<
>

Australia corta racha de 78 triunfos de EE.UU.

play
Gregg Popovich: "Nadie gana para siempre" (0:19)

El 'Team USA' sufrió su primera derrota en competencias internacionales desde 2006 al caer ante Australia en un partido de preparación para el Mundial de China 2019. (0:19)

MELBOURNE, Australia - La Copa del Mundo está a una semana de distancia, y Estados Unidos no tiene asegurado el oro.

Australia le entregó ese mensaje al mundo el sábado.

Por primera vez en casi 13 años, una lista de jugadores de la NBA jugó en un partido internacional y perdieron. Patty Mills anotó 30 puntos, y Australia se recuperó de un déficit de 10 puntos en la segunda mitad para aturdir a los estadounidenses 98-94 y romper una racha ganadora de 78 juegos de EE. UU. que comenzó con el juego por la medalla de bronce en el Campeonato Mundial de 2006.

"Lo querían más que nosotros esta noche", dijo el guardia estadounidense Kemba Walker. "Lección aprendida para nosotros".

Fue la primera derrota para EE. UU. en un gran torneo o exhibición internacional desde las semifinales del Campeonato Mundial de 2006 contra Grecia. Los estadounidenses ganaron el bronce allí, luego quedaron invictos en los ciclos de las FIBA ​​Américas 2007, los Juegos Olímpicos 2008, la Copa Mundial 2010, los Juegos Olímpicos 2012, la Copa Mundial 2014 y los Juegos Olímpicos 2016.

Agregue todo eso, junto con las victorias sobre España y Australia con este equipo, y fue una racha ganadora de 78 juegos para Estados Unidos, la más larga en la historia del programa.

Y ahora se acabó.

"Fue increíble", dijo Mills.

Australia nunca había vencido a los estadounidenses, y el equipo nacional de EE. UU. había estado 30-0 todo el tiempo en Australia.

"Algo de eso se espera con un nuevo grupo que está tratando de aprender unos de otros y aprender un sistema", dijo el entrenador estadounidense Gregg Popovich. "Así que no es sorprendente. Pero los australianos nos dieron una gran lección en cuanto a dónde queremos estar y cómo tienes que jugar en este tipo de competencia ''.

Un Mundial donde Serbia ya ha dejado muy claro que espera ganar el oro, donde el MVP de la NBA, Giannis Antetokounmpo, liderará a Grecia, donde Francia se imagina que tiene un tiro de medalla y ahora con los australianos absolutamente sabiendo que pueden vencer a Estados Unidos, comenzará la próxima semana sin escasez de aspirantes a títulos realistas.

USA Basketball es el número 1 en el ranking mundial de FIBA, pero hasta ahora en el período previo a esta Copa del Mundo, con la mayoría de las principales estrellas de la NBA que deciden no jugar este verano, los estadounidenses no han parecido tener amarrado un oro más. Vencieron a España por nueve en Anaheim, California, el 16 de agosto, necesitaban una gran segunda mitad para vencer a Australia por 16 el jueves, y luego dejaron escapar una considerable ventaja de la segunda mitad el sábado.

"Obviamente, este fue un gran paso para nosotros", dijo el guardia de Australia Joe Ingles.

Mills juega para los San Antonio Spurs, por lo que normalmente Popovich, el entrenador de los Spurs, disfrutaría viendo lo que hizo el veterano guardia en la recta final. Mills anotó los últimos 10 puntos de Australia, haciéndolo todosaliendo desde la banca: triples y hasta cortar para una bandeja que puso a los anfitriones por seis arriba con 1:50 por jugar.

"Como les dije después del último partido, Patty es un dolor", dijo Popovich.

Walker anotó 22 puntos para EE. UU., mientras que Harrison Barnes tuvo 20. El triple de Donovan Mitchell con 1:05 por jugar llevó a EE. UU. a 97-94. Luego, los estadounidenses forzaron una parada en la posesión resultante y tuvieron dos oportunidades para empatar, pero el triple de Mitchell estaba apagado, Joe Harris falló una esquina 3 unos segundos más tarde y Mills congeló el juego con un tiro libre.

Aron Baynes dejó la duela gritando de celebración mientras golpeaba las manos con compatriotas delirantes. Ingles y Andrew Bogut agarraron a sus hijos y los llevaron a la duela para echar un vistazo.

Bogut anotó 16 puntos, Ingles tuvo 15 y Baynes anotó 13 para los australianos.

Baynes logró un puntaje que puso a Australia arriba 82-76 con 8:25 por jugarse, justo antes de que Barnes respondiera con una jugada de tres puntos para que Estados Unidos comenzara una carrera de 8-0 que los puso nuevamente en la cima. Hubo cuatro cambios de liderazgo en el último cuarto, el último en que Ingles hizo un paso atrás 3 con 3:35 restantes para una ventaja de 88-87.

Mills hizo el resto.

Él acumuló un triple largo para una ventaja de cuatro puntos, agregó una bandeja para poner a su equipo en seis con 1:50 restantes y lo aseguró con el último tiro libre.

Los EE. UU. lideraron por uno a la mitad y subieron 68-58 a la mitad del tercero en una volcada de Jayson Tatum, pero los australianos volvieron al juego. Mills anotó ocho puntos en 45 segundos, incluyendo un par de triples, para poner a Australia dentro de uno con 2:40 restantes en el tercero.

"Ese es un gran equipo y han estado juntos por mucho tiempo", dijo Barnes. "Juegan un gran estilo de baloncesto".