<
>

Cabal y Farah: "Queda un partido más y mucho por ganar"

Felices. Así están Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, el dobles histórico ya de su país, conocido como Colombian Power, que avanzó por primera vez a la final de Wimbledon. Y el sábado buscarán ganar su primer título de Grand Slam como dupla y así alcanzar el N°1 del ranking mundial ATP.

Antes de 2019, Cabal y Farah no registraban títulos sobre césped y nunca habían podido pasar a cuartos de final en Wimbledon. Pero a pocos días del final de la gira sobre esa superficie en la temporada, el panorama cambió mucho. Ya tienen en sus repisas el título de Eastbourne y pelearán el sábado por el de Wimbledon, nada menos, tras superar en semifinal a Raven Klaasen y Michael Venus con parciales de 6-4, 6-7 (4), 7-6 (2), 6-4.

En declaraciones recogidas por la ATP, se mostraron muy contentos en Londres. ¿“Ya somos especialistas en pasto, ¿no?”, aseguró Cabal entre risas. Nuestra evolución en esta superficie está más que clara. Ahora solo queda un partido más y mucho por ganar. Queda salir a disfrutar. No hay nada que perder”.

Cabal y Farah son los primeros latinoamericanos que, formando dupla, están en la final de Wimbledon desde que el argentino Javier Frana y el mexicano Leonardo Lavalle quedaron subcampeones en 1991. Este sábado definirán ante los franceses Edouard Roger-Vasselin y Nicolas Mahut y los sudamericanos sueñan despiertos.

“Siento muchas ganas de enfrentar la final. Estamos jugando un tenis que nos puede llevar a grandes cosas. Y toca estar tranquilos y con paciencia para poder dar lo mejor", afirmó Farah.

Si ganan, Cabal y Farah lograrán su primer título de Grand Slam y desplazarán a uno de los gemelos estadounidenses, Mike Bryan, en el ranking ATP individual de dobles para convertirse por primera vez en los N°1 de la especialidad.

¿Cambia en algo sus vidas por estar tan cerca de hacer historia? “Es una final de Wimbledon, pero es un partido más. No te estás jugando tu vida. La pregunta es cómo duermen los soldados en guerra, toda esta gente que se juega la vida en el día a día”, reflexionó Cabal. “Nosotros estamos en un partido más de nuestras vidas, un torneo más. Así lo tomamos. Estamos muy tranquilos. No creo que deba cambiar porque es una final de Wimbledon. Se debe tomar igual, prepararlo de la misma manera”, agregó.

“Con Vasselin hemos jugando varias veces y hemos podido descifrar un poco su juego. Mahut no hace nada impresionante, pero no hace nada mal. Nosotros tendremos que hacer lo nuestro. Tratar de sacarlos de su ritmo y ser inteligentes a la hora de hacer las jugadas para que se sientan incómodos”, contó Farah. Y la ilusión, claro, compartida, es enorme.