Sufre Warriors ¿en despedida para recordar del Oracle Arena?

play
Raptors repitieron dosis de victoria ante Warriors (2:10)

Toronto remontó en el segundo tiempo y venció a domicilio a los Golden State por 105-92. Son el primer equipo en ganar 3 juegos consecutivos contra Warriors en Oracle Arena, desde que Steve Kerr se convirtió en entrenador jefe en 2014-15. (2:10)

OAKLAND -- Si esta fue la última noche que los Golden State Warriors jugaron en el Oracle Arena, en realidad será para recordar.

Los Warriors parecieron en la segunda mitad un equipo cansado, sin energía, muchos menos precisión y deseo de repetir campeonato en la derrota 105-92 ante los Toronto Raptors, en el Juego 4 de Las Finales de NBA.

Los Raptors consiguieron el triunfo más importante de su historia hasta el momento, el que los pone a una victoria más de coronarse por vez primera y de que el monarca de la NBA sea un equipo extranjero.

''Vamos de regreso a casa con el trabajo cumplido'', dijo el entrenador de los Raptors, Nick Nurse. ''Los muchachos batallaron con todo este par de noches y ese fue el resultado. Pero tampoco podemos pensar que necesitamos ganar un partido para ser campeones. Debemos pensar que tenemos que ganar el Juego 5 de Las Finales en nuestro estadio''.

Los Raptors vieron este viernes a su estrella Kawhi Leonard a su máximo esplendor. Fue una fuerza dentro de la duela, incluso en un primer periodo cuando parecía que resurgían los Warriors que han ganado los últimos campeonatos y que han estado en Las Finales en cinco años consecutivos.

''Está jugando en grande y nos ha levantado cuando hemos necesitado con grandes canastas'', dijo Nurse. ''Cuando este lugar se volvía loco, nos guió con su calma para enderezar las cosas. Nos ayudó mucho para llegar aquí y está enseñando de nuevo''.

Anotó 36 puntos y 12 rebotes, sumado a su gran defensa incluso sobre Klay Thompson, que regresó y de gran manera como el mejor jugador de ambos lados de la duela de los Warriors.

A pesar de su tirón en la pierna izquierda que obligó a faltar en el Juego 3, Thompson anotó 28 puntos, incluidos seis triples.

En cambio, su compañero Stephen Curry pareció aún agotado por su histórico partido del miércoles, en el que encestó 47 puntos. Esta vez, marcó 27 con sólo nueve de 22 intentos a la canasta y 2 de 9 en triples.

Curry sólo puso cuatro puntos en el primer periodo, que dominaron sus Warriors 23-17, e iguales cuatro unidades en el segundo, cuando estuvieron arriba hasta por 11 puntos.

''Esto no se ha terminado'', amenazó Curry. ''Hemos estado en esta situación antes. Tenemos oportunidad de voltear (la serie). Pero tenemos que pensar en un juego a la vez. Suena a cliché, pero para nosotros es real''.

''Se trata de dar todo lo que tenemos por 48 minutos todos los que pisemos la cancha'', añadió. ''En nuestro vestidor hemos hablado de creer. Y todos allá adentro creen en que podemos hacerlo''.

Pero a partir del tercer periodo, los Raptors aceleraron y ya jamás voltearon a ver para atrás. Ganaron el periodo 37-21, ante la pasividad de los Warriors e impotencia de las 19,596 personas que pagaron boleto.

''Simplemente nos agarraron desde el principio del cuarto'', dijo el entrenador de Golden State, Steve Kerr. ''Kawhi anotó dos triples muy rápido y apretaron su defensa. Ahí empezó su rally. Nosotros perdimos esa tenacidad defensiva que tuvimos en la primera mitad''.

Serge Ibaka también tuvo mucho que ver para los Raptors, que han tenido diferentes jugadores levantando la mano en cada partido de la serie.

Ibaka entró con precisión ofensiva, que resultó en 20 puntos y 9 de 12 en efectividad en tiros de campo; puso cuatro bloqueos.

''Entró en ritmo'', mencionó Kerr. ''Ellos además hicieron buen trabajo moviendo la bola para encontrar a sus muchachos descubiertos. Anotaron ocho triples en la segunda mitad. Encontraron a Serge en la bolsa y en medio de la pintura varias veces. Tuvo un gran partido''.

Los Raptors tendrán su primera de tres oportunidades de coronarse el próximo lunes en el Scotiabank Arena de Toronto, donde quizá una de las pocas esperanzas para el aún campeón es que tendrán dos días de descanso para tratar de recuperar la energía y a Kevin Durant, quien sigue sin aparecer en Las Finales.

''Esperemos que pueda estar en el Juego 5 o 6'', mencionó Kerr antes del encuentro del viernes.

Mientras, en Oakland sueñan con tener al menos un juego más en la que ha sido la casa de los Warriors durante 47 temporadas; la arena donde varios cientos de aficionados canadienses festejaron buen tiempo después del partido del viernes, hasta entonando su Himno Nacional.

''Es el equipo de Canadá'', afirmó el entrenador Nurse. ''Canadienses de todo el país están viajando aquí, como han hecho siempre en temporada regular. Me sorprendió un poco en Las Finales porque es difícil conseguir boletos, así que nuestros aficionados están trabajando extra y siento aún más ruidosos que nunca''.