<
>

¿Por qué Carmelo Anthony tiene la oportunidad para impulsar a los Blazers?

play
Sebastián M. Christensen: 'Carmelo llega para ayudar y empujar a los Blazers' (2:28)

La llegada de Carmelo Anthony a Portland cae como anillo al dedo y puede representar un reloj despertador para el equipo que se suponía era candidato a la postemporada pero ha tenido un arranque desastroso. (2:28)

¿Carmelo Anthony podrá ayudar a los Portland Trail Blazers a sacudirse de un lento inicio arranque de la temporada 2019-20?

Luego de haber caído hasta el puesto 13 de la Conferencia del Oeste con récord 4-8 tras su clasificación a las Finales de Conferencia en el torneo pasado, los Blazers están necesitados de ayuda; particularmente en la posición de ala-pívot. En la jornada del miércoles, el novato Nassir Little se convirtió en el tercer jugador en asumir la titularidad de dicha posición en los nueve partidos desde que Zach Collins quedara fuera de acción luego de someterse a una cirugía en un hombro. Se espera que su recuperación lo mantenga lejos de las canchas durante la mayor parte de la temporada regular.

Para ayudar a llenar dicho vacío, Portland decidió buscar a un nombre famoso como el de Anthony, cuya participación más reciente en la acción de la NBA se produjo hace exactamente un año antes de que los Houston Rockets lo llevaran al exilio, anticipando un cambio eventual. En declaraciones públicas, Melo ha expresado sus ansias de contar con la oportunidad de extender su carrera y retirarse bajo sus propios términos. ¿Demostrará su capacidad de compenetrarse mejor con los Blazers que en sus paradas previas en Houston y Oklahoma City?

Hay argumentos a favor y en contra de la posible adaptación de Anthony en Portland. Analicémoslos.

¿Cómo Melo puede ayudar a los Blazers?

La pérdida de Collins puso en evidencia la poca profundidad de Portland detrás de él en el puesto de ala-pívot. Anthony Tolliver tuvo la primera oportunidad como reemplazo de Collins; sin embargo, el veterano puesto cuatro capaz de estirar espacios en la cancha no ha podido atinar al blanco en la presente temporada. Tolliver apenas ha encestado 8-33 (24.2%) desde la línea de tres puntos y ha convertido solo dos tiros de dos puntos en un total de 193 minutos de acción.

El siguiente candidato fue Mario Hezonja, quien fuera elegido en el puesto cinco del draft 2015 y que aspira darle un segundo aire a su carrera con los Blazers. Si bien ha sido capaz de proveer capacidad para estirar espacios en la cancha, Hezonja solo ha logrado convertir el 32% de sus intentos de disparos de dos puntos y puede ser superado en lo físico contra los mejores alas-pívot con una estatura de 6 pies y 8 pulgadas y 201 libras de peso. En la noche del miércoles, Hezonja se vio abrumado por el reto de marcar a Pascal Siakam en el poste.

Producto de la desesperación, el entrenador de Portland, Terry Stotts, le dio en la jornada del miércoles la oportunidad a Little, un proyecto novato de 19 años que no fue titular en ninguno de los partidos que disputó en su única temporada con la Universidad de Carolina del Norte. Little aportó energía y fue un mejor rival físico contra Siakam, aunque encestó de 3-10 desde la cancha y 1-5 en los triples.

Otro detalle notable del partido del miércoles fue la manera en la cual los Toronto Raptors, jugando en cualidad de visitante, se defendieron contra el dueto de la pista trasera de los Blazers, conformado por Damian Lillard y CJ McCollum. Toronto utilizó a Fred VanVleet y Rondae Hollis-Johnson para marcar personalmente a Lillard y negarle el balón, colocando al otro jugador contra McCollum cuando ambos compartían la cancha. El resultado fue una actuación de nueve puntos y 2-12 de enceste para Lillard, quien vio como su racha de anotación en los dos dígitos llegó a su fin después de 230 partidos.

En parte, debido al desempeño de los alas-pívot de Portland, el resto de los jugadores de los Blazers no fueron capaces de generar suficiente ofensiva para aprovechar toda la atención que Toronto le dedicó a Lillard y McCollum. Si se siente lo suficientemente cómodo sirviendo primordialmente como opción para el posteo cuando juega con los titulares de Portland, Anthony debería sumar altos porcentajes de intentos de enceste.

Al-Farouq Aminu, quien fue titular en el puesto de ala-pívot durante la temporada anterior, sumó promedio de calidad de tiros calificada (qSQ) del 54.9%, según las cifras de seguimiento de Second Spectrum. Eso significa que un jugador promedio tendría expectativa de sumar un porcentaje de tiros de campo efectivo (eFG%, que toma en cuenta a cada triple como 1.5 tiros de campo) de 54.9 en dichos disparos, basados en su ubicación, clase de tiro y la distancia frente a los defensores cercanos. En contraste, el 48.0% de qSQ de Melo en Houston fue su mejor promedio en las seis temporadas registradas por Second Spectrum.

El hecho de que Anthony sea capaz de aprovecharlo dependerá en gran medida de si éste puede recobrar la precisión que mostró en triples del estilo “atrapar y encestar” con los New York Knicks. Entre las temporadas 2013-14 y 2016-17, Melo encestó en el 43.2% de dichas oportunidades, según la data de Second Spectrum. Dicho promedio cayó hasta el 37.9% (cercano al promedio de liga) durante su única campaña en Oklahoma City y Anthony convirtió apenas el 27.5% de sus triples de “atrapar y encestar” en los 10 partidos que disputó con el uniforme de Houston.

¿Por qué Melo podría no funcionar?

A pesar de la falta de producción en la posición de ala-pívot, más el lento inicio de McCollum (acumula los porcentajes más bajo de su carrera en tiros de dos y tres puntos, algo que probablemente no continuará), la ofensiva en realidad no ha sido el problema en Portland. Gracias en parte al acto heroico de Lillard, los Blazers marchan 16to en rating ofensivo en los nueve juegos desde que Collins se lastimó pero 19no en el lado defensivo. Han tenido dificultades tarde en los juegos, permitiendo 122.8 puntos por 100 posesiones en los últimos cuartos, según NBA Advance Stats. Anthony, en ese renglón, no debe aportar mucho.

Según data de Cleaning The Glass, los equipos de Anthony han permitido más puntos por posesión con él en cancha en cada temporada menos una. Aunque Melo no sería superado físicamente en la pintura como Hezonja, los equipos probablemente buscarán aislarlo contra aleros más veloces y en el pick-and-roll. Eso no será una buena opción para Anthony.

También es justo preguntarnos si Melo puede adaptar su juego ofensivo a de los Blazers. Con Lillard, McCollum y el prometedor Anfernee Simons, Portland no necesita que Anthony entre como un anotador principal. El grupo de ala-pívots del equipo usualmente hace su trabajo estableciendo cortinas o en situaciones de tiro en vez de aislamiento. ¿Está Melo listo para ser una segunda opción? Si la contestación es no, podría arruinar la ofensiva en vez de revitalizarla.

Veredicto: Vale la pena el riesgo

Francamente, el rol que Portland quiere que Anthony juegue suena muy similar al que los Rockets tenían en mente para él la temporada pasada, aunque quizás con menos necesidad a la hora de cambiar en defensa. Ya que Melo es mayor (35) y debe entrar en ritmo tras 12 meses fuera sin el beneficio de un campamento, no es seguro que vaya a funcionar mejor.

Al mismo tiempo, existen unas diferencias importantes entre los dos equipos que vienen de perder en la final de conferencia contra los Golden State Warriors. Cuando Houston firmó a Anthony durante el verano, el equipo todavía esperaba competir por un campeonato – y eventualmente llegó hasta la segunda ronda antes de caer ante los Warriors otra vez. En contraste, las expectativas de los Blazers ya están en peligro debido a la lesión de Collins y su lento arranque. No había una solución obvia para Portland. Con Collins, Jusuf Nurkic y Pau Gasol todos fuera con lesiones, cambiar al pívot Hassan Whiteside por un reemplazó en la posición de ala-pívot no era una opción real.

El único costo para los Blazers en esta situación es financiero, en términos de la suma de un 15to jugador que aumentaría lo que ya es la tasa de impuestos de lujo más alta en la NBA. Similar a Los Angeles Lakers con otro exAll-Star en Dwight Howard, Portland se protegió al acordar un contrato no-garantizado con Anthony. El ejemplo de Howard demuestra como la amenaza de mortalidad en la NBA puede ayudar a un jugador orgulloso a realizar los cambios necesarios a su juego.

Las probabilidades de que Melo sea la solución a los problemas de Portland podrían ser lejanas. Pero podrían ser mejores que las oportunidades de Portland de enderezar la nave sin él.