León graduó a canteranos Aldo Magaña y Diego de la Tejera para Apertura 2016

LEÓN -- Los tiempos en las Fuerzas Básicas del Club León cambiaron. La diferencia es bastante y la han vivido en carne propia el delantero Aldo Magaña (20 años) y el mediocampista Diego de la Tejera (21 años), los canteranos que se graduaron y serán registrados en la Liga Bancomer MX para la temporada 2016-2017.

Ambos juveniles son nacidos en León, Guanajuato, y comenzaron su andar en el futbol en las fuerzas básicas de la institución esmeralda, pero en aquel entonces el equipo estaba perdido en la Liga de Ascenso y su prioridad estaba en volver a la máxima categoría y no en la formación de futbolistas, así que Aldo y Diego salieron de León para buscar nuevas oportunidades, pero hace poco volvieron y encontraron todo diferente, al grado de que ya debutaron en la Copa MX y ahora formarán parte del primer equipo en la Liga.

"Ya se hacen cosas que antes no se hacían. Hay trabajo de gimnasio, suplementación, los entrenadores están muy capacitados y lo más importante es que le dan oportunidad a los jóvenes", dijo Magaña en una de sus entrevistas cuando regresó al club.

El primero en volver fue De la Tejera, un volante por derecha con buena técnica y condición física.

Él, tras no encontrar oportunidades en las fuerzas básicas del club León en el 2011, con 15 años de edad, De la Tejera se fue a la Tercera División con el Unión León, equipo donde también estaba Cándido Ramírez, ahora mediocampista de Monterrey y la Selección Mexicana; ahí estuvo por una temporada y después partió a los Estados Unidos al FC Dallas y logró ser una de las figuras del equipo junto con su hermano José de la Tejera, hoy delantero del Zacatepec, del Ascenso MX. Fue en el 2014 cuando decidió regresar a León y se encontró un mejor trabajo en las fuerzas básicas, más allá de los títulos en la Primera División.

El entrenador en darle la oportunidad en el primer equipo de los verdes fue Juan Antonio Pizzi, quien lo debutó en la Copa MX cuando era sólo jugador Sub-20.

El segundo en volver fue Aldo Magaña, un centro delantero nato, alto, fuerte y letal. En León le llaman ‘El Boselli’.

Él, tras no encontrar oportunidades en León se fue de la institución también en 2011, pero él a Pachuca, donde pasó por la Tercera y Segunda División y por las filiales Sub-15, Sub-17 y Sub-20. Además fue seleccionado nacional Sub-15. Hace poco más de un año sufrió una fuerte lesión y al rehabilitarse regresó a León para seguir su camino hacia la Primera División. Fue en enero de este año cuando Juan Antonio Pizzi lo observó y le abrió las puertas en la Copa MX, también cuando era sólo jugador Sub-20.

Ahora, de cara a la temporada 2016-2017 se les han abierto completamente las puertas de la Primera División. Ya son parte del primer equipo esmeralda.

Son el jugador N° 33 y N° 34 de la lista de juveniles que han recibido la oportunidad de estar en el primer equipo del Club León, donde sólo ha destacado, hasta ahora, el mediocampista Aldo Rocha.