<
>

Las figuras de Estados Unidos en las ligas europeas amenazan la supremacía de México en Concacaf

play
Hugo afirma que él sugirió que el Tri jugara en Europa para buscar crecimiento (0:46)

El exgoleador mexicano aseguró que antes de Gerardo Martino, fue él quien sugirió que la Selección Mexicana enfrentara a rivales de jerarquía en suelo europeo. (0:46)

Del futbol de Estados Unidos están comenzando a emerger jugadores que militan en el futbol europeo, y que mantienen un roce al más alto nivel

CIUDAD DE MÉXICO - No es secreto para nadie que los Estados Unidos cuentan con una generación de jugadores que está captando legítima atención más allá de las fronteras de ese país. La explosión de figuras estadounidenses en las nóminas de los grandes clubes europeos ha crecido en 2020, y dicha tendencia no ha pasado por debajo de la mesa en México.

"No podemos negar lo que está sucediendo en Estados Unidos, que ahora cuenta con jugadores en las mejores ligas y los mejores equipos de Europa", afirmó el seleccionador de México Gerardo "Tata" Martino el mes pasado, cuando se le preguntó con respecto a la Copa Oro a disputarse el próximo verano, agregando que El Tri mantenía su "obligación" de ganar el torneo.

Cuando la selección de Estados Unidos publicó un tuit tras el sorteo de UEFA Champions League, ufanándose de contar con la cifra récord de 10 jugadores presentes en la fase de grupos de la edición 2020-21 del torneo continental de clubes, la prensa mexicana no perdió tiempo para abalanzarse sobre la expresión de orgullo de los vecinos del Norte.

- La mirada de Faitelson: Futbolistas mexicanos atascados en Europa
- Es Así y Punto: El 'Tata' Martino no te regala nada

"[La selección de] Estados Unidos opaca a México. Registró 10 jugadores en la Champions League", decía un titular. "Estados Unidos tendrá 10 jugadores en Champions League; México, sólo 3", rezaba otro encabezado. Los debates en Internet y redes sociales entre los hinchas de los combinados de México y Estados Unidos han sido vigorosos, por decir lo menos.

También es fácil entender por qué existe tanta emoción.

El fichaje de Weston McKennie con la Juventus, asumiendo la titularidad; la partida de Sergiño Dest al Barcelona; Christian Pulisic convertido en toda una figura con el Chelsea; Chris Richards comenzando a jugar más minutos de forma regular con Bayern Munich; el crecimiento de Giovanni Reyna con Borussia Dortmund, que ha generado amplitud de titulares; Tyler Adams con el RB Leipzig; John Brooks en el Wolfsburgo; Konrad de la Fuente también con el Barcelona, Josh Sargent en Werder Bremen y Timothy Weah con el Lille. Estados Unidos parece contar con toda una generación de futbolistas presta a dar un paso adelante.

"Creo que todos sienten esa emoción", expresó el flamante culé Dest a principios de mes. "Creo que se debe a que contamos con más jugadores en grandes clubes; esa es la razón por la cual todos están emocionados, pensando que podemos lograr algo realmente grande en el Mundial. Todos deben mantenerse motivados y hambrientos. Siento que podemos lograrlo".

"Si trabajamos duro y laboramos como equipo, se puede lograr todo. También me siento realmente emocionado por ver cómo estará el equipo durante los próximos años".

Juan Carlos Osorio, exentrenador de la Selección Mexicana, era frecuente objeto de fuertes críticas cuando insistía en la necesidad de una mayor exportación de jugadores de ese país con rumbo a Europa, que superara las cifras registradas durante el paso del técnico colombiano por México, entre 2015 y 2018. Su teoría radicaba en que el incremento progresivo de la terna de futbolistas de El Tri en Europa le daría a su selección la mejor posibilidad factible de llegar al "quinto partido", poniendo punto final al ciclo de siete eliminaciones consecutivas en octavos de final de la Copa del Mundo.

"A medida que el fútbol mexicano exporte más jugadores que compitan y entrenen con los mejores, eventualmente la selección nacional dará ese salto de calidad", afirmó Osorio, inmediatamente después de la derrota 2-0 sufrida a manos de Brasil en Rusia 2018.

Eso es precisamente lo que Estados Unidos comienza a lograr, con una cantidad cada vez mayor de talentos jóvenes que llegan a equipos de elite.

play
2:45

¿Qué tan lejos está el techo futbolístico de la Selección?

Hugo Sánchez y David Faitelson analizan las palabras de Gerardo Martino y qué tanto le ayuda al Tri las giras al extranjero.

No es la primera "generación dorada" de Estados Unidos

¿Deberían sentir preocupación en México ante la posibilidad de un reto a su reciente dominio de la zona CONCACAF? Paco Gabriel de Anda, exdirector deportivo de las Chivas y quien fuera internacional con la selección de México, no lo ve así.

"En el caso de Estados Unidos, ésta no es la primera generación que destaca", opina Gabriel de Anda. "También contaron con una buena generación, con [Michael] Bradley, con Tim Howard, [Clint] Dempsey, [Landon] Donovan, [Jozy] Altidore; por ende, ésta no es la primera generación en llamar la atención. El [único] jugador consolidado es Pulisic; mientras que el resto aún debe ganarse sus puestos, forjar sus nombres y hacerse importantes con sus respectivos equipos".

"Creo que, más que sentirse preocupados [por México], esto debería servir de incentivo para que México exporte una mayor cantidad de futbolistas", prosiguió Gabriel de Anda. "Existen jugadores mexicanos de verdadera calidad en estos momentos y no existe ningún motivo para sentir envidia por Estados Unidos... es una motivación extra".

La leyenda de la selección mexicana Jared Borgetti agregó que el joven grupo de jugadores presentes en Europa es un avance positivo para el combinado de las Barras y Estrellas; no obstante, el balompié mexicano necesita hacer progresos en lo que respecta a incrementar su exportación de prospectos con destino Europa.

"¿Es preocupante en el sentido de ver que pueden superar a México? Nos han vencido en distintas ocasiones, en Estados Unidos, e incluso en eliminatorias han quedado por encima de nosotros en el Hexagonal", expresó Borgetti. "Más que preocupante, en el sentido de [contar con una generación de oro], se trata de que están haciendo bien [en Estados Unidos] y qué están haciendo mal en México. Creo que es allí donde comienza todo".

Borgetti agregó que, si bien es cierto que el fútbol siempre es el deporte de mayor protagonismo en México, en Estados Unidos la planificación y exportación de jóvenes futbolistas ocurre sin el mismo nivel de celoso análisis y seguimiento que se percibe en México. Adicionalmente, el acceso a los pasaportes de la Unión Europea es una ventaja para muchos futbolistas estadounidenses presentes en Europa.

"¿Es positivo [lo que han hecho] en Estados Unidos? Claro que lo es. Intentan colocar jugadores en las mejores ligas del mundo y en el futuro, aportará dividendos", prosiguió Borgetti.

Una buena combinación de prospectos y veteranos mexicanos

Ubicar más jugadores en Europa no necesariamente se traduce en una rápida transición de poder de México a Estados Unidos en la región. Hasta ahora, la plantilla de Gregg Berhalter ha tenido pobres resultados contra el equipo del "Tata" Martino, cayendo en la final de la Copa Oro 2019, para luego sufrir otra derrota por marcador 3-0 en un amistoso celebrado en octubre de 2019.

Durante la reciente fecha FIFA de octubre, México superó 1-0 a la selección de Holanda y firmó empate 2-2 contra Argelia, campeón reinante de África. El equipo dio un recordatorio, especialmente contra los holandeses, del estilo de propuesta y entretenido que ha sido atractivo y productivo por partes iguales para la causa del "Tata" Martino, quien llevó al combinado de Argentina a disputar dos finales consecutivas de la Copa América y clasificó con la selección de Paraguay a cuartos de final de Suráfrica 2010. Y si bien es cierto que una de las ambiciones de México es aferrarse al sitial número 1 de la región, tienen su mirada puesta sobre un objetivo mayor: El Tri aspira acercarse lo mejor posible a la elite global del fútbol, incluso asegurando un puesto dentro del primer recipiente del sorteo de Catar 2022.

