<
>

Tras el debut, Lorenzo apunta a más juveniles y al 4-3-3 para lo que viene en Selección Colombia

Es momento de balance. Néstor Lorenzo ganó sus dos primeros amistosos con Selección Colombia y el camino al futuro le pide más lugar para los nuevos en el 4-3-3.

Terminó la gira por Estados Unidos invicto. Su equipo venció 4-1 a la débil Guatemala y 3-2 al mundialista México. Mezcló dos generaciones en 180 minutos. Priorizó a los referentes, le dio menos tiempo los jóvenes.

En esas pruebas, el técnico empezó a encontrar certezas y mostró rasgos que perfilan su estilo de conducción.

  • La experiencia no es intocable

En los dos amistosos alineó de entrada a los experimentados David Ospina, James Rodríguez, Juan Guillermo Cuadrado y Radamel Falcao. Gesto de reconocimiento por su trayectoria sin los rendimientos esperados.

Para contar con el 10 armó un 4-5-1 de mejor funcionamiento en el primer compromiso. Lo puso de mediapunta y cumplió con gol frente a las limitaciones de Guatemala.

Contra México el plan duró un tiempo. Reconoció los problemas con la salida tocando desde Ospina y la falta de conexión con la pelota que alejó a James de Falcao. El ensayo con Steven Alzate resultó mala idea por su inactividad, reflejada en la falta de distancia y ubicación para recuperar y entregar.

Para el segundo tiempo hizo tres cambios en ataque y movió a Cuadrado. Un sacudón de nombres pesados que gestó la remontada.

  • Juveniles a la cancha

Le dio oportunidad a Yaser Asprilla, John Lucumí, Jorge Carrascal, Luis Sinisterra y John Durán. El primer encuentro fue más tranquilo sin la exigencia de del rival. Ayudó a que se soltaran y al debut con gol de Yaser y Luis.

Frente a los mexicanos agregaron carácter con el marcador en contra. Lorenzo juntó a Carrascal y Sinisterra con Rafael Borré y Luis Díaz. Corrigió a tiempo y funcionó. El atacante de Leeds metió doblete y el exRiver fue conducción.

“Estábamos siendo tibios”, indicó el DT. Las ganas de los más jóvenes salvaron el partido. Merecen una oportunidad desde el inicio.

  • Mejor 4-3-3

Acomodó a Cuadrado de interior al lado de Wilmar Barrios y con Carrascal más adelante. Le entregó así el costado derecho a Sinisterra de decisiones más acertadas. El 4-3-3 le sentó mejor a Colombia para presionar más alto con Borré y tener más comprensión del partido con el jugador de Juventus.

“Necesitábamos circulación rápida y pensamos que Juan nos podía ayudar en ese sector y lo hizo fantástico”, expresó el técnico argentino.