Amenazan los Warriors con regresar en la serie

play
Serge Ibaka analiza la tercera victoria sobre los Warriors (0:22)

El ala-pívot español fue clave junto a Kawhi Leonard en la victoria del equipo de Toronto en el Oracle, poniendo el 3-1 en la serie. (0:22)

OAKLAND – La esperanza aún está viva para los Golden State Warriors en las Finales NBA… O al menos ese es el mensaje que ellos mismos lanzaron, apenas minutos después de ser vapuleados por los Toronto Raptors en casa.

Los Warriors perdieron 105-92 ante los Raptors el Juego 4, el viernes por la noche, en su Oracle Arena, y la serie por el campeonato de la NBA está ahora 3-1 a favor de los canadienses, que recibirán en Toronto el quinto partido.

"Esto todavía no se terminó", amenazó la súper estrella de los Warriors Stephen Curry. "No hay un buen sentimiento ahora, pero ya hemos estado en ambos lados de esto. Y para nosotros es una oportunidad de darle vuelta a la serie, pero tienes que pensar en sólo un juego a la vez".

"Para nosotros es la única manera, pensar en el siguiente partido, dar todo lo que tenemos por 48 minutos".

En la postemporada del 2015, dos veces estuvieron abajo 2-1 y remontaron para ganar el primero de sus tres campeonatos en cuatro años.

En el 2016, los Warriors estuvieron abajo también 3-1 en la serie por el título de la Conferencia Oeste frente a Oklahoma City Thunder y se levantaron para ganar tres juegos seguidos y avanzar a las Finales, que eventualmente perdieron ante los Cleveland Cavaliers, a pesar de que estuvieron 3-1 arriba.

"Siempre tratamos de ganar cada juego que disputamos", dijo Curry. "Jamás tendrás el éxito que hemos tenido estos años sin esa mentalidad. Así que a pesar de los momentos en que las cosas no han ido de nuestro lado, aún seguimos peleando y tratando de salir adelante".

"Mientras no suene el silbatazo del cuarto partido que gane alguien, nosotros aún tenemos vida y una oportunidad de ganar", agregó.

Los Raptors se conviriteron en el primer equipo que gana tres juegos consecutivos contra los Warriors bajo el mando del entrenador Steve Kerr para estar 3-1 liderando la serie.

Ha habido 33 equipos que han estado atrás 3-1 en las Finales y sólo uno, los Cavaliers del 2016 contra Golden State, se alzaron para ganar el título.

"Sólo se trata de ganar un partido", mencionó Kerr. "Así fue como hicimos hace un par de años contra OKC (Oklahoma City). Gana un juego y sigue adelante. Ese es nuestro enfoque ahora mismo. Vamos a volar a Toronto mañana (sábado), veremos el video del partido para checar qué podemos mejorar y tratar de salir a gana".

El problema para Golden State es que los Raptors saben cómo ganar partidos definitivos en casa. Han ganado sus últimos cinco encuentros con oportunidad de cerrar una serie, incluyendo tres en esta misma postemporada.

"Hemos ganado un montón de partidos estos años, así que trataremos de ganar uno más", finalizó Kerr.