"La idea es estar dentro del Top 8 [del ranking FIFA]", indicó Gerardo Torrado, presidente de la Federación Mexicana de Fútbol en una entrevista con ESPN. "La idea es estar entre las mejores selecciones del mundo y eso es lo mínimo".

La cantidad de jugadores mexicanos regados por Europa, con Edson Alvarez (Ajax Amsterdam), Diego Lainez (Real Betis), Gerardo Arteaga (Racing Genk), Omar Govea (Zulte-Waregem), Jesus Gomez (Boavista) y Eugenio Pizzutto (Lille) como sus figuras más prometedoras, no salta a la memoria de la misma forma que lo hace la generación de jóvenes futbolistas estadounidenses. Sin embargo, existe confianza de que México cuenta con noveles figuras de calidad, como lo son Carlos Rodriguez (Monterrey), Jose Juan Macias (Chivas), Cesar Montes (Monterrey), Sebastian Cordova (Club America) y Roberto Alvarado (Cruz Azul) entre otros, que se aprestan a ejercer roles cada vez más importantes con su selección en el futuro inmediato, especialmente después de los Juegos Olímpicos.

"Estas generaciones [en México] están mejor preparadas, cuentan con mayor experiencia en torneos internacionales, en sistemas juveniles, la competición internacional en sus [equipos de Liga MX], así como en selecciones nacionales", dijo Borgetti, agregando que lo que realmente necesita mejorar en México es la cantidad de oportunidades que reciben los jóvenes en la Liga MX, primero y principal.

La combinación de veteranos experimentados en Europa (con nombres como los de Guillermo Ochoa, Hector Herrera, Andres Guardado, Hector Moreno y Raul Jimenez; jugadores como Hirving Lozano, Jesus "Tecatito" Corona, Jesus Gallardo y Alvarez) junto con los mejores noveles futbolistas, debería asegurarle a México un buen puesto en Catar 2022, independientemente de los logros alcanzados por sus rivales del Norte.

¿El mercado interno de pases de la Liga MX representa un obstáculo?

El problema de vieja data del por qué no existe una mayor cantidad de mexicanos dando el salto a Europa tiene múltiples teorías relativas a sus causas. Gabriel de Anda cree que la fortaleza del mercado doméstico en la Liga MX dificulta aún más a los mexicanos su pase al Viejo Continente.

"En México, tenemos un problema que no creo suceda en otros países, al menos en el continente americano: en México, los jugadores son vendidos internamente en México y es aquí donde se hacen los negocios", afirma De Anda. "En Uruguay, Nacional no venderá un jugador a Peñarol por millones de dólares; en Argentina, River Plate no va a vender un jugador a otro club argentino por millones de dólares. Eso tampoco ocurre en la MLS".

"México tiene su propio mercado; por eso, los equipos no miran al extranjero", prosiguió. "Las Chivas tenían a Rodolfo Pizarro y lo vendieron al Monterrey por $15 millones. Chivas tampoco está interesado en venderle a Holanda, o Portugal o Alemania. Ese es el problema a mi criterio. De repente, Santos Laguna vende jugadores al Club América por cifras superiores a $10 millones y Cruz Azul compra jugadores al Necaxa por millones, y Chivas adquiere jugadores al Necaxa por millones. Esa es la razón por la cual no abrimos un poco nuestro panorama".

Existe una narrativa alterna relativa al juego entre los rivales CONCACAF durante los próximos dos años, relacionada con la idea de que el posible ascenso de la selección de Estados Unidos también será positiva para México, en una etapa probablemente limitada a partidos contra rivales directos CONCACAF para el próximo verano hasta Catar 2022.

"Creo que es positivo para todos, para la CONCACAF en general", expresa De Anda. "Es positivo que el nivel de la CONCACAF mejore y que haya mejores jugadores oriundos de Costa Rica, Estados Unidos, México, Honduras, Canadá".

Ver cómo se desarrolla la gran rivalidad de la CONCACAF con miras a 2022 y la posterior Copa del Mundo 2026, a disputarse en América del Norte, promete ser un viaje sumamente interesante.