<
>

¿Cómo fue el 2021 de Nick Kyrgios?

La actividad tenística de Nick Kyrgios desde el 2020 en adelante fue decayendo cada vez más. La pandemia y la depresión fueron dos puntos fuertes por los cuales el australiano sólo disputó cuatro torneos en la temporada pasada (ATP Cup, Australian Open, Delray Beach, y Acapulco).

Cuando comenzó a expandirse el Covid-19, Nick decidió cuidarse y protegerse en su país, siendo este uno de los más afectados: "Querido tenis, respiremos por un momento y recordemos qué es importante: La salud y la seguridad. Podemos reestructurar nuestro deporte y la economía del mismo, pero nunca podremos recuperar las vidas que se perdieron", comentaba el actual 95 del ranking ATP ante las reglas de aquel entonces que hacían retomar la actividad de este deporte.

"Sentí que nadie me quería como persona, sólo me querían usar como jugador de tenis. Mucha gente me metía presión y yo me lo hacía a mi mismo. Perdí la alegría de jugar y se me fue de las manos", declaraba Kyrgios en una temporada con más incógnitas que respuestas.

La pandemia y el virus de a poco se fueron diluyendo y el tenis volvió a la normalidad. El 2021 parecía traer aires nuevos para un tenista que estuvo casi un año si pisar un torneo. Pero no todo fue color de rosas.

El australiano regresó al circuito frente a su público, disputando el torneo de Melbourne y el Australian Open donde, a pesar de no haber tenido mucha preparación, brindó el espectáculo de siempre hacia los presentes en el estadio.

Luego de cuatro meses de inactividad, el Bad Boy retomó el circuito en Wimbledon con buenos resultados y una lesión ante Félix Auger-Aliassime que lo obligó a abandonar. Tras esto, vinieron Atlanta Open, el torneo de Washington, el Masters de Canadá, el US Open y la Laver Cup.

Todo parecía bien encaminado hasta la noticia que soltó tras su encuentro ante Stefanos Tsitsipas: "Este es mi último evento del año. Necesito volver a casa. He estado viajando durante cuatro meses y medio. Mi madre no está muy bien con su salud y me gustaría volver a verla".

De esta manera, el australiano cierra un año con un saldo de 7 victorias e igual cantidad de derrotas, destacando triunfos ante Kevin Anderson y Ugo Humbert en dos oportunidades.