<
>

Cuba sigue sus negociaciones con las Grandes Ligas

play
Cuba estará en la Serie del Caribe, Barquisimeto 2018 (1:49)

Higinio Vélez, Presidente de la Federación Cubana de Béisbol, dijo a ESPN que el país tiene la voluntad de ser miembro pleno de la Confederación del Caribe. (1:49)

Justo cuando parecía que las negociaciones entre las Grandes Ligas y las autoridades cubanas estaban en el congelador, el presidente de la Federación de Béisbol de la isla, Higinio Vélez, dijo hoy en La Habana que las conversaciones siguen activas.

En un encuentro con la prensa en la capital cubana, Vélez dijo que las negociaciones abarcan diversos temas, entre ellos la convocatoria a la selección nacional de peloteros de la isla que juegan en las Mayores, según reporta la agencia Prensa Latina.

Ese es un reclamo de la afición en la Mayor de Las Antillas, que sueña con ver a jugadores como Yoenis Céspedes (Mets de Nueva York), Aroldis Chapman (Yankees de Nueva York) o José Abreu (Medias Blancas de Chicago) vestir nuevamente la camisa del equipo Cuba.

Sin embargo, si eso llegará a suceder, sería para la V edición del Clásico Mundial, en el 2021, pues para el certamen que comenzará el mes próximo, Cuba llevará un equipo conformado exclusivamente por peloteros que participan en el torneo doméstico, incluido el toletero Alfredo Despaigne, quien también juega en la liga profesional japonesa.

Las declaraciones de Vélez contradicen las que meses atrás hiciera Antonio Eduardo Becali, presidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER).

En abril pasado, Becali dijo a la agencia Reuters que a la selección nacional sólo irían aquellos peloteros que juegan en el país y que de ninguna manera se aceptarían aquellos que rompieron sus lazos con el sistema.

En otras palabras, sólo son elegibles aquellos que se mantienen bajo el control de las autoridades cubanas.

Otro de los temas que estaría en negociaciones con MLB es la entrada oficial de Cuba, con plenos derechos y responsabilidades, en la Confederación de Béisbol del Caribe, tal como había adelantado Vélez en la pasada Serie del Caribe disputada en Culiacán, México.

Hace justo un año, parecía inminente un acuerdo entre La Habana y las Mayores, a juzgar por el ritmo que llevaban las negociaciones.

El clímax se produjo en marzo, cuando los Rays de Tampa Bay viajaron a La Habana, coincidiendo con la visita del presidente Barack Obama a la isla.

Obama y el gobernante cubano, Raúl Castro, disfrutaron en primera fila del encuentro de los Rays ante la selección nacional cubana en el estadio Latinoamericano y donde un pelotero desertor, Dayron Varona, hizo historia al ser el primero en volver a jugar en el país que lo vio nacer.

Sin embargo, a partir de ese momento, la agenda se enfrió y el inminente pacto quedó en una nebulosa.