporada actual que la directiva confía en cerrar con un beneficio mínimo de seis millones.

Laporta insinuó la posibilidad real de convocar una asamblea extraordinaria solo centrada en la figura de Bartomeu y su gestión. "Cuando tengamos toda la información se decidirá", reveló el presidente, no rechazando que se pudieran llevar a cabo acciones legales contra los antiguos directivos del club, revelando, repitiendo y proclamando que se encontró al Barcelona "en el peor momento de su historia... Sabíamos que el club estaba mal, pero el desastre superó todo lo imaginable".

Recibió apoyos no disimulados, alguna que otra contestación, pero cuando se llegó a lo que se entendía momento culminante de la asamblea se cortó todo.

Hubo desacuerdos por parte de algunos socios asistentes, apenas 726 en el momento más numeroso a pesar de que estaban convocados cerca de 5 mil. Pero las cuentas se fueron aprobando por amplia mayoría hasta llegarse, entre presentaciones, preguntas, contestaciones y vídeos, a más allá de las siete de la tarde, cuando la vicepresidenta Elena Fort tomó la palabra para pedir la aprobación a la concesión de un crédito de 1,500 millones de euros para llevar adelante el Espai Barça.

El proyecto supone comenzar las obras del Camp Nou el segundo trimestre de 2022 y acabarlas a finales de 2025. "El Espai Barça es vital en la supervivencia del club", instó la vicepresidenta, sin ahorrar tampoco críticas a la antigua directiva de Bartomeu por su inacción y recordando que "solo el Valencia y el Barça no hemos actuado entre los grandes clubs... Se han construido o reformado hasta 67 estadios en los últimos 15 años mientras aquí se perdía el tiempo".

Pero tras la intervención de tres socios, dos de ellos solicitando que este asunto debiera votarse en referéndum y otro pidiendo la suspensión del acto por la cercanía del partido ante el Valencia, Laporta solventó ese aplazamiento hasta el próximo sábado... Cuando se deberán votar los asuntos más polémicos, desde el Espai Barça hasta la supresión del artículo 67 que libera de ser cesada a una directiva que acumule dos años de pérdidas.