<
>

Darwin Núñez fue el punto más alto de Uruguay en el empate ante Corea del Sur

El artiguense fue la punta de lanza en ofensiva para la Celeste en el debut en la Copa del Mundo de Qatar 2022. EFE

Uruguay igualó sin goles ante Corea del Sur en su debut en la Copa del Mundo de Qatar 2022, en un encuentro marcado por la paridad y en el que a la Celeste le costó lastimar a su rival.

En el planteo inicial, Diego Alonso sorprendió no solo por el hermetismo a la hora de definir a los once, sino por el 4-3-3 que eligió para afrontar el encuentro, distinto a lo ensayado en los amistosos previos.

La Celeste salió con Sergio Rochet en el arco, Diego Godín y José María Giménez como centrales, Mathías Olivera y Martín Cáceres por las bandas; Rodrigo Bentancur como eje junto a Matías Vecino y Federico Valverde como interiores; y arriba Luis Suárez como único punta acompañado por Darwin Núñez y Facundo Pellistri por afuera.

Si bien Uruguay padeció el encuentro por momentos, sobre todo cuando los coreanos manejaron la pelota, logró neutralizar la ofensiva de su rival y hubo varios puntos altos en el equipo.

Diego Godín y José María Giménez tuvieron un más que correcto partido, en el que no pasaron zozobras en ningún momento. La única jugada que logró inquietarlos fue un remate por arriba del travesaño de Hwang, que había apareció solo en el punto del penal, en la más clara del partido para Corea. El bloque defensivo, de hecho, fue lo mejor del equipo uruguayo contrariando lo que se preveía, ya que era el sector con más dudas en la previa. Mathías Olivera y Martín Cáceres tampoco tuvieron problemas defensivos, pero no se proyectaron demasiado en ataque.

En el medio, Rodrigo Bentancur tuvo un buen partido como de costumbre, con salida perfecta con pelota al pie, Federico Valverde estuvo muy marcado y no lo favoreció demasiado el juego directo uruguayo pese al remate a los 89' que dio en el palo -en la única que tuvo- y Matías Vecino no destacó. Arriba, Darwin Núñez estuvo enchufado y complicó solo a Corea del Sur. Luis Suárez y Facundo Pellistri no lograron acompañar al artiguense, encargado de empujar al equipo en ofensiva.

El delantero, en una posición en la que no es su ideal, logró cumplir su cometido de ensanchar al equipo y darle opciones por afuera, además de colaborar en el aspecto defensivo contra un equipo que suele destacar por su velocidad. Salvo en las dos que tuvo la Celeste en los palos, participó de todas las jugadas en ofensiva y le dio aire al equipo de Diego Alonso.

A los 81', además, tuvo la victoria en sus pies, cuando encaró para adentro y remató al arco defendido por Seung-gyu Kim, con un disparo que se fue apenas desviado y que pudo haber coronado un gran debut mundialista para él.