<
>

Tabárez: "No vamos a dejar afuera a gente que ha hecho la historia acá"

play
Cavani: la 'familia' de la selección y el porqué de los objetivos cumplidos (2:05)

El delantero uruguayo conversó con Diego Muñoz sobre las principales virtudes de la selección uruguaya (2:05)

El técnico de la Selección Uruguaya, Óscar Washington Tabárez, dijo que el hecho de que Luis Suárez, Edinson Cavani y Martín Campaña no esten teniendo actividad relevante “puede ser un problema, pero no para andar buscando a los que juegan todos los días y dejar afuera a gente que ha hecho la historia acá”.

El entrenador de la Celeste dialogó con el programa Derechos Exclusivos de Radio Uruguay y también se refirió a la incertidumbre que generó la pandemia del coronavirus.

Consultado sobre la inactividad de jugadores relevantes de la selección como Fernando Muslera, que está lesionado, Cavani, que está sin club, y Suárez, que estaría cerrando su desvinculación del Barcelona, el Maestro fue claro.

“Los lesionados deberán atravesar por el proceso de recuperación lógico, pero en cuanto los que no están teniendo actividad relevante, puede ser un problema pero no para ir a buscar a los que están jugando todos los días y dejar afuera a gente que ha hecho la historia acá”, aclaró.

En ese sentido, Tabárez dijo que la solución puede llegar “flexibilizando los criterios. Nos vamos a apoyar en lo que nos hizo fuertes. En el equipo que se formó, en el grupo de trabajo y en la relación que hay dentro. Yo cada vez creo más en esas cosas y van a ser las prioritarias para mantener un nivel evolutivo”.

Además, dijo que muchos de los integrantes de la Selección tienen “ganas de tomar desafíos". "En el caso de Suárez u otros jugadores grandes, incluso en mi caso, esto puede ser lo último que hagamos de la selección. Por eso, estamos muy ilusionados y debemos estar mentalmente preparados”, sostuvo.

En cuanto a la forma de trabajar a distancia y luego del envío al seguro de paro de parte de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), el Maestro comentó que se mantuvo el trabajo entre los integrantes del cuerpo técnico, en el que se intercambió información acerca de “cómo van las cosas y nos dio la posibilidad de mirar jugadores que no están en las selecciones”.

Consultado acerca de las consecuencias de este parate, Tabárez dijo que la selección “ha desarrollado un proceso de trabajo que ha llevado mucho tiempo y ha tenido algunos puntos fuertes que tienen que ver con el tiempo, con el rodaje y con las vivencias”.

Eso se ha visto interrumpido y repercutió en el proceso de trabajo con la selección mayor y las juveniles. “Los daños están en que las preparaciones no se hacen y en la incertidumbre, que nos impide saber cómo serán las cosas y cuáles serán los eventuales daños que vamos a tener”.

Sin embargo, el técnico no se quejó: “Ese es el panorama, estamos viendo cómo nos adaptamos a la situación y en qué nos vamos a apoyar. El tronco en el que nos vamos a basar son las experiencias significativas, la convivencia, el intercambio de conceptos, el recalcar el significado de lo que estamos haciendo y el relacionamiento”.

Más allá de todo, hay contratiempos que no se podrán subsanar. Tabárez ejemplificó con lo realizado en 2019, que lo tenía muy conforme. “Por ejemplo, en selecciones juveniles pudimos concretar el ascenso de juveniles que se han afianzado y jugamos un montón de partidos”.

Por otra parte, se refirió al futuro de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial. “No sabemos cuáles son las reales dimensiones del daño, la incertidumbre sigue estando. El panorama sanitario de América del Sur es cambiante, hay lugares donde el fútbol local no se ha reiniciado. ¿Qué pasa con esos países? ¿Van a aceptar cualquier calendario? Capaz que hacen una contrapropuesta de fechas”.

Tabárez aclaró que la Celeste se prepara de cara al 8 de octubre, que es la fecha de comienzo estipulada. “Esperemos que sea así. Al tema de la burbuja y el protocolo no les veo problemas para cuando nos jugar acá. Pero, por ejemplo, en la fecha tres y cuatro tenemos que viajar a países que no tienen nuestra realidad”.

Debido a las dudas que abundan, Tabárez fue enfático al decir que "nos tenemos que apoyar en lo que tenemos claro, estamos seguros de lo que hemos hecho. Vamos a seguir metiéndole todo en la preparación de los partidos".

En ese sentido, Tabárez dijo que la solución puede llegar “flexibilizando los criterios. Nos vamos a apoyar en lo que nos hizo fuertes. En el equipo que se formó, en el grupo de trabajo y en la relación que hay dentro. Yo cada vez creo más en esas cosas y van a ser las prioritarias para mantener un nivel evolutivo”.

Además, dijo que muchos de los intergrantes de la Selección tienen “ganas de tomar desafíos. En el caso de Suárez u otros jugadores grandes, incluso en mi caso, esto puede ser lo último que hagamos de la selección. Por eso, estamos muy ilusionados y debemos estar mentalmente preparados”.

En cuanto a la forma de trabajar a distancia y luego del envío al seguro de paro de parte de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), el Maestro comentó que se mantuvo el trabajo entre los integrantes del cuerpo técnico, en el que se intercambió información acerca de “cómo van las cosas y nos dio la posibilidad de mirar jugadores que no están en las selecciones”.

Consultado acerca de las consecuencias de este parate, Tabárez dijo que la selección “ha desarrollado un proceso de trabajo que ha llevado mucho tiempo y ha tenido algunos puntos fuertes que tienen que ver con el tiempo, con el rodaje y con las vivencias”.

Eso se ha visto interrumpido y repercutió en el proceso de trabajo con la selección mayor y las juveniles. “Los daños están en que las preparaciones no se hacen y en la incertidumbre, que nos impide saber cómo serán las cosas y cuáles serán los eventuales daños que vamos a tener”.

Sin embargo, el técnico no se quejó: “Ese es el panorama, estamos viendo cómo nos adaptamos a la situación y en qué nos vamos a apoyar. El tronco en el que nos vamos a basar son las experiencias significativas, la convivencia, el intercambio de conceptos, el recalcar el significado de lo que estamos haciendo y el relacionamiento”.

Sin embargo, hay contratiempos que no se podrán subsanar. Tabárez ejemplificó con lo realizado en 2019, que lo tenía muy conforme. “Por ejemplo, en selecciones juveniles pudimos concretar el ascenso de juveniles que se han afianzado y jugamos un montón de partidos”.

Por otra parte, se refirió al futuro de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial. “No sabemos cuáles son las reales dimensiones del daño, la incertidumbre sigue estando. El panorama sanitario de América del Sur es cambiante, hay lugares donde el fútbol local no se ha reiniciado. ¿Qué pasa con esos países? ¿Van a aceptar cualquier calendario? Capaz que hacen una contrapropuesta de fechas”.

Sin embargo, aclaró que la Celeste se prepara de cara al 8 de octubre, que es la fecha de comienzo estipulada. “Esperemos que sea así. Al tema de la burbuja y el protocolo no les veo problemas para cuando nos jugar acá. Pero, por ejemplo, en la fecha tres y cuatro tenemos que viajar a países que no tienen nuestra realidad”.

Debido a las dudas que abundan, Tabárez fue enfático al decir que "nos tenemos que apoyar en lo que tenemos claro, estamos seguros de lo que hemos hecho. Vamos a seguir metiéndole todo en la preparación de los partidos".

Consultado acerca de las consecuencias de este parate, Tabárez dijo que la Selección “ha desarrollado un proceso de trabajo que ha llevado mucho tiempo y ha tenido algunos puntos fuertes que tienen que ver con el tiempo, con el rodaje y con las vivencias”.

Eso se ha visto interrumpido y repercutió en el proceso de trabajo con la selección mayor y las juveniles: “Los daños están en que las preparaciones no se hacen y en la incertidumbre, que nos impide saber cómo serán las cosas y cuáles serán los eventuales daños que vamos a tener”.

Sin embargo, el técnico no se quejó: “Ese es el panorama, estamos viendo cómo nos adaptamos a la situación y en qué nos vamos a apoyar. El tronco en el que nos vamos a basar son las experiencias significativas, la convivencia, el intercambio de conceptos, el recalcar el significado de lo que estamos haciendo y el relacionamiento”.

Sin embargo, hay contratiempos que no se podrán subsanar. Tabárez ejemplificó con lo realizado en 2019, que lo tenía muy conforme. “Por ejemplo, en selecciones juveniles pudimos concretar el ascenso de juveniles que se han afianzado y jugamos un montón de partidos”.

Por otra parte, se refirió al futuro de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial: “No sabemos cuáles son las reales dimensiones del daño, la incertidumbre sigue estando. El panorama sanitario de América del Sur es cambiante, hay lugares donde el fútbol local no se ha reiniciado. ¿Qué pasa con esos países? ¿Van a aceptar cualquier calendario? Capaz que hacen una contrapropuesta de fechas”.

Sin embargo, aclaró que la Celeste se prepara de cara al 8 de octubre, que es la fecha de comienzo estipulada. “Esperemos que sea así. Al tema de la burbuja y el protocolo no les veo problemas para cuando nos jugar acá. Pero, por ejemplo, en la fecha tres y cuatro tenemos que viajar a países que no tienen nuestra realidad”.

Debido a las dudas que abundan, Tabárez fue enfático al decir que "nos tenemos que apoyar en lo que tenemos claro, estamos seguros de lo que hemos hecho. Vamos a seguir metiéndole todo en la preparación de los partidos".