<
>

Los seis novatos de la NBA con más probabilidades de superar las expectativas

play
Kobe Bryant tiene dudas sobre quién es el favorito en la NBA (0:46)

El exjugador de la NBA aseguró que no hay un claro favorito para la próxima temporada pero "hay muy buenas duplas" que pueden brillar. (0:46)

Durante cada temporada, un grupo de sorprendentes novatos de la NBA superan las expectativas que podría originar su puesto de ubicación en el draft con actuaciones sorprendentes. En el torneo anterior, fue el caso de Landry Shamet (No. 26), Mitchell Robinson (No. 36), Josh Okogie (No. 20) y Kevin Huerter (No. 19), quienes hicieron el papel de gangas del día del draft. En la temporada previa, Donovan Mitchell (No. 13), John Collins (No. 19), Jarrett Allen (No. 22), OG Anunoby (No. 23) y Kyle Kuzma (No. 27) demostraron ser los elegidos del draft que rindieron mejores dividendos.

Si bien es cuestión de oportunidad, estar listo para jugar en la NBA, talento subestimado o una combinación de esos tres elementos, un grupo de novatos de la clase 2019-20 probablemente se incorporarán al grupo antes mencionados, superando su rango de elección en el draft.

A continuación, presentamos seis jugadores elegidos fuera del Top 10 y que podrían causar la mayor repercusión entre los novatos, junto a varios elegidos en segunda ronda que cuentan con los elementos necesarios para surgir como importantes colaboradores desde inicios de la campaña.


Michael Porter Jr. | 6-11 | Alero | Denver Nuggets

Puesto de selección en el draft: No. 14 (2018)

Porter, popular opción inesperada para el Novato del Año, se encuentra finalmente sano y presto para disputar su primer partido oficial desde el 16 de marzo de 2018.

Quien fuera proyectado como elegido número 1 en nuestro draft simulado de agosto de 2017, se encontró en una ocasión en la lista de jugadores más dominantes de todo el baloncesto de secundaria, ubicándose en el segundo puesto de su clase, superando a prospectos de elite de la NBA tales como Deandre Ayton y Jaren Jackson Jr.

Las lesiones afectaron su cotización en el draft y lo mantuvieron fuera del protagonismo, aunque Porter, de 21 años, casi tiene todos los elementos para conseguir armar una temporada revelación. Cuenta con la oportunidad, el talento y el beneficio de una campaña conocida en la jerga del deporte universitario como “redshirt”, en la cual demoró su actuación para extender su periodo de elegibilidad.

Incluso con una dosis importante de competidores en las alas con miras al campamento de entrenamiento, Porter es por amplio margen el alero más talentoso de los Nuggets, con la capacidad suficiente para competir por el puesto de titular mientras logra asentarse en la cancha. Competirá contra Torrey Craig, Juancho Hernangomez, Will Barton, Paul Millsap y Jerami Grant por minutos, aunque Porter aporta a Denver un elemento diferente a ambos lados de la cancha, siendo un elástico encestador de 6 pies, 11 pulgadas de estatura. Bien sea como puesto 3 o 4, la estatura y enceste en movimiento de Porter le convierten en una opción ideal para jugar con el base-pívot Nikola Jokic. El hecho de que formará parte de un grupo lleno de veteranos con logros en su haber que no necesariamente le exige convertirse en figura, ayudará a facilitar su transición.

Si existe un aspecto en el cual Porter puede causar inmediato, es como creador de espacios en la cancha. Según la base de datos de Krossover, Porter es un encestador con 39% de efectividad en los triples en un total de 297 intentos y convirtió el 85% de sus 445 tiros libres. Incluso, yendo más allá de los números, su disparo (aunque dependiente de la elevación) es puro y su habilidad para crear espacios con una variedad de acciones será beneficiosa dentro de una ofensiva de los Nuggets que depende más del movimiento que del pick-and-roll. Con otros creadores de oportunidades de enceste dentro del roster, Poster no tiene que depender tanto de esas cestas pull-up difíciles de conseguir con marcación que se mostraron con mucha frecuencia durante su carrera de secundaria.

Esperar a que Porter se lleve los honores al Novato del Año es demasiado pedir. Incluso, pensar que podría alcanzar la titularidad después de recuperarse de lesiones importantes, sería mucho optimismo. Se producirá un periodo de ajuste y hasta este punto ha sido poco capaz de mantenerse por largo tiempo en la cancha. Fue bastante dependiente de las jugadas de aislamiento y se mostró ansioso por encestar antes de su época en Missouri, si bien no fue excesivamente duro o dispuesto al choque físico a ambos lados de la cancha.

Habiendo dicho lo anterior, un Porter sano es un encestador demasiado natural como para mantenerle fuera de la cancha. Al igual que Ben Simmons, éste se beneficiará de estar involucrado en el proceso de la organización durante una temporada completa, aprendiendo el juego de la NBA y mejorando sus hábitos durante su año “redshirt”. Si se lo permite su salud, la combinación de estatura, enceste y versatilidad de Porter es exactamente lo que necesitan los Nuggets en los puestos de alero.


Tyler Herro | 6-6 | Escolta | Miami Heat

Puesto de selección en el draft: No. 13

Herro terminó dentro de una excelente situación con el Heat, un equipo con fuerte cultura, veteranos confiables y suficientes defensores versátiles presentes, que le ayudarán con la carga de trabajo, mientras éste se ajusta al juego de la NBA.

Antes de comenzar la temporada universitaria 2018-19, pensé que Herro (recluta No. 40 de RSCI) tenía la frase “sorpresivo jugador de una sola ocasión” escrita encima de él. Si bien tiene un poco más de juego en la misma etapa, Herro podría convertirse en el Landry Shamet de este año, como un encestador en movimiento que brilla dentro de su rol. Si bien Shamet fue mucho más eficiente a larga distancia a nivel universitario (particularmente después de atrapar), Herro tiene un estilo similarmente pintoresco, junto con un poco más de destreza con las cestas “pull-up”, si cuenta con la oportunidad de jugar desde el pick-and-roll como manejador secundario del balón.

Al estar rodeado por Jimmy Butler, Goran Dragic y Dion Waiters, Herro no se encontrará en una posición para crear ofensiva de manera consistente contra una defensa en zona (lo cual no es su fortaleza aún); por ende, es probable que tenga una temporada más eficiente. Si bien los escépticos le catalogarán como un encestador que no convierte lo suficiente (33.9% de por vida desde la línea de 3 puntos en 386 intentos, según nuestra base de datos), el estilo de enceste de Herro es demasiado versátil y mecánicamente apropiado, como para no ser rendidor de manera consistente, a medida que pase el tiempo.

Dentro de un equipo que se ubicó en el puesto 21 en porcentaje de triples en la temporada pasada, Herro puede sumar valor inmediato, mientras que eventualmente demuestra que es mucho más que un encestador que requiere estar quieto para rendir.


Nickeil Alexander-Walker | 6-6 | Escolta | New Orleans Pelicans

Puesto de selección en el draft: No. 17

Esta selección vino con un poco de duda, gracias al simple hecho de que los Pelicans cuentan con profundidad en su pista trasera, con la presencia de Lonzo Ball, Jrue Holiday, Brandon Ingram, JJ Redick, Josh Hart e incluso E’Twaun Moore. Pero Alexander-Walker, quien encendió la liga de verano con ritmo de 24.3 puntos por partido y 6.0 asistencias por cotejo, es simplemente un joven demasiado talentoso y versátil como para mantener en la banca. Su estatura, longitud y destrezas le permitirán formar parte de muchas alineaciones del técnico Alvin Gentry.

Debido a su estatura, el joven de 21 años tiene una cantidad adecuada de masa muscular para pasar hasta la línea de 3 puntos, donde puede operar más como un encestador en ciertas ubicaciones al lado de otros creadores (encestador de triples con efectividad de 39.1% en 435 intentos). Me gusta pensar en Ball como candidato para remontar; aunque si se encuentra batallando contra lesiones o confronta dificultades para recuperar su nivel con las cestas de 3 puntos, NAW puede funcionar como creador, lo cual fue evidente gracias a su pase con la mano izquierda en Las Vegas.

Aparte de todo lo anterior, Alexander-Walker es un defensor competitivo con fuerte percepción del juego. Generalmente, juega con mayor madurez que el novato promedio. Incluso si no llega a ser más que un mero colaborador de la rotación en su Año 1 de vida en la NBA, eso es, generalmente, una ganancia sustancial para el elegido en el número 17 del draft.


Brandon Clarke | 6-8 | Alero/Pívot | Memphis Grizzlies

Puesto de selección en el draft: No. 21

Clarke, quien fue el Más Valioso de la Liga de Verano, cuenta con muchos factores que inciden a su favor para que consiga una fuerte campaña como novato. Primero, se trata de uno de los novatos de mayor edad en la NBA, con casi tres años más que Jaren Jackson Jr. Clarke jugó partidos significativos con Gonzaga y aporta un nivel de madurez a un renovado equipo de Memphis que se encuentra en proceso de encontrar su identidad.

Asimismo, Clark también es una pieza que se compagina de forma ideal junto a JJJ en la pista delantera. Si bien Jonas Valanciunas aportó mucha calidad durante la pasada temporada, Clark es esa clase de atleta altamente enérgico que podría electrizar a la afición de Memphis junto a Ja Morant y Jackson.

Lo que hizo que Jackson tuviera cierta dificultad para convencer a algunos scouts de la NBA es el hecho de que él funciona, más o menos, como pívot a la ofensiva, aunque pesa 207 libras y tiene alcance de 6 pies, 8 pulgadas. Eso sugiere que necesita jugar al lado de otro gigante que pueda marcar a los pívots y proteger el aro mientras crea espacios en la cancha a la ofensiva. Esa especie de gigantes no es fácil de conseguir, aunque Memphis cuenta con uno, como lo es Jackson. Si bien el enceste mostrado por Clarke en Las Vegas fue alentador, jugar con Jackson le permite concentrarse en lo que sabe hacer mejor: ser un rebotero ofensivo activo, que remata con buenos saltos y ser un atacante tradicional ocasional mientras puede hacer jugadas a la defensiva.

Jugar con un pasador de élite que gusta de subir la intensidad, como lo es Morant, tampoco perjudica. La productividad lista para rendir de Clarke y su aptitud para compaginar en Memphis lo podrían convertir en uno de los novatos más útiles elegidos en el draft fuera del Top 10.


Grant Williams | 6-8 | Alero | Boston Celtics

Puesto de selección en el draft: No. 22

Grant Williams, con 20 años y recluta número 206 de su clase de secundaria, supera las expectativas constantemente. Esperaría ver más de lo mismo, mientras se incorpora a unos Celtics que valoran la rudeza, los intangibles y madurez que aporta de manera consistente a la cancha. Quizás Williams no tenga noches en las cuales sume 20 puntos o unas estadísticas monstruosas en la hoja estadística, pero repercutirá en los triunfos a ambos lados de la cancha, con su juego físico y percepción de juego. Sabe armar cortinas, protege el aro con verticalidad, sabe penetrar e incluso arremete como un linebacker de fútbol americano. Es todo un ganador, que encajará perfectamente dentro de la cultura de los Celtics.

Si bien aspiro ver a los Celtics jugando frecuentemente con Jayson Tatum, Jaylen Brown y Gordon Hayward en los puestos 2/3/4, Williams es lo suficientemente rudo e instintivo para meterse como puesto 5 en cuestión de poco tiempo. Bien sea jugando a lo pequeño o dentro de una alineación más tradicional, la pista delantera de los Celtics tampoco está llena de figuras de altísimo nivel, conformada por jugadores de la clase de Enes Kanter, Daniel Theis, Robert Williams y Vincent Poirier, entre los cuales Grant Williams es el mejor pasador, con potencial suficiente para convertirse en el mejor creador de espacios (36.8% en triples en la Liga de Verano).

A pesar de lo que se perciben como carencias, su ilustre carrera en Tennessee nos enseñó a nunca apostar en contra de Grant Williams.


Ty Jerome | 6-5 | Base | Phoenix Suns

Puesto de selección en el draft: No. 24

Jerome, uno de mis prospectos subestimados favoritos desde el verano pasado, cuenta con la experiencia, nivel de destrezas listas para la NBA y la oportunidad en Phoenix para demostrar que fue una ganga y futuro titular. Jerome, quien fuera campeón nacional, tuvo récord 66-6 durante sus dos últimas campañas universitarias. Dentro de una organización de los Suns que tiene mucho tiempo lidiando con disfuncionalidad y derrotas, eso es importante. Si bien generalmente se requiere de tiempo para que los bases novatos se ajusten a la NBA, Jerome se encuentra entre los elegidos en el draft fuera del Top 10 mejor preparados para incursionar al más alto nivel. Asimismo, ha pasado la mayor parte de su carrera en el baloncesto utilizando su juego oficioso y elegante para ser efectivo; por eso, no debería necesitar de mucho tiempo para adaptarse a los defensores a nivel de la NBA.

Si bien es cierto que los Suns contrataron a Ricky Rubio durante la temporada baja, es importante tener presente que Rubio se comprometió por completo con la selección española este verano y ciertamente podría sufrir los efectos de la fatiga en cierto momento de la temporada. Incluso de no ser el caso, Jerome cuenta con la capacidad encestadora y estatura para jugar junto a Rubio y Devin Booker. Con la probabilidad de que Booker cree la mayoría de la ofensiva y con Deandre Ayton requiriendo de su dosis de toques, contar con Jerome como creador de espacios en la cancha podría tener mucho sentido. Los Suns están hambrientos de contar con encestadores, habiendo ocupado el puesto 30 en porcentaje de triples en la temporada pasada. Durante su campaña de tercer año con la Universidad de Virginia, Jerome se ubicó en el segundo lugar en todo Estados Unidos en eficiencia en jugadas de “atrapar y encestar” entre los jugadores de la Conferencia Power 5.

Asimismo, Jerome es un defensor inteligente con buenas manos e instinto. A lo mínimo, es un creador de espacios útil que puede leer bien las cortinas y agregar valor a la defensiva con su astucia. Incluso si éste necesita de uno o dos meses para ganarse la confianza del nuevo entrenador Monty Williams, probablemente llegará un momento en el cual se haga evidente que es Jerome quien debería ser preparado como el base del futuro en Phoenix.

Jugadores elegidos en segunda ronda a tener presente: Carsen Edwards (Celtics), Eric Paschall (Warriors), Cody Martin (Hornets).