<
>

Matías Viña: su vuelta al Parque Central, su futuro en la Roma de Mou y la competencia con Olivera en la selección

play
Matías Viña, de visita en el Parque Central: "Es muy lindo volver" (2:01)

El defensa de la Roma y de la Selección Uruguaya observó desde las tribunas del estadio de Nacional el triunfo ante River por la fecha 2 del Intermedio. (2:01)

Matías Viña, lateral de Roma y de la Selección Uruguaya, conversó sobre diversos aspectos luego de haber observado desde las tribunas del Gran Parque Central el triunfo de Nacional, su exequipo, ante River por 3 a 0 en la segunda fecha del Torneo Intermedio del Campeonato Uruguayo.

“Es muy lindo volver, me había tocado volver al Parque para jugar con la selección ante Colombia, pero hacía bastante tiempo que no disfrutaba de ver un partido en el Parque Central. También es muy lindo ver al equipo ganar, así que me pone muy contento por los compañeros con los que jugué y por Nacional”, destacó el futbolista que debutó oficialmente en Primera con el Bolso en abril del 2017, partiendo en los primeros días de 2020 a Palmeiras de Brasil.

Viña, quien fue acompañado por su novia y amigos, aseguró que visitar el escenario tricolor sin ser jugador del club le hizo recordar a cuando concurría de niño a alentar a Nacional. En particular, el defensa subrayó los buenos rendimientos que tuvieron Camilo Cándido y Leandro Lozano, los actuales laterales izquierdos en el plantel dirigido por Pablo Repetto. “Lo de Lozano me pone muy contento porque jugué en Tercera con él bastante tiempo, y uno se pone feliz cuando le va bien a ex compañeros. Se lo merece, espero que siga así y que disfrute el momento que le está tocando”, comentó el nacido en Empalme Olmos.

El jugador de 24 años dijo que se encuentra disfrutando de vacaciones, algo que hacía mucho tiempo no podía hacer producto de sus transferencias (en enero del 2020 pasó de Nacional al Palmeiras y en agosto del 2021 del elenco paulista a Roma luego de haber jugado la Copa América de Brasil) y de la pandemia del COVID-19.

El defensa afirmó: “Ahora sí estamos disfrutando lo que son las vacaciones, y disfrutando con mi familia, mis amigos y mi gente, y luego sí tocará volver a la Roma y centrarme en una nueva temporada. Este primer año fue bastante complicado por la adaptación, el italiano es un fútbol totalmente diferente, más táctico que el uruguayo o el brasileño”. Viña ha podido disputar 36 partidos en su primer año en el elenco de la capital italiana, siendo titular en 24 encuentros, pero perdiendo continuidad a medida que avanzó la temporada. Por ejemplo, el último partido que jugó desde el inicio con Roma fue el 17 de marzo ante Vitesse por la Conference League.

El uruguayo dijo que deberá ‘entrenar y dar siempre lo mejor’ para ganar más minutos y comentó que habló con el entrenador Mourinho respecto a la próxima temporada: “Él siempre me planteó la mejor, ahora en estos momentos no quiere que me vaya, quiere que me quede. Entonces debo tratar de disfrutar eso, y volver al 100% a entrenar el 11 de julio, trabajando con la mayor disponibilidad para poder jugar”.

“Mourinho siempre está jodiendo en el vestuario y cuando toca entrenar está siempre a disposición de todos, del que juega y del que no. Siempre está para charlar y dar una mano en todo lo que pueda. Como entrenador es muy buena persona también, así que se disfruta bastante el tener un entrenador así”, subrayó.

En relación a la meta de estar presente en la Copa del Mundo de Qatar 2022, Viña manifestó que ‘todo futbolista sueña con ir a un Mundial’, que en su caso sería el primero con la selección mayor (a nivel sub 20 ya disputó el Mundial de Corea del Sur 2017). El lateral izquierdo indicó sobre la lucha por un lugar en la Celeste: “Hay que pelearlo a morir, siempre entrenando a full pensando en eso. Obviamente que en todo paso que se da en los clubes se piensa siempre en la Selección”.

Y dijo sobre la gran competitividad que hay en su puesto, donde hoy en el elenco dirigido por Diego Alonso el titular es Mathías Olivera: “Hay que dar el máximo para poder jugar. A mí me pone muy contento por Mati, jugamos juntos en las formativas de Nacional desde que éramos muy chicos”.

“Obviamente que al jugar en el mismo puesto competimos, pero también me pone feliz porque sé el sacrificio que él hizo para poder llegar, así que ambos disfrutamos mucho el haber llegado los dos a la Selección”, valoró Viña.