Masato Morishige, de villano a héroe del FC Tokyo (0:48)
341d
Un blooper madrugador; Gu Sung-Yun se la comió en menos de dos minutos (1:02)
355d