<
>

Hace diez años el Inter ganaba su último scudetto de la mano de Milito

El Inter es sin dudas uno de los gigantes de Italia y uno de los clubes con más historia en el fútbol europeo. El único de su país que no descendió y el segundo con más scudettos, atrás de la Juventus. Tres veces campeón de la UEFA Champions League y misma cantidad de títulos mundiales. Palmarés le sobra pero su última década deja mucho que desear futbolísticamente.

La última vez que el Neroazzurri se consagró en la Serie A fue hace exactamente diez años, cuando daba la vuelta olímpica un 16 de mayo de 2010 de la mano de José Mourinho. Esa tarde de domingo lo vio imponerse 1-0 al Siena con el gol de Diego Milito. Ese día, el conjunto milanés lograba su quinto anillo local de forma consecutiva y el decimoctavo en su historia, número que no se alteró más.

Fue sin dudas la temporada más brillante para la institución, que consiguió el triplete histórico, algo inédito para el fútbol italiano: ganar Serie A, Copa Italia y UEFA Champions League. Este hito luego se magnificaría con la obtención de la Supercopa local y el Mundial de Clubes FIFA.

No hubiera sido apropiado analizar solamente punto por punto este último scudetto del Inter sin mencionar esas marcas también alcanzadas. Dan dimensión de lo que realmente fue: el primer gran equipo de esa década.

EL INTER CAMPEÓN 2009-10
Con 24 victorias, 10 empates y 4 derrotas, el Neroazzurri se coronó con 82 puntos, dos más que la Roma, su inmediato perseguidor, que tenía a figuras como Francesco Totti y Daniele De Rossi.

Es que el Inter tenía en sus filas a los mejores de esa temporada, ya que Massimo Moratti había decidido apostar con todo para armar un verdadero equipazo. Por eso no sintió la salida de Zlatan Ibrahimovic al Barcelona ni el retiro de Luis Figo. Sumó a nombres tales como Diego Milito (que venía de romper redes en el Genoa), Thiago Motta, Samuel Eto’o, Lucio y Wesley Sjneider, entre otros.

Comenzó el certamen igualando ante modesto Bari pero luego se encaminó hacia el éxito y entre las fechas 6 y 15 se mantuvo invicto, lo que repitió entre las 16 y 28. Se dio el gusto de aplastar 4-0 al AC Milan, su clásico rival, en la segunda jornada, y de ganarle 2-0 en la segunda vuelta. Sin embargo, recién pudo dar la vuelta en la última ya que la Roma fue un hueso duro de roer, que supo vencerlo 2-1 en la fecha 31, para meterle pimienta a la definición.

MILITO, EL GRAN GOLEADOR
Llegó unos meses antes del inicio del certamen a cambio de 25 millones de euros. Venía de marcar 24 goles en el club genovés, uno menos que el “capocannoneri” de la temporada pasada: Zlatan Ibrahimovic, del Inter por ese entonces.

En su segundo partido por Serie A con la camiseta del club se dio el gusto de marcar de penal, nada más y nada menos, que ante el AC Milan. De allí en adelante no paró y fue así como terminó segundo en la tabla de goleadores de ese torneo con 22 tantos, siete menos que Antonio Di Natale, del Udinese. Fue clave marcando el gol del campeonato ante el Siena. Al haber jugado en 35 de los 38 encuentros, redondeó un promedio de 0,62 tantos por duelo disputado.

Este scudetto marcó un antes y un después en la carrera de Milito como jugador del Inter. Fue la primera gran consagración de todo lo que vendría después: una UEFA Champions League, un Mundial de Clubes, una Supercopa italiana y dos Copa Italia.

FORTALEZA EN EL GIUSEPPE MEAZZA
Un punto destacado de este equipo fue lo duro que resultó jugando de local. En 19 presentaciones, ganó 15 y apenas igualó 4. Terminó invicto en el mítico estadio milanés.

DOS GOLES POR PARTIDO Y ¡A COBRAR!
Los equipos de Mourinho no suelen caracterizarse por el juego lírico sino por su solidez. Este Inter no fue la excepción, ya que anotó 75 tantos en las 38 jornadas, lo que promedió un número de 1,97 por encuentro.

En su defensa y en el arco estaba gran parte del éxito: recibió 34 goles, lo que redondeó un promedio de 0.89 por cotejo.

Con un Júlio César en un gran nivel como guardameta, formó una base defensiva con nombres como Iván Córdoba, Lúcio, Materazzi y Maicom y Walter Samuel. Estos dos últimos aportaron lo suyo en ofensiva, con seis y tres tantos respectivamente.

UN MEDIO DISCIPLINADO
Con estandartes como Javier Zanetti, Dejan Stankovic, Wesley Sneijder, Thiago Motta, Esteban Cambiasso y Suleyman Muntari, Mou armó la base del mediocentro. El “Cuchu” fue clave en la recuperación, mientras que el brasileño y el neerlandés pusieron su cuota goleadora, con cuatro tantos cada uno.

EL “PUPI”, SIEMPRE PRESENTE
Fue el jugador de campo que más minutos sumó en cancha en ese campeonato, con 3.349, producto de 35 encuentros. No anotó pero tampoco vio la tarjeta roja y solamente fue amonestado cuatro veces.

ETO’O, EL COMPAÑERO IDEAL DE ATAQUE
Diego Milito fue la gran figura en ofensiva pero eso se debió en gran parte al acompañamiento del camerunés, con quien formó una recordada dupla. Había ganado la UEFA Champions Legue con el Barcelona y no se despeinó cuando Mourinho le pidió que hiciera un trabajo de equipo y de menos lucimiento personal para asistir al argentino. Anotó doce goles en ese certamen, cuatro más que Mario Balotelli, habitualmente suplente, con ocho dianas.

EL ÚLTIMO SCUDETTO DE MOU
El portugués supo ganar muchísimo en casi todos los clubes en los que estuvo y el Inter no fue la excepción: dos títulos de Serie A, una Copa Italia, una Supercopa italiana y una UEFA Champions League. Este de 2009-10 fue su última vuelta en el Calcio, fútbol al que nunca regresó.

LO QUE VINO PARA EL INTER
A nivel el local, el club nunca pudo repetir algo así. En la siguiente temporada fue subcampeón del AC Milan y luego nunca estuvo ni siquiera en el podio. Recién en la presente edición se encuentra tercero, a nueve unidades del líder Juventus.

En el plano de UEFA Champions League, tras conquistar la 2009-10, apenas participó en tres ediciones más, siendo cuartos de final su mejor posición (2010-11).

YA CONOCE DE ESTAS RACHAS
No es la primera vez que el Inter atraviesa crisis futbolísticas como esta. Desde que se disputa la Serie A (1929-30), tuvo malos momentos que duraron varias temporadas: de 1939-40 a 1952-53; de 1953-54 a 1962-63; de 1970-71 a 1979-80; de 1979-80 a 1988-89; de 1988-89 a 2005-06.