<
>

Delbonis y un triunfo necesario en Ginebra para recuperar confianza

Federico Delbonis volvió a la victoria. El argentino superó al lituano Ricardas Berankis con parciales de 6-4 y 6-4 y accedió a los octavos de final del ATP 250 de Ginebra, antesala de Roland Garros. Espera por el ganador del partido entre el italiano Fabio Fognini y el australiano Thanasi Kokkinakis.

Para el nacido en Azul, es mucho más que un triunfo. En su paso por la gira europea sobre polvo de ladrillo, solo había podido sumar una alegría (ante el español Jaume Munar en la primera ronda de Monte-Carlo). Luego de ese partido, sumó tres derrotas consecutivas en su debut en los torneos de Barcelona, Madrid y Roma.

El año pasado, Delbonis había tenido un semestre de grandes resultados sobre la arcilla europea. En Roland Garros 2021, firmó su mejor resultado en un Grand Slam, alcanzando los octavos de final. Por ende, este año defenderá los 360 puntos conseguidos en la edición anterior.

En el partido de hoy, el actual 62° del mundo jugó un tenis irregular, pero con claras muestras de lucha y de seguir intentando a pesar de no estar en su mejor nivel. En el primer set, recién pudo cerrarlo en su quinto set point. Ya en el segundo parcial, se mostró más confiado y con mayor solidez para cerrar un triunfo más que importante para lo que viene.

De sus posibles rivales (Fognini o Kokkinakis), contra el italiano tiene un récord de cuatro victorias y cinco derrotas, aunque el último partido fue con éxito para el argentino en los cuartos de final del Argentina Open. Con el australiano, por su parte, solo jugaron una vez y fue derrota del argentino en el Masters 1000 de Shanghai 2014.

Ahora Delbonis busca recuperar terreno en el ranking ATP, ya que este lunes descendió 23 plazas y quedó 62°, ya que en 2021 hizo cuartos de final en Roma y la semana pasada se despidió en su debut allí, ante el español Pablo Carreño Busta.

Sin dudas, es clave Ginebra para recuperar ritmo y confianza de cara al Grand Slam de París.