Comienza el US Open, tercer Major del año

Tiger Woods en busca de su Major nro 16. Brooks Koepka querrá ser el segundo jugador en la historia, y el primero en más de cien años, en ganar tres veces seguidas el US Open. Phil Mickelson, quizá en su último intento, irá por el Major que le falta para su Grand Slam.

Con estas expectativas centrales comienza en unas horas la edición 119 del US Open Championship en Pebble Beach, California.

Siete latinoamericanos comenzarán el juego. Los argentinos Emiliano Grillo y Julián Etulian, los mexicanos Abraham Ancer y Carlos Ortiz, el venezolano Jhonattan Vegas, el chileno Guillermo Pereira y el aficionado de Costa Rica Luis Gagne.

“Si solo pudiera jugar una sola vuelta más de golf en mi vida elegiría jugarla en Pebble Beach”. Para decir esto, Jack Nicklaus debe tener aún muy frescos los recuerdos de su triunfo en el US Open en esta cancha allá por 1972. Esta será la sexta vez que Pebble Beach reciba al torneo de la USGA.

Con fairways de apenas 25 metros de ancho, greens muy pequeños y un rough que solo hará posible sacar a buena, la cancha de Pebble Beach espera a los 156 jugadores que empezarán este jueves el tercer Major del año. Emplazada en un terreno privilegiado en la costa del Océano Pacífico, en la Bahía de Monterrey en California, esta maravillosa cancha de par 71 y 7.075 yardas, será un enorme desafío para los jugadores. Desde siempre el US Open ha sido la última prueba para las habilidades de un golfista.

Este es un campo muy conocido para los jugadores del PGA Tour, ya que todos los años se juega allí, en febrero, el ATT Pebble Beach ProAm. Curiosamente este año el ganador fue Phil Mickelson. Pero no solo el zurdo californiano tiene buenos recuerdos en esta cancha. Tiger Woods ganó aquí en el año 2000 su primer US Open y lo hizo en gran estilo, con un score record de -12 y una diferencia de 15 golpes sobre el segundo. Otro con buenas imágenes esta semana será el norirlandés Graemme McDowell, que también ganó aquí el US Open en 2010, su único Major. Y hablando de Irlanda del Norte, Rory McIlroy llega con la inmejorable sensación de haber ganado la semana pasada en Canadá por un margen de siete golpes, desplegando un juego asombroso. Rory es uno de los favoritos para llevarse su quinto Major y su segundo US Open.

Pero los pronósticos están a la orden del día en la previa de esta cita mayor. Los grandes candidatos, hoy son Brooks Koepka, Tiger Woods y Rory McIlroy. De Koepka ya nada sorprende y hasta que no está vencido siempre será un contendiente. El dos veces defensor del título deberá confiar más en su madera tres y en sus hierros para las salidas. En esta cancha la distancia no será un factor. Pero aun así, privado del driver, una de sus armas más importantes, nadie se tiene más confianza que él.

Por la misma razón, la de ser esta una cancha que no es extremadamente larga, y por demandar tiros al green con la trayectoria ideal y bien precisos, Tiger Woods es un sólido candidato. Es de los primeros en el ranking de greens acertados, y aunque estos greens veloces de poa pueden no ser los ideales para su juego con el putter, los recuerdos en este escenario y su hambre de gloria lo convierten en una gran apuesta.

Hasta acá los favoritos y aparece entonces la larga lista de los desconocidos de siempre. Por el presente, por el pasado o por una buena combinación de ambos, no se puede dejar afuera a una serie de candidatos. Estos son:

Dustin Johnson. Ganador del US Open en 2016 en Oakmont, tiene una deuda importante con los Majors. Ya ganó en esta cancha en 2009 y en 2010. También tiene un triunfo este año en el WGC de México en el mes de febrero. Está jugando bien. Todo dado para que salde ese pasivo incomprensible que tiene en los grandes torneos.

Jordan Spieth. No se puede hablar de Majors y dejar afuera al joven texano. Su extraordinaria perfomance en el 2015, donde se llevó el Masters y el US Open y fue un factor en el British Open y en el PGA Championship. Luego de su increíble remontada para ganar el British Open en 2017, Jordan Spieth, aún si su mejor juego, puede dar un sorpresa. Ha mejorado mucho en las últimas semanas y su arma letal, el putter ha vuelto a funcionar. Ya ganó en esta cancha y siempre es un candidato para lograr su cuarto Major.

Patrick Cantlay. Ganador hace dos semanas en el Ohio, en el Memorial Tournament. Fue segundo y noveno respectivamente en los previos Majors este año. Su juego es completo por donde se lo mire.

Phil Mickelson es el candidato de muchos. Mas pareciera por el corazón que por la razón. Pero de este lado hay hechos contundentes, ganó en febrero en esta cancha y fue su quinto triunfo en Pebble Beach. Muchos podrán decir con razón que es otro el escenario y que la cancha de este US Open poco tiene que ver con la del ATT Pebble Beach, es cierto. Pero hay crédito para el zurdo que hará hasta lo imposible para lograr esta valiosa presea que sería un sello de honor en su palmarés.

Webb Simpson. Ganador del US Open en 2011. Fue segundo en el Canadian Open la semana pasada, donde lideró en la estadística de golpes ganados con el putt. Muy buena puntuación en greens acertados. Es un jugador para tener en cuenta.

Brandt Snedeker. Dos veces ganador en el ATT Pebble Beach. Un gran jugador en el green. Gran precisión con los tiros de salida. Buen jugador de hierros. Está en un buen momento en su juego.

Todo listo para la gran contienda. Con el Océano Pacífico como telón de fondo en este imponente paisaje que combina lo mejor de la naturaleza con esta maravillosa obra de arquitectura de golf, el US Open, el tercer Major del año, comenzará a disputarse en pocas horas.