<
>

Alexis Sánchez ingresó frente a Udinese, participó de un gol y celebró el Scudetto de Inter

play
Inter cerró su campeonato con una paliza al Udinese (7:08)

Fue 5-1 por parte del equipo de Conte con goles de Young, Eriksen, Lautaro, Perisic y Lukaku. Para la visita descontó el argentino Pereyra. (7:08)

El Inter de Milan de Alexis Sánchez y Arturo Vidal aplastó este domingo por 5-1 al Udinese para cerrar con broche de oro su temporada en la Serie A, la cual conquistaron de forma anticipada.

Luego del pitazo final, todo los jugadores nerazzurros, incluidos los dos seleccionados chilenos, levantaron el Scudetto y dieron rienda suelta a una eufórica celebración.

Tanto el "Niño Maravilla" como el "King" Arturo comenzaron el cotejo sentados en el banco de suplentes y vieron como su escuadra se imponía con propiedad a los visitantes. A los 8', Ashley Young marcaba la apertura de la cuenta, y más tarde, a los 44', Christian Eriksen aumentaba la ventaja en el marcador por 2-0.

En la segunda mitad se estimaba que Sánchez podía ver un poco de acción, pero tendrían que pasar unos cuantos minutos antes de que eso se concretara. En el intertanto, los de Milán seguían mostrando su poderío con nuevas anotaciones de Lautaro Martínez desde los doce pasos (55') e Iván Perisic (64').

Ya en el minuto 65', Conte decidió mover los hilos e hizo ingresar a Alexis en reemplazo de Andrea Pinamonti. El tocopillano como de costumbre se mostró motivado en su entrada al campo de juego y de inmediato marcó diferencias.

De hecho, el quinto tanto de los lombardos se originó gracias a una jugada suya. A los 71', dentro del área visitante, sorprendió al portero Juan Musso con un sutil disparo desde una distancia considerable que terminó estrellándose en el palo. El rebote lo aprovechó su compadre Romelu Lukaku para instaurar el 5-0.

play
1:30

La pelota busca al jugador: Lukaku metió un gol sin darse cuenta

El delantero de Inter facturó el 5-0 ante Udinese luego de que el centro de Alexis diera en el palo y le rebotara en la pera para meterse en el arco de Musso.

Para la visita descontó Roberto Pereyra a los 79', pero aquello no empaño ni en un milímetro la algarabía de las huestes nerazzurras, que por fin vieron concretada la celebración que se anticipaba desde hace muchas fechas.