<
>

Cómo los jugadores modernos de la NBA aprendieron sobre Michael Jordan después de su retiro

play
Los diez mejores momentos de ¡Su majestad, Michael Jordan! (4:12)

Revivo con nosotros los minutos que hicieron de MJ23 una leyenda del baloncesto. Desde su época universitaria, hasta su dominio de la NBA con los Bulls. (4:12)

MICHAEL JORDAN caminaba de regreso a su silla en el vestuario de los Washington Wizards cuando el entrenador asistente Patrick Ewing le presentó a un nuevo fanático.

Era el 1 de marzo de 2003, y Jalen Brunson, de 6 años, estaba en la ciudad con su padre, Rick, que jugaba para los Chicago Bulls. Jalen, que coleccionaba camisetas de la NBA en cada arena, lucía con orgullo sus nuevos Wizards No. 23 blancos cuando la leyenda le preguntó al niño si quería que lo autografiaran.

"No", respondió Jalen. "Lo arruinarás".

Cuando los jugadores de los Wizards estallaron en carcajadas, Ewing salió del vestuario y gritó por el pasillo a Rick, su antiguo compañero de equipo de los New York Knicks, sobre lo que acababa de suceder. El jugador más imparable de esa generación, y tal vez cualquiera, había sido rechazado por un alumno de primer grado.

Esta temporada, 14 jugadores de la NBA en los planteles el día de apertura nacieron después del 1 de enero de 2000. A medida que los seis campeonatos de Jordan con los Bulls se convierten en un recuerdo lejano, la exposición de Jordan a la próxima generación ha sido casi exclusivamente a través de videos granulados en Internet o juegos clásicos transmitidos por televisión.

El documental de ESPN "The Last Dance" ofrece una mirada integral a un hombre considerado por muchos como el mejor de todos, el jugador del que todos los niños querían un autógrafo, excepto tal vez uno.

"No sabía la magnitud de con quién estