<
>

Badosa: del desafío de superar la presión a "sacarse la espina" en Roland Garros

Paula Badosa afronta Roland Garros con el mejor ranking de su carrera, número 3 del mundo, pero también en un momento complicado, con una mala racha de resultados que atribuye a la presión, que trabaja para controlar y firmar una buena actuación, que para ella sería disputar los octavos de final.

"Tengo una espinita clavada con el año pasado", confesó este viernes la tenista, en referencia a su eliminación en cuartos de final, en un intenso partido, cuando había sido una de las sensaciones del año.

Badosa reconoce que Roland Garros es su torneo favorito, el que más alegrías le ha dado, pero también el que ha relanzado su carrera y le ha generado una carga suplementaria de presión. Por eso afronta esta edición con la intención de relanzarse, tras haber caído en segunda ronda en Madrid y Roma, pero también con una gran responsabilidad sobre sus espaldas.

"Tengo que encontrar la balanza, que no me supere la situación de presión. Las últimas dos semanas he sentido un poco de saturación, no he sabido gestionar los nervios. Tengo que mentalizarme a que la motivación y las ganas me permitan dejar de lado la presión extra", aseguró.

París es un buen lugar para demostrarlo. Aquí se proclamó campeona júnior en 2015 y fue el primer torneo que visitó como aficionada, cuando tenía solo 10 años y acudió con su familia para ver a Rafael Nadal, su ídolo y de quien recientemente dijo que "es difícil venir detrás de él".

Asimismo, la tenista destacó: "En las últimas semanas me hundí, no estaba fresca mentalmente, puede que sintiera demasiada presión y la prensa no paraba de preguntarme por mis derrotas. Eso no ayuda".

Ahora llega como la tercera mejor del ranking, tras haber elevado las expectativas en un inicio brillante de temporada donde se impuso en Sydney y, agotada, alcanzó los octavos en el Abierto de Australia. En primera ronda debutará ante Fiona Ferro, la francesa de 25 años y actual N°139 del ranking WTA.