<
>

Warriors: ¿Cómo pasaron su largo descanso previo a la Final de la NBA?

play
Alrededor de la NBA: Stephen Curry se acerca a las mejores marcas (1:08)

El chef es 1 de los 9 jugadores en la historia de la NBA con múltiples títulos y premios al Jugador Más Valioso de la liga. (1:08)

OAKLAND, California - Para el momento en el cual los Golden State Warriors comiencen su quinta aparición consecutiva en las Finales de la NBA, habrán disfrutado de nueve días de descaso. Nueve días completos entre su barrida de los Portland Trail Blazers en las finales de la Conferencia del Oeste y enfrentarse a los Toronto Raptors en el Juego 1 de las Finales de la NBA.

En el caso del veterano pívot Andrew Bogut, éste apreció el tiempo extra, aunque no se trató precisamente de unas vacaciones de verano.

"Cuento con dos hijos", expresó Bogut. "Eso responde tu pregunta. Pues no lo disfruté mucho. Llegas a casa, miras el reloj y son las 8 de la noche. Probablemente algunos de los chicos solteros estén un poco aburridos, pero sí, cuando tienes hijos (dos niños menores de dos años o uno que acaba de cumplir los 2) no hay mucho tiempo para relajarte".

Aún así, en el caso de Bogut y los Warriors, el tiempo extra ha permitido disfrutar de un receso de actividad física para un equipo fatigado. Tanto Kevin Durant (pantorrilla) como DeMarcus Cousins (cuádriceps) están en proceso de rehabilitación tras sufrir sendas lesiones que habrían redundado en que ambos jugadores se perdieran cualquier partido adicional que tuvieran que disputar los Warriors en las finales de la Conferencia del Oeste. El ex Más Valioso de las Finales Andre Iguodala también estuvo ausente en el Juego 4 contra Portland con una lesión de pantorrillas y se benefició del receso.

play
0:31

Steve Kerr, sobre Toronto: 'Tenemos un verdadero rival ante nosotros'

El coach de Golden State Warriors no dudó en calificar a Raptors como "un verdadero reto por enfrentar". Además, confirmó la ausencia de Kevin Durant del juego 1. La final de la NBA comienza el 30 de mayo.

Sin embargo, los beneficios para los Warriors se extendieron más allá de lo físico, tal como lo explicó el entrenador Steve Kerr.

"Los playoffs son, de una forma... aunque se trata de un tiempo lleno de estrés, puedes disfrutar de estos recesos entre series cuando no estás viajando, no estás metido en un avión y cuentas con varias noches sin disputar un partido", indicó. "Es algo inaudito después de los últimos siete, ocho meses. Por eso, lo aprovechas y lo disfrutas para prepararte con miras al próximo".

Esta no es la primera ocasión en la cual los Warriors han disfrutado de esta clase de recesos en su calendario de postemporada. Durante la temporada 2016-17, los Warriors se impusieron a los San Antonio Spurs en el Juego 4 de la Conferencia del Oeste el 22 de mayo y no dieron inicio a las Finales de la NBA contra los Cleveland Cavaliers hasta el 01 de junio.

Esos Warriors ganaron las Finales en cinco partidos después de su receso de nueve días. Sin embargo, entre los otros seis equipos que disfrutaron de por lo menos nueve días de descanso antes de las Finales, solo tres de ellos consiguieron el título. Por ello, un largo descanso no es garantía de éxito.

A pesar de ellos, los Warriors están consiguiendo formas de mantenerse dedicados durante su tiempo libre... y el tiempo durante el cual el grupo se mantiene separado.

"Armamos un grupo de mensajería de texto y usualmente estamos hablando sobre baloncesto", expresó el pívot Kevon Looney. "' ¿Viste esa jugada? ¿Viste qué ocurrió?' Pues siempre estamos hablando al respecto. Y pasamos tanto tiempo juntos en la carretera y suficiente tiempo para estrechar nexos, que a veces necesitamos apartarnos".

¿Quién es el más expresivo dentro del chat?

"Depende del día", dijo Looney con una sonrisa. "En algunos días, se trata de Draymond (Green), o KD, Andre, y quizás probablemente Boge. Ellos hablan mucho en el chat grupal, por eso, se encuentran allí para nosotros".

El base de los Warriors Quinn Cook vio los dos últimos partidos de las finales de la Conferencia del Oeste en casa de Durant, indicando antes de disputar el Juego 6 en la noche del sábado que ambos ven partidos tal como lo hacen los aficionados: "siendo quisquillosos con ambos equipos".

"Es sólo baloncesto", dijo Cook. "Por ejemplo, vemos cómo hacen una marcación... Estoy aprendiendo, sólo aprendiendo... aunque, en el caso de él y el mí, lo vimos solo como aficionados al baloncesto, para ser honesto".

Los Warriors decidieron abstenerse de hacer fiestas para que los jugadores vieran juntos las finales de la Conferencia del Este durante su tiempo libre. Por el contrario, permitieron que cada jugador hiciera sus propios planes y se reunieran en grupos pequeños o que se mantuvieran conectados a través del chat grupal. Looney dijo que pasó tiempo con su familia y novia, algo que no siempre puede hacer durante la temporada regular.

"Es algo extraño", admitió Looney. "Estás en casa, te despiertas pensando: 'Hombre, sigo con mi maleta hecha para el último viaje', piensas: 'Hombre, ¿cuándo nos vamos de viaje otra vez?'".

Para entender a Looney, hay que recordar que los Warriors se encuentran técnicamente en una de sus giras más largas como visitantes en la historia de la franquicia, aunque en este caso han contado con mucho tiempo en casa en medio del periplo. Su último partido en el Oracle Arena se escenificó el 16 de mayo y considerando que comenzarán fuera de casa las Finales de la NBA por primera vez en las últimas cinco temporadas, no tendrán otro encuentro en su cancha hasta el 5 de junio.

Este intervalo de 19 días entre partidos como local es el segundo más largo para los Warriors desde que se encuentran bajo las órdenes de Kerr, después de un lapso de 20 días que incluyó el receso del Juego de Estrellas de 2016. Según la investigación del Elias Sports Bureau, también se trata de uno de los intervalos más largos entre partidos jugados como local en una postemporada en la historia de la NBA: Los Angeles Lakers en 1982 y San Antonio Spurs en 2013 pasaron 20 días entre su último encuentro celebrado en casa en finales de Conferencia y su primer cotejo como local de las Finales de la NBA.

play
0:58

DeMarcus Cousins podría estar listo para la Final, ¿qué opinan Steve Kerr y Stephen Curry?

El pívot progresa en su recuperación. "Ha trabajado duro para darse la oportunidad de ayudarnos", dijo Stephen Curry. Por su parte, Steve Kerr aseguró que "si esto fuera la temporada regular, lo ponemos titular".

Por eso, esta situación representa un reto único para el cuerpo técnico de los Warriors, uno que deben equilibrar al permitir a los jugadores un receso de lo complicada y agotadora que es otra larga temporada mientras los mantienen preparados mentalmente para la labor que están a punto de asumir. Para ayudar a lidiar con eso, Kerr y su staff programaron varias contiendas entre los jugadores, algo que el equipo no hace mucho durante la temporada regular.

"Pienso que intentamos ser inteligentes al respecto" expresó Iguodala. "Tenemos unos cuantos chicos que intentan regresar después de sufrir lesiones y nos ha dado cierto tiempo para descansar y aprovecharlo bien. Por eso creo que intentamos hacer lo mejor posible ante cualquier circunstancia que se nos presente".

Después de tantos años como protagonistas indiscutibles de los playoffs, los Warriors se han mostrado tranquilos y confiados con miras a otra aparición en las Finales de la NBA. Están disfrutando su momento y comprenden el significado histórico de lo que están intentando lograr, para convertirse en el primer equipo desde los Lakers entre 2000 y 2002 en ganar tres campeonatos consecutivos de la NBA. Para poder conseguir ese objetivo, Kerr sabe que su grupo debe estar lo más fresco posible, en todos los aspectos.

"Queremos darles un reposo en lo emocional", expresó Kerr. "Aunque también queremos mantenerlos concentrados, ese es el límite corto sobre el cual estamos caminando... Realmente, me siento complacido con la forma en la cual la práctica transcurrió esta semana".