<
>

Higuaín, Piatek y Boateng marcan un mercado italiano lleno de sorpresas

Gonzalo Higuaín, que cambió al Milan por Chelsea, el polaco Krzystof Piatek, que sustituyó al "Pipita" en el conjunto milanés, o el ghanés Kevin Prince Boateng, pasado de Sassuolo a Barcelona, marcaron un mercado italiano lleno de sorpresas, cuando faltan escasas horas para el cierre oficial.

El Milan fue el equipo más activo, al perder a Higuaín y al incorporar al talento brasileño Lucas Paquetá además de Piatek, en una sesión iluminada también por el regreso del uruguayo Martín Cáceres a Juventus, el fichaje del paraguayo Antonio Sanabria para Génova o el del colombiano Luis Muriel para Fiorentina.

La gran sorpresa del mercado invernal italiano fue la de Higuaín, que pese llegar al Milan hace seis meses como fichaje estrella, forzó su salida tras un decepcionante arranque de temporada, con solo seis goles en quince partidos ligueros y la eliminación en la fase de grupos de la Liga Europa.

El "Pipita", cuya ficha pertenecía todavía a Juventus, llegó cedido hasta final de temporada al Chelsea y su salida fue sustituida por Piatek, la revelación absoluta de la primera mitad de la temporada italiana.

El delantero polaco marcó 13 goles ligueros y seis en la Copa Italia con Génova y llegó al Milan por 35 millones de euros. Se presentó de manera contundente, con un tremendo doblete al Napoli para lanzar al cuadro milanés hacia las semifinales de la Copa Italia.

Si la delantera "rossonera" tiene a Piatek como nuevo líder, el centro del campo cuenta ahora con Lucas Paquetá, talentoso volante de 21 años fichado por unos 35 millones de euros procedente de Flamengo.

Los primeros partidos jugados ilusionaron a la hinchada del Milan. El brasileño mostró grandes calidades técnicas, personalidad y capacidad de jugar en vertical. La asistencia ofrecida a Piatek en el Milan-Nápoles de Copa fue otra prueba de su asombroso potencial.

El cuadro "rossonero" sacudió al mercado de fichajes italiano y Génova, sin Piatek, apostó por Tony Sanabria, incorporado procedente de Real Betis y que tardó apenas cuatro minutos para estrenarse como goleador con la nueva camiseta. Lo hizo en el triunfo por 3-1 contra Empoli en la Serie A (Primera División).

Otra sorpresa la regaló Barcelona, quien reforzó su delantera con Prince Boateng, después de que este se luciera con cinco goles en los primeros seis meses disputados en Sassuolo. El cuadro de Ernesto Valverde pagó un millón de euros para la cesión del futbolista y cuenta con una opción de compra fijada en otros ocho millones.

Hubo menos cambios en el líder Juventus, que traspasó al defensa marroquí Medhi Benatia a Al Duhail Sports Club de Catar y que lo sustituyó con Martín Cáceres, un defensa que ya estuvo en dos distintas etapas en el cuadro "bianconero".

Los turineses, líderes de la Serie A con once puntos de ventaja sobre Napoli, segundo, agregaron un perfil de gran personalidad y que ya sabe lo que es ganar la Champions League, el gran objetivo del cuadro del técnico Massimiliano Allegri en esta campaña.

Entre los demás movimientos, Fiorentina fichó a Muriel procedente de Sevilla y el colombiano tuvo un impacto demoledor en el fútbol italiano, en el que ya estuvo hace tres años con Sampdoria, entre otros equipos. Muriel anotó tres goles en dos partidos y dio nuevo ímpetu a un Fiorentina que pelea por una plaza en la próxima Liga Europa.

Más tranquilo fue el mercado del Inter de Milan, que reforzó su carril derecho con el portugués de Southamton Cédric Soares. Los milaneses recibieron además una petición de ser traspasado por parte del croata Ivan Perisic, aunque a escasas horas del cierre del mercado no hay ofertas consideradas suficientes.

La sesión de mercado se cerrará oficialmente este jueves a las 20.00 locales.