<
>

¿Neymar obtuvo su merecido por ser exhibicionista con el PSG?

play
Neymar, 10 semanas fuera y adiós al Manchester (0:26)

El PSG aseguró que no habrá cirugía y que se hará un tratamiento conservador con el crack brasileño. (0:26)

El Paris Saint-Germain tendrá que enfrentarse nuevamente sin Neymar a la parte crítica de la temporada. El brasileño abandonó el campo la semana pasada en la Copa de Francia ante el Estrasburgo después de lesionarse de nuevo el quinto metatarsiano -el mismo en el que necesitó una cirugía la campaña pasada cuando estuvo fuera entre finales de febrero y finales de mayo-.

Esta vez él y el club han decidido no someterse a otra cirugía, pero todavía se perderá partidos importantes como el juego ante el Lyon el domingo, ante el Manchester United en los octavos de final de la Champions League y Le Classique ante el Marsella.

Sin embargo, los medios de comunicación franceses han estado involucrados en un debate diferente. No se trata de cuánto extrañará el PSG a Neymar en estos juegos; es si el delantero recibió o no lo que merecía por su exhibicionismo.

El entrenador del Estrasburgo, Thierry Laurey, defendió a sus jugadores durante la conferencia de prensa después de la derrota 0-2, incluso discutió con algunos periodistas, pero sugirió que el brasileño debería asumir su parte de la culpa por el maltrato que recibió.

“Entiendo que mis jugadores tuvieren suficiente de ser ridiculizados”, dijo Laurey. “Es bueno proteger a la gente, pero hay algunos límites. Cuando haces un pase con la espalda, te burlas de la gente. Cuando superas los límites, tienes que hacerte responsable. Y sumir la responsabilidad significa que recibirás patadas. Y no le pedí a mis jugadores que lo patearan, pero en algún momento, entiendo el por qué se hartán de él”.

Laurey se refirió a que Neymar hizo un pase con la espalda en la victoria del 9-0 ante el Guingamp en la semana previa; el brasileño también humilló al mediocampista del Estrasburgo, Moataz Zemzemi, junto con muchos otros trucos de driblar que no fueron bien recibidos por los rivales.

Anthony Goncalves, del Estrasbugo, dijo después del juego: “Neymar, es su estilo, pero cuando tú quieres jugar así, no puedes quejarte cuando recibes una patada por detrás. Él puede divertirse, pero no puede quejarse después”.

El debate no es nuevo. Neymar ha sido víctima de malos tratos desde que llegó a la Ligue 1 en el verano del 2017 desde el Barcelona. Su actitud ha afectado a muchas personas por manera incorrecta, mientras el PSG le ha escrito al jefe de los árbitros franceses en dos ocasiones para pedirle más protección para la superestrella.

Todos parecen tener una opinión sobre el tema, y la semana pasada, los ex internacionales de Francia, Christophe Dugarry y Jerome Rothen, tuvieron una gran discusión en la radio RMC.

“Por qué Neymar es exhibicionista? ¿Hay otro jugador en el mundo que haga eso? No”, dijo Dugarry, muy en el campo de anti Neymar.

Rother, un ex mediocampista del PSG, no pudo estar más en desacuerdo. “Neymar no se burla de los rivales. Todo lo que hace en el campo es útil”, dijo. “Cuando eres tan talentoso técnicamente, eso es lo que haces. Cuando Neymar se siente insultado y pateado a lo largo del juego, su forma de responder es disfrutar del futbol -haciendo trucos y mostrando su técnica él es mejor que los demás y es eficiente-. ¿Cómo se puede decir que Neymar está siendo irrespetuoso con sus trucos?”.

Para Neymar, todo se trata de divertirse y de hacer lo mejor para su equipo. Él no considera que haga trucos como exhibicionismo, y también en su mente es dar placer a los fans al hacer cosas que no muchos otros jugadores pueden hacer en el campo.

Como Johann Wolfgang von Goethe, uno de los grandes literarios alemanes de la era modera, dijo: “La persona que nace con un talento que deben utilizar encontrará su mayor felicidad al usarlo”. Esto resume a Neymar perfectamente.

Uno de los jugadores más creativos de todos los tiempos, el ex jugador del Real Madrid y de Francia, Zinedine Zidane, una vez reflexionó sobre el mismo problema: “Si haces dos o tres trucos seguidos, en la cuarta, tu rival te dirá que fue suficiente y te pareará. Así es como es y lo sé”.

Así que hay un límite. Los trucos de Neymar son parte de su juego y nadie querría quitarle su habilidad de expresarse, pero tiene que entender que si se excede, será visto como una provocación por los rivales que no necesitan una segunda invitación para hacer una marca física sobre él.

Para aquellos que no son tan hábiles como Neymar, ese talento siempre es una provocación de todos modos. Pero el PSG no puede darse el lujo de estar sin su estela en un momento crucial de la temporada. El próximo año, el club puede sugerirle que guarde sus trucos en el campo de entrenamiento, por temor a que vuelva a ocurrir lo mismo.