<
>
2021 Copa Chile, Final
  • Pablo Solari (55')
  • Joan Cruz (67')

Colo Colo se coronó campeón de la Copa Chile tras vencer a Everton

Colo Colo resolvió el encuentro en el segundo tiempo. Photosport

Colo Colo volvió a Talca, esta vez para celebrar. En la final de Copa Chile, el Cacique derrotó por 2-0 a Everton, conquistó la Copa Chile por decimotercera vez en su historia, y se alzó como bicampeón del certamen. Fue un duelo rudo que partió con un Cacique débil y timorato, pero que fue creciendo gracias a la jerarquía y también la sangre joven de uno que había hecho historia en febrero en ese mismo estadio: Pablo Solari.

Si bien los primeros momentos fueron explosivos por parte del Cacique, con el pasar de los minutos los forasteros se fueron fortaleciendo para dominar el partido. La primera chance clara para los ruleteros ocurrió a los 21 minutos, con un tiro de media distancia de Rodrigo Echeverría. El derechazo del volante evertoniano casi se coló por el ángulo izquierdo, pero Brayan Cortés voló hacia ese lado y con un manotazo mandó el balón al tiro de esquina.

A los 31' se vivió la gran polémica del encuentro, con una supuesta mano de Emiliano Amor en el área, tras un rebote del balón en el campo de juego. Aquella acción desató los reclamos de las huestes viñamarinas, quienes pedían penal. No obstante, el árbitro Piero Maza decidió mantener su decisión y cobrar lateral.

Recién en el minuto 36, el Cacique pudo acercarse con peligro al arco de los forasteros. Pablo Solari realizó una buena jugada por izquierda, y sacó un centro que fue conectado en el área por Javier Parraguez con un cabezazo que exigió ligeramente a Torgnascioli, quien finalmente pudo quedarse con el balón.

En el complemento, Quinteros echó mano al banco de suplentes e hizo ingresar a Joan Cruz por Vicente Pizarro. Esta modificación permitió que Leonardo Gil se retrasara desde su posición de creador para situarse en medio terreno. De todas maneras, Everton hacía pasar zozobras a la retaguardia alba con una llegada de Matías Leiva tras una buena habilitación de Juan Cuevas a los 50'.

El encargado de romper el cero fue uno que sabe de hacer goles importantes en Talca. Un despeje en propio terreno de Maximiliano Falcón terminó siendo aprovechado en campo contrario por Javier Parraguez, que aguantó de gran manera ante el asecho de Diego Oyarzún, tocó hacia atrás para que apareciera Pablo Solari en solitario para definir con el arco a disposición.

A los 66', el Cacique estiraría las cifras gracias a la intervención de otro de sus valores jóvenes. La jugada comenzó con Pablo Solari manejando el balón por la banda derecha y luego cediendo al medio para Joan Cruz, que se adentró ligeramente para sacar un zurdazo que se fue abriendo de camino al arco evertoniano y que infló los cordeles de Torgnascioli. Un verdadero golazo para el canterano albo, que se emocionó hasta las lágrimas tras convertir su primer gol como profesional.

Pese a que los forasteros intentaron acercarse a la portería de Brayan Cortés gracias a la voluntad ofensiva de Juan Cuevas, la defensa popular estaba lo suficientemente bien replegada para aguantar los embates viñamarinos. Un par de acercamientos comandados por Marcos Bolados (80') y César Fuentes (89'), marcaron las llegadas más peligrosas de cara al final.

Con la jerarquía propia de su historia, el Cacique terminó ganando el duelo por dos goles, conquistó la Copa Chile por decimotercera vez y se aseguró un cupo en la liguilla Pre-Libertadores. Logro importante para la institución, considerando que hace seis meses y medio jugó en ese mismo estadio el partido por la promoción. Por su parte, los ruleteros fallaron en su intento de conseguir por segunda vez en su historia la codiciada copa, y sumaron su segundo subcampeonato desde lo hecho en 2016.