El efecto Bell: ¿cómo afectará Le'Veon al resto de los Jets?

El seguimiento a Le'Veon Bell a lo largo de la formación ofensiva será una trama a seguir en el 2019. Getty Images

FLORHAM PARK -- Le'Veon Bell estuvo prácticamente invisible durante la temporada baja, ausentándose de las prácticas voluntarias, pero será omnipresente una vez que arranque la campaña. Estará aquí, allá, y en todos lados para los New York Jets: un corredor, un receptor en la ranura, un receptor abierto, un caballo de batalla, y en ocasiones, una carnada.

Un jugador que cambie a la ofensiva, o al menos eso esperan.

El head coach de los Jets, Adam Gase, tiene un tablero de ajedrez en mente, y vislumbra a Bell, de 27 años de edad, como el jugador que se puede mover a cualquier posición. El modo en que integren sus habilidades únicas a la ofensiva será una de las tramas más atractivas de la campaña. Aunque a lo largo de la primavera contaron con él solamente en dos prácticas de minicampamento, los Jets piensan en grande.

Echemos un vistazo al potencial efecto Le'Veon Bell, a través de los ojos Gase, sus asistentes, y otros jugadores clave en la ofensiva:

Sam Darnold, quarterback

Darnold jugó su campaña de novato sin una amenaza consistente en el backfield. De hecho, los Jets contaron con un corredor de 100 yardas en un partido solamente en dos partidos (Isaiah Crowell en ambas instancias). No es coincidencia que Darnold disfrutó dos de sus desempeños más eficientes en esos duelos. Como pasador, debe beneficiarse de la habilidad de Bell como receptor. El porcentaje de pases completos de Darnold lanzando a corredores --empatado en la peor cifra de la liga en 68.0-- debe elevarse.

Darnold: "Cuando está allá afuera en la reunión, el coordinador defensivo no sabe dónde alineará. No sabe lo que viene. Con Le'Veon allá afuera, nos hemos hecho un poco más impredecibles, simplemente porque es tan bueno corriendo rutas. No solamente está corriendo una ruta 'smoke', y no solamente está corriendo rutas de 5 yardas. Puede correr profundo. Puede correr una diagonal... y anotar. Hay muchas cosas diferentes que puede hacer".

La versatilidad de Bell ayudará a Darnold a realizar las lecturas previas a la jugada, de acuerdo a Gase. ¿Cómo? Si abren a Bell como receptor, debe ser más sencillo para Darnold determinar si la defensiva está jugando personal o zona. Por ejemplo: si la defensiva no se recorre, usualmente es una zona. Si un safety baja para cubrirlo, es personal. Gase cree que Bell convierte a los Jets en un equipo multidimensional.

Gase: "¿Estará en la escopeta? ¿[Lado] fuerte? ¿Detrás de la línea? ¿[Lado] débil? ¿Estará bajo centro [en la Wildcat]? ¿O estará en el perímetro? ¿Va a ser el único receptor? ¿Será un backfield vacío? ¿O estará en la ranura? Ha cinco sitios diferentes donde puede estar si vamos con backfield vacío.

"Si tienes a un tipo que puede hacer todas esas cosas diferentes y es bueno en ello, lo hace muy difícil de defender. Empiezas a ver coberturas donde simplifican porque estás moviendo tantas piezas. Cuando cuentas con esa clase de flexibilidad, pone mucha presión sobre la defensiva. Es difícil cubrirlo todo, así que simplifican a la defensiva. Eso es lo que ayuda a los demás, también, porque se enfocan tanto en [Bell]".

Robby Anderson y Quincy Enunwa, receptores abiertos

Ambos jugadores se vieron frustrados en sus roles la temporada pasada bajo el ex coordinador ofensivo Jeremy Bates. Enunwa se sintió atrapado como receptor en pases pantalla. De hecho, apenas promedió 7.3 yardas aire por pase dirigido hacia él, N° 60 entre 64 receptores abiertos con al menos 60 pases en su dirección, de acuerdo a investigación de NFL Next Gen Stats. El problema de Anderson es que fue utilizado demasiado en balones profundos. Su promedio de yardas aire por pase dirigido fue de 16.5, segundo entre los receptores. Ambos creen que la presencia de Bell añadirá balance y variedad al juego aéreo.

Enunwa: "Nos permite colocarnos en diferentes posiciones Hace que las defensivas adivinen. Puede jugar afuera, adentro, en el backfield. Nos mueve a nosotros a posiciones diferentes, también. Todos en la posición de receptor son capaces de jugar posiciones diferentes. Puedes poner a un corredor allá afuera, un ala cerrada, y realmente lo dificulta para las defensivas".

Anderson: "El cielo es el límite. Puede abrir las cosas para mí y ayudarnos a poner puntos en el marcador y hacer jugadas más grandes. Es uno de los mejores, si no es que el mejor en su posición en la liga. Es muy versátil".

Kelechi Osemele, guardia izquierdo

El estilo único para correr de Bell podría ser un reto para Osemele y el resto de la línea ofensiva. Si no encuentra espacio de inmediato, Bell se mantiene detrás de la línea de golpeo, esperando una apertura. En el 2017, su campaña final con los Pittsburgh Steelers, promedió 3.09 segundos detrás de la línea por acarreo, el mayor tiempo entre corredores con al menos 100 acarreos.

Osemele: "Danza un poco u luego irrumpe en el hueco... Será inesperado al inicio, hasta que nos acostumbremos a él. Creo que haremos algo de daño cuando echemos eso a andar... Sabremos más cuando nos pongamos las hombrearas y tengamos algunas repeticiones, pero jugadores que son así, que son pacientes, obviamente, debes mantener tu bloqueo y debes mantenerte ocupado. Veremos si es el tipo de corredor que te toca la cadera mientras pasa o qué hace. Eso llegará conforme nos vayamos acostumbrando".

Frank Pollack, coach de línea ofensiva

En Pittsburgh, Bell no debió lidiar contra demasiadas cajas de ocho defensivos por el talento en el perímetro. En el 2017, enfrentó caja de ocho defensivos solamente en el 19.9 por ciento de sus acarreos, N° 20 entre los 26 corredores con al menos 100 acarreos. En caso de que no lo hayan notado, los Jets no tienen al receptor abierto Antonio Brown, lo que significa que los oponentes pueden enfocarse en Bell y cerrarse sobre la línea de golpeo.

Pollack: "Como coach de línea ofensiva, no creo que yo estaría haciendo mi trabajo si no anticipara cajas con ocho, nueve defensivos. Estoy acostumbrado a eso donde sea que he estado en la liga. digo, es un corredor talentoso. Van a llenar la caja para frenarlo. Lo hagan o no lo hagan, debes ejecutar al frente. En esta liga, no debe tener ningún efecto sobre lo que hagamos al frente y lo que enseñamos. Simplemente requieres esquemas que se encarguen de ello. Lo tomaré como halago si llenan la caja".

Adam Gase, cerebro ofensivo

En el 2017, Bell allineó a la ofensiva en el backfield en 783 oportunidades (88 por ciento de las jugadas). Alineó en la ranura en solamente 63 jugadas (7 por ciento) y como receptor abierto en apenas 44 jugadas (5 por ciento). La mayoría de sus recepciones (68 de 85) llegaron del backfield, muchas de ellas como válvula de escape, con la espalda a la defensiva. Esperen ver a Gase sumar variedad al juego de Bell.

Gase: "Realmente me voy a recargar en lo que hace bien. Puedo ver tanto video como sea posible de Pittsburgh y decir, 'Esto es lo que ha hecho; es mi punto de partida'. Ese es nuestro punto de partido. Realmente, será la comunicación, que él diga, 'Nunca he intentado esto. ¿Puedo hacer esto? ¿Puedo correr estas rutas?'... Para mí, acostumbrarme a lo que le gusta, es comunicación, esa comunicación constante en persona que ayuda en la selección de jugadas".

Kelvin Beachum, tackle izquierdo

Beachum conoce a Bell mejor que nadie en la ofensiva porque fueron compañeros con los Steelers del 2013 al 2015. Beachum dijo que su aprecio por Bell va más allá de esquemas de bloqueo y versatilidad en la formación. Se trata de mentalidad.

Beachum: "Hace que la gente se rinda. Hace que la defensiva se rinda. Puedo aludir a un número de partidos donde literalmente desgastó a la defensiva. Seguimos ejecutando la misma jugada una y otra vez. Ellos sabían que venía, nosotros sabíamos que venía, y él hacía que alguien fallara y simplemente desgastó a la defensiva".