<
>

La 'Fuerza en los números' de los Warriors da paso a la 'Fe en los jóvenes'

play
Alrededor de la NBA: Movimientos más significativos de la agencia libre (1:15)

Golden State sumó a D'Angelo Russell y Willie Cauley-Stein mientras los Grizzlies están explorando el mercado para mover a Andre Iguodala. (1:15)

OAKLAND, California - Durante los últimos cinco años, los Golden State Warriors han vivido según un mantra: "Fuerza en los números". Sí, tenían más talento en la cima que cualquier otro equipo de la NBA, pero en los momentos críticos durante sus cinco viajes consecutivos a las Finales de la NBA, sabían que podían contar con su banca profunda, cargada de veteranos para apoyar a sus súper estrellas.

Pero los Warriors sufrieron una transformación dramática este verano. No solo se fueron Kevin Durant y DeMarcus Cousins, titulares All-Star de la NBA, sino también las reservas clave Andre Iguodala y Shaun Livingston. El nuevo estatus de perdedor de los Warriors significaba que ya no eran un destino para los veteranos dispuestos a tomar un recorte salarial para perseguir un anillo casi garantizado. Eso significaba reemplazar su cacareada profundidad con novatos y jugadores jóvenes no probados, dejándolos con un nuevo mantra: "Fe en los jóvenes".

"Pasamos de uno de los equipos más veteranos de la liga a uno de los más jóvenes", dijo el asistente del gerente general de los Warriors, Kirk Lacob. "De repente lo miras y Steph (Curry) es el jugador más viejo de todo el equipo. Klay (Thompson) y Draymond (Green) son los estadistas mayores. Creo que Alfonzo McKinnie (26) puede ser nuestro cuarto más veterano. Solo ha tenido un par de años de experiencia en la NBA”.

McKinnie es en realidad el quinto Warriors más viejo, detrás del trío estelar de Golden State y el recientemente agregado Alec Burks, pero Lacob no está exagerando el cambio en la estructura del roster de los Warriors. Según ESPN Stats & Information, la edad promedio de los Warriors en la temporada 2018-2019 fue de 28.4 años, y ocuparon el tercer lugar en la NBA. Ahora tienen el octavo roster más joven.

El cambio de experiencia surgió por necesidad. Debido a que la decisión de Durant de irse a los Brooklyn Nets llevó un acuerdo de firma e intercambio por el guardia de los Nets de 23 años, D'Angelo Russell, Lacob, el gerente general Bob Myers, y el resto de la oficina de los Warriors, tuvieron que dejar ir a Iguodala y Livingston, veteranos incondicionales en los cinco equipos de las Finales, para obtener el límite estricto exigido por la CBA para los equipos que ejecutan acuerdos de firma y canje.

Una vez que el polvo se asentó, el roster de los Warriors parecía un caparazón influenciado por veteranos. El grupo tiene ocho nuevos jugadores, incluidos tres novatos en Jordan Poole, Eric Paschall y Alen Smailagic que lucharán por jugar en el campo de entrenamiento. Tienes que volver a 2013-2014, la última temporada antes de que Steve Kerr llegara como entrenador de los Warriors, para encontrar un roster de Golden State con tres novatos.

Durante su carrera por el campeonato, los Warriors claramente no priorizaron ningún tipo de movimiento juvenil. De 2013 a 2018, Golden State hizo un total de tres selecciones en el draft de la NBA: Kevon Looney en 2015, Damian Jones en 2016 y Jacob Evans en 2018. También compraron las selecciones de segunda ronda utilizadas para adquirir Patrick McCaw y Jordan Bell. Sin embargo, solo Looney y Evans todavía están en el equipo.

"El draft es complicado porque no se trata solo de cuán talentoso es el jugador, sino de a dónde van, en qué ciclo de vida está ese equipo", dijo Lacob.

Lacob citó a Bell y McCaw en particular como jugadores que sobresalieron en roles limitados como novatos, pero tuvieron dificultades en sus segundas temporadas cuando no pudieron recibir un papel ampliado. Cuando el objetivo de un equipo es ganar títulos, hay poco margen para los tipos de errores que cometen los jugadores jóvenes.

"Tuve una conversación con Draymond sobre esto justo después de nuestra temporada. Él dijo: 'No sería el jugador que sería hoy si hubiera llegado a este equipo de los Warriors hace tres años'", dijo Lacob. "Es como ‘cuando llegué aquí, éramos un equipo completamente diferente. Me dieron una oportunidad y fracasé mucho'. Y él dijo: “Me fue mal en mi primer año. El segundo año estuve bien. El tercer año tuve una oportunidad. Eso es difícil para los jóvenes que no tienen esa oportunidad porque tenemos muchachos que han estado aquí por mucho tiempo. Y han establecido roles. Simplemente no hay oportunidad de crecimiento’”.

Para el punto de Green, Evans, quien fue seleccionado con la selección número 28 en general hace un año, jugó en solo 30 juegos como novato, y un total de 18 minutos en la carrera de postemporada de los Warriors. Y aunque no esperan que él intervenga de inmediato en esta temporada y reemplace la producción de Livingston, quien era el armador de respaldo, sí creen que eventualmente puede desarrollarse en ese tipo de papel.

"Antes, no poníamos a un jugador en un nuevo rol, como un Jacob Evans", dijo Lacob. "Tal vez se convierta en un armador, tal vez no, pero la capacidad de ir todos los días y trabajar en eso y luego (tener) la libertad de intentarlo en un juego te da la oportunidad de crecer".

"Simplemente no había tiempo, y para muchos de esos jugadores no tenía sentido", añadió Lacob. "Ahora tenemos una oportunidad. Realmente se trata de extender las alas de estos muchachos y dejarlos volar un poco y no estar tan preocupados por los resultados del día a día. De alguna manera tienes que fallar para tener éxito en la NBA. Prueba de fuego. Y finalmente tenemos la oportunidad de hacerlo ".

Para ayudar a hacer eso, Kerr ha reorganizado su cuerpo técnico, elevaó a Chris DeMarco a la posición de desarrollo del jugador. Junto a él estará Aaron Miles, quien se desempeñó como entrenador en jefe del equipo Warriors G League en Santa Cruz. Allí, trabajó en estrecha colaboración con Smailagic, quien jugó en la Liga G a los 18 años antes de ser reclutado en la segunda ronda en junio.

"Para Steve, será mucha enseñanza", dijo Myers. "Antes, tenía muchos tipos que habían operado en su sistema. Pero enseñará, y creo que él también aceptará eso y mucho aprendizaje, mucha juventud. Vamos a tener más altas y bajas probablemente en cuanto a ganar y perder que hemos tenido antes. Pero parece estar vigorizado”.

Myers tiene la esperanza de que el próximo mandato de Kerr en el equipo de baloncesto de Estados Unidos, junto con su viejo amigo y confidente Gregg Popovich, no solo le dará al entrenador de los Warriors una renovada sensación de energía, sino una oportunidad para aprender de Popovich. Los dos futuros entrenadores del Salón de la Fama podrán compartir su sabiduría durante la Copa Mundial de este verano en China y los Juegos Olímpicos del próximo verano en Tokio, y a medida que los Warriors continúan una metamorfosis colectiva, el grupo espera que Kerr encuentre una manera de emular el modelo que ha hecho que los Spurs sean tan exitosos.

"Una cosa en la que Popovich es tan bueno es que ha tenido tanto éxito en cambiar su estilo", dijo Myers. "Has visto a los Spurs evolucionar y jugar de cierta manera y luego cambiar con su personal".

Los Spurs se han presentado en toda la liga como el mejor ejemplo de lo que los Warriors están tratando de hacer: desarrollar e integrar nuevos jugadores jóvenes mientras mantienen un nivel comprobado de éxito. Una de las razones del éxito sostenido de San Antonio es que el equipo ha reclutado de manera consistente y reiterada al final de la primera y segunda ronda. Dejounte Murray, tomado con la selección número 29 en 2016, ya es una selección de equipo defensivo, y cuando se perdió la temporada pasada debido a una lesión, fue reemplazado hábilmente por Derrick White, la selección número 29 en 2017.

Mientras tanto, Damian Jones, quien fue elegido después de Murray en 2016, jugó solo 49 juegos en tres temporadas en Oakland, y fue cambiado a los Atlanta Hawks a principios de este mes.

"Tenemos un inmenso respeto por lo que los Spurs han hecho y han podido sobrevivir a todos y ser geniales durante 20 años, por lo que ciertamente hay elementos muy fuertes", dijo Lacob. "Creo que su canal de desarrollo de jugadores es increíble. Uno mira a todos los jugadores jóvenes y muchos de ellos (son) selecciones posteriores del draft, que son, en términos de porcentaje, estadísticamente difíciles de alcanzar. Hacen un muy buen trabajo de permitir que las personas se conviertan en jugadores de la NBA y eso es extremadamente valioso”.

Los Warriors tomaron a Looney, la selección número 30 en el draft de 2015. Su papel ha aumentado en cada temporada que ha estado en la liga, al pasar de 4.2 minutos por juego en cinco partidos como novato a 18.5 minutos en 80 juegos la temporada pasada, y durante la serie de movimientos que hizo el equipo después de la partida de Durant, priorizó volver a firmarlo por un contrato de tres años y $15 millones. El equipo espera que pueda encontrar un éxito similar con su trío de novatos esta temporada.

Myers marcó la pauta para los tres jugadores en su conferencia de prensa introductoria el mes pasado, diciéndoles que "aún no han hecho nada". Pero también les recordó que si ponen el trabajo, pueden tener éxito.

Para Poole, quien jugó contra Looney en la escuela secundaria en el área de Milwaukee, fue un recordatorio del tipo de equipo al que se une.

"Es una muy buena cultura", dijo Poole. "Eric vino de Villanova, yo vine de Michigan, así que estamos muy familiarizados con la buena cultura. Estaba revisando un par de correos electrónicos y es 'familia, familia, familia'. Por supuesto, el talento te llevará muy lejos en la duela, pero poder tener la química dentro y fuera de la cancha con tantos tipos geniales... es increíble”.

La buena noticia para los Warriors es que todavía tienen a Curry, Thompson y Green como puntos focales de esa cultura (aunque Thompson probablemente estará fuera la mayor parte de la próxima temporada cuando se recupere de una lesión en el ligamento cruzado anterior). El trío de jugadores se enorgullece mucho de lo que han logrado juntos, pero la organización sabe que es hora de que cada uno de los tres asuma más responsabilidad de liderazgo esta temporada.

"Es curioso que sean los más veteranos“, dijo Lacob. "Han sido el centro de atención durante cinco años en la duela, pero hemos tenido estos excelentes veteranos que los ayudaron a crecer como personas y como jugadores en Shaun (Livingston), Andre (Iguodala), David West y Zaza (Pachulia), todo este tipo de hombres a lo largo de los años. Y se han ido, pero esta es una oportunidad para que esos hombres asuman ese papel.

"Porque en algún momento dentro de cinco o seis años serán potencialmente Shaun y Andre. Quizás haya una nueva serie de muchachos jóvenes que juegan 36 minutos y estos muchachos son más cuidadosos con sus minutos y se ahorran un un poco y tener este viejo y sabio consejo, pero es una gran oportunidad para esos tipos. Realmente no sabes cómo va a terminar una persona hasta que lo atravieses en algo como esto, así que vamos a aprender mucho sobre todos”.