<
>

En busca del batacazo: el posible once de Japón ante Alemania

El mayor reto en la historia de los Mundiales para la selección de Japón arranca este miércoles ante Alemania. Será el Estadio Internacional Jalifa el que acoja la ilusión y la ambición de los dirigidos por Hajime Moriyasu, que enfrentarán al primero de los dos campeones del mundo -el otro es España- que el sorteo de la fase de grupos le deparó en la Copa del Mundo de Qatar.

En la conferencia previa al partido, el seleccionador de Japón señaló que tendrán "que darlo todo, de otra manera será difícil" ante el equipo de Hansi Flick, favorito en el duelo y para quedarse con uno de los dos boletos a los octavos de final.

"Queremos cambiar la historia, para eso estamos aquí. Pero también nos gustaría hacerlo siempre lo mejor posible, en cada partido. Queremos demostrarle al mundo de lo que somos capaces", señaló Moriyasu, cuyo objetivo es avanzar a costa de los campeones del mundo y superar la barrera de los octavos de final, lo que sería un hito histórico para la selección nipona.

Consultado por la estrella del Eintracht Frankfurt, Daichi Kamada, el entrenador de Japón avisó que no solo está él, sino los ocho jugadores que militan en el fútbol alemán, siete de ellos en la Bundesliga y otro en la 2. Bundesliga.

De hecho, Kamada será la gran novedad en los Samuráis Azules respecto al equipo que logró la clasificación al Mundial. El mediapunta, que apenas contó para su seleccionador en meses previos, se ha hecho un hueco en el once a partir de su gran momento en el club alemán, donde fue campeón de la Europa League y acumula 10 goles en todas las competiciones de la presente temporada.

La titularidad de Kamada supone además que Moriyasu cambie su tradicional 4-3-3 de las Eliminatorias a un 4-2-3-1 para hacerle hueco a su gran figura, un dibujo táctico que ya ha probado en los amistosos premundialistas y que ya le dio resultados: victoria por 2-0 ante Estados Unidos, con un gol de la estrella del Frankfurt.

El cambio de sistema romperá una sociedad que dio grandes resultados en las Eliminatorias, la conformada por Wataru Endo, Aoi Tanaka y Hidemasa Morita. Precisamente este último apunta al banquillo, pero por unas molestias en el gemelo izquierdo que le impidieron trabajar a la par del grupo hasta el lunes 21, apenas dos días antes del duelo contra Alemania.

Morita no es el único que apunta a ser una baja sensible en Japón, también Takehiro Tomiyasu, el polifuncional defensa del Arsenal al que una lesión en la parte posterior del muslo derecho lo alejará de la titularidad ante Alemania, la misma que apunta a ser para Ko Itakura, central del Borussia Mönchengladbach.

Tras alternar en las Eliminatorias, Takefusa Kubo es otro que se ha hecho un hueco en el equipo de Moriyasu, también por el bajo nivel y poca actividad de Takumi Minamino, mientras en la defensa, el seleccionador de Japón apelará a la experiencia de Shuichi Gonda en el arco, Yuto Nagatomo y Hiroki Sakai en los laterales y del capitán Maya Yoshida en la zaga central.

Así, el probable once de Japón en el debut en la Copa del Mundo sería con: Gonda; Sakai, Yoshida, Itakura, Nagatomo; Endo, Tanaka; Junya Ito, Kamada, Kubo; Daizen Maeda.