<
>

Robinson guía ofensiva del Heat que sigue invicto en casa

play
Por muy poco, Duncan Robinson logra el triple (0:26)

NBA: Cavaliers vs. Heat (0:26)

MIAMI – El Miami Heat ha convertido su casa, el American Airlines Arena en un bastión inexpugnable y el miércoles logró su sexto triunfo como local, al vencer a los Cleveland Cavaliers 124-100.

Duncan Robinson anotó nueve triples, siete de ellos en el segundo cuarto, para encabezar el ataque del Heat con 29 puntos e igualar el récord de más canastas de larga distancia en la historia de la franquicia.

“Antes del juego el coach Spoelstra me dijo que fuera agresivo desde el principio y logré quedarme desmarcado varias veces, así que aproveché las oportunidades para disparar el balón”, dijo Robinson, un jugador de segundo año cuyos 29 cartones representaron un tope en su carrera.

“Al principio no tenía idea de cuál era el récord de triples del equipo. Luego de llegar a nueve me dijeron que había empatado la marca de la franquicia y entonces sí traté de anotar uno más, pero la pelota no quiso entrar en los últimos intentos”, añadió el alero de 25 años de edad.

“Fue sencillamente espectacular. No sé quién vitoreaba más a Robinson, si el público o Mario (Chalmers), quien se molestó conmigo en un momento cuando lo saqué para darle descanso”, dijo Spoelstra, refiriéndose al ex jugador de Miami que también comparte la marca de nueve triples en un partido.

“Por momentos, aunque en contextos distintos, me pareció estar viendo a Mike Miller. Duncan estaba realmente enfocado y me alegra mucho, pues sé todo lo que él ha trabajado para mejorar en todos los aspectos de juego y aportar al equipo”, elogió el entrenador.

Por su parte, el coach de Cleveland, John Beilein, también aplaudió el trabajo de Robinson, a quien dirigió al nivel colegial en la Universidad de Michigan.

“Me complace ver cómo se ha desarrollado Duncan, como en apenas su segundo año se ha integrado a la cultura del Heat”.

El novato Tyler Herro, saliendo desde la banca, secundó a Robinson en anotaciones, con 22 unidades, mientras que Jimmy Butler sumó 21, 13 de ellos en igual cantidad de tiros libres.

“Es divertido regresar a casa y jugar ante nuestra afición. Eso nos aporta una energía y una confianza especiales. Ahora tenemos que buscar la manera de mantener la misma energía en los partidos de la carretera”, comentó Herro, un jovencito de apenas 19 años.

Para Miami fue su décimo triunfo por tres derrotas, que lo mantiene en el tercer lugar de la Conferencia del Este, sólo superado por Boston Celtics (11-2), que jugaba más tarde ante LA Clippers y Milwaukee Bucks (11-3).

Por los Cavaliers (4-10), el mejor hombre en el ataque fue el veterano Kevin Love, con 25 puntos

Es cierto que el Heat todavía no ha enfrentado la peor parte de su calendario y siete de sus 13 partidos han sido contra equipos de récord perdedor.

Pero de eso se trata cuando un quinteto tiene aspiraciones de llegar a la postemporada: aplastar a los débiles y ganar y perder ante los poderosos.

Contra conjuntos ganadores, Miami tiene balance de 3-3, mientras que ante equipos de récord negativo va perfecto con 7-0, pues esos son los partidos que muchas veces pasan factura al final de la temporada.

El Heat tiene ahora cuatro triunfos en fila y podría extender a cinco su racha cuando enfrente a los Chicago Bulls (5-10) el viernes en la Ciudad de los Vientos.