<
>

Top 10 de la Semana de la NBA: El triple-doble está de moda y rompe moldes de costa a costa

play
Celtics pasan sobre Warriors y aumentan ventaja en el Atlántico (0:44)

Isaiah Thomas, una y otra vez, genio y figura en los buenos resultados de Boston. (0:44)

El Top 10 de la Semana de la NBA es un resumen de todo lo acontecido en la mejor liga de básquetbol del planeta, pero también es un pedestal en el que este comité de uno reconoce la grandeza y el mérito de ciertos acontecimientos que serían imposibles para meros mortales. Uno de ellos es el triple-doble, la estadística de moda esta temporada.

¿Qué es un triple-doble? No te preocupes, es simple. En el básquetbol puedes acumular puntos, rebotes, asistencias, bloqueos y robos. Si consigues 10 o más en dos de esos cinco rubros, eso se llama un doble-doble, algo bastante rutinario para serte sincero hoy en día. La combinación más vista es puntos/rebotes o puntos/asistencias. Lo que no es tan común, o por lo menos no solía serlo, es el triple-doble. O sea, 10 o más de tres categorías.

Hoy en día, el triple-doble es algo que prácticamente puedes ver casi todos los días en la liga a pesar de su alto grado de dificultad. Hace dos semanas, por ejemplo, Ricky Rubio tuvo uno propio y su logro marcó el triple-doble número 79 de la temporada en la NBA, un récord absoluto de la liga con más de un mes por jugar en la temporada regular.

Eso era el 5 de marzo. 12 días después, el viernes en que salió esta columna, ese número había saltado hasta 94. No me cabe duda de que estos jugadores híper versátiles van a eclipsar los tríples dígitos con facilidad.

Lo que exploraremos a continuación son las razones por las que lo solía ser una epopeya se convirtió casi en una rutina basquetbolística.

1. Los camaleones del básquetbol

La belleza del triple-doble es que define tu capacidad para adaptarte a distintas situaciones dependiendo de lo que esta dicte, como un camaleón.

El triple-doble que vemos con más asiduidad es el de puntos, asistencias y rebotes cortesía de tres candidatos a MVP esta temporada como Russell Westbrook (34), James Harden (17) y LeBron James (10). Ellos son responsables por 61 de los 94 triple-dobles previamente mencionados, y nunca antes en la historia habíamos visto a tres jugadores contar con 10 o más de ellos en una misma campaña.

Piénsenlo bien. Wilt Chamberlain jugaba al mismo tiempo que Bill Russell y Elgin Baylor en los 60’s. En los 70s tenías a Bill Walton, Kareem Abdul-Jabbar y Walt Frazier. En los ’80 a Magic Johnson, Larry Bird y Isiah Thomas. En los ’90 a Michael Jordan, John Stockton y Hakeem Olajuwon. Luego a principios de los ’00 estaban Kobe Bryant, Shaquille O’Neal y Tim Duncan. Y ninguno de esos tríos siquiera se acercó a ese tipo de marca.

Es más, Harden contaba con 14 triple-dobles en su carrera en diciembre del 2016, la misma cantidad que otro ex Rocket como Olajuwon, un bicampeón que alguna vez supo contar con el todavía más elusivo cuádruple-doble.

Westbrook, LeBron y Harden logran desafiar lo convencional ya que ellos tienen el balón en sus manos todo el tiempo. Pescan el rebote y luego deciden si quieren anotar o asistir a dependiendo de la situación. Por ejemplo, si te marcan entre dos o tres sabes que un compañero tuyo está solo, ahí tienes una asistencia.

Así es como Harden eclipsa a Hakeem o Westbrook pasó a Wilt Chamberlain y se aproxima a ser el primer jugador en promediar un triple-doble durante toda la temporada por primera vez desde que Oscar Robertson lo hizo en 1962. Robertson, sin embargo, no era un mago capaz de lograr cosas como esta.

O sea…¿¡Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Porqué? Pases como esos me hacen cuestionar las leyes de la física.

Después está el caso de jugadores como Nikola Jokic, el pivot de los Nuggets que se despachó con 47 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias contra los Clippers el jueves.

Jugadores como él toman el rebote, se la entregan al base y luego dependen de la generosidad ajena para meter la pelotita naranja en el aro o habilitar a un compañero, pero eso no lo previene a Jokic de contar con cinco triple-dobles desde febrero de este año.

Esos cinco son la misma cantidad que tiene LeBron desde ese entonces y la mayor cantidad de triple-dobles en una temporada para un pivot desde que David Robinson lo logró en la de 1985-86. La diferencia vital es que en aquel entonces los grandotes eran el foco ofensivo en el poste bajo, mientras que hoy en día es todo triples y movimiento por el perímetro.

Jokic tampoco está solo. Julius Randle cuenta con tres triple-dobles en su haber en Los Ángeles esta temporada, DeMarcus Cousins tiene dos, y Marc Gasol también contó con su segundo el jueves gracias a 18 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias en Atlanta.

Estamos presenciando un momento épico en términos de habilidad en la NBA. Apreciémosla y no intentemos verle la quinta pata al gato, ¿ok? Ser testigo de la historia es un privilegio.

2. Bostezos y previsibilidad en vez de locura en el básquet universitario

Para cuando estés leyendo este párrafo, la segunda mitad de la primera fase del torneo nacional universitario estará en pleno esplendor o ya habrá terminado. Lo que si te puedo asegurar fue que la primera mitad del jueves fue…meh.

Arrancó con promesa de suspenso al contar con un final cerrados entre Notre Dame y Princeton, mientras que UNC-Wilmington iba ganando por 14 contra una potencia como Virginia pero no pudo dar el batacazo de la jornada.

Middle Tennessee (duodécimo sembrado) le ganó a Minnesota (quinto) con autoridad en la región sur, mientras que Xavier (undécimo) ahogó a Maryland (sexto) en el Oeste, pero esos no fueron tanto sorpresas como la afirmación de que el comité sobreestimó a dos equipos mediocres de conferencias grandes.

Esperemos que ese haya sido apenas el aperitivo y las verdaderas emociones estén por venir. Por ahora, Cenicienta se quedó en casa.

3. Mejores partidos de la semana (Viernes 10 al Jueves 16 de marzo)

Viernes 10: Sacramento Kings 122 – 130 Washington Wizards (Tiempo Suplementario). Los Wizards tienen algo este año que les faltaba en los anteriores. Temple. Los 38 puntos y 10 asistencias de Bradley Beal y los 25 y 12 de John Wall permitieron que ellos remonten una desventaja de 15 puntos en el último cuarto y se lleven una victoria importantísima de Sacramento.

Sábado 11: Charlotte Hornets 122-125 New Orleans Pelicans (TS). Portland Trail Blazers 124-125 Washington Wizards (TS). Los Hornets son lo opuesto a los Wizards y siempre arrugan en el cuarto decisivo. Esta vez el equipo de Michael Jordan sufrió los 46 puntos de Anthony Davis y se va borrando de la lucha por ingresar a los playoffs.

Los Wizards tuvieron que ir de Sacramento a Portland, pero eso no importó. John Wall contó con 38 puntos y así su gira por la costa oeste seguía viento en popa.

Martes 14: Golden State Warriors 106-104 Philadelphia 76ers. Los Warriors estaban perdiendo en su propia casa por dobles dígitos en el tercer cuarto contra uno de los peores equipos de la liga, pero remontaron justo a tiempo para evitar ser humillados.

Miércoles 15: Los Angeles Clippers 96-Milwaukee Bucks 97. Simplemente inesperado.

4. Volcada de la Semana: Todas las de LeBron en Detroit (Martes 14)

LeBron James jugó por última vez en un partido de la temporada regular con los Cleveland Cavaliers en el Palacio de Auburn Hills (los Pistons se mudan a Downtown Detroit para la próxima) y le ofreció un show a la gente que provocó flashbacks al mejor partido de su carrera con los Cavs en los playoffs del 2007, precisamente en ese mismo escenario.

Ah, Cleveland ganó por 128-96 y LeBron tuvo un triple-doble con 16 puntos, 12 asistencias y 11 rebotes. A eso le llamo mantener el hilo narrativo.

5. Jugador de la Semana: Russell Westbrook (Oklahoma City Thunder)

Tres triple-dobles consecutivos en la semana contra el Utah Jazz, los Brooklyn Nets y Toronto Raptors. Cuatro en total si nos remontamos al jueves pasado contra los San Antonio Spurs.

Con un promedio de 27.3 puntos, 16.3 asistencias y 11 rebotes para la marca de 3-0 del Thunder esta semana, Westbrook demostró una vez más que él no es de este planeta.

6. @ESPNDatos de la Semana (Jueves 16)

El jueves había algo en el aire en la NBA. Un aroma a genialidad.

7. Cita de la Semana: Stephen Curry vs. Russell Westbrook (Miércoles 15 y Jueves 16)

Curry, Jugador Más Valioso (MVP) de la NBA en el 2015 y 2016 sobre quién debería serlo esta temporada: “A mí me parece que deberías recompensar al jugador del equipo con la mejor marca. Eso es más o menos seguirle la corriente a la historia del premio al MVP en la NBA. Así que pienso que Harden cuenta con la ventaja sobre (Westbrook) simplemente por eso”.

Westbrook: “No me importa. No importa lo que él diga. ¿Quién es él?”.

Por favor, dioses del básquetbol, regálennos un choque en los playoffs entre Oklahoma City y Golden State este año.

8. Tweet de la Semana: @manuginobili

Los Spurs venían de ganarle a los Atlanta Hawks en San Antonio, así que Manu decidió expresar su alegría leyéndoles a sus hijos la obra literaria “De las Redes a los Hipopótamos (HoopstoHippos)” de su ex compañero Boris Diaw, quien actualmente milita en el Utah Jazz.

Boris, de acá al Pulitzer de Literatura no paramos.

9. Perfiles de la Semana

Pablo Viruega nos cuenta como los Cavaliers resucitaron de las cenizas.

Y Gonzalo Aguirregomezcorta nos relata la ocasión en que Kobe fue invitado de lujo en la presentación de los “nuevos” Lakers.

10. Mejores partidos de la semana que viene (Viernes 17 al Jueves 23 de marzo).

Sábado 18: Los Ángeles Clippers vs. Cleveland Cavaliers (8:30 PM ET, ESPN/ABC). Kevin Love ya está de regreso tras la lesión que lo marginó de las canchas por unos meses y ahora afronta su primer gran prueba en L.A. ante unos Clippers que necesitan demostrar que no son meros tigres de papel.

Lunes 20: Boston Celtics vs. Washington Wizards (7:30 PM ET). Un duelo clave por el segundo puesto del Este nos trae la batalla entre dos bases fenomenales como Isaiah Thomas y John Wall.

Miércoles 22: Denver Nuggets vs. Cleveland Cavaliers (9:00 PM ET). Jokic y LeBron, mano a mano en la contienda por un triple-doble en la altura de Denver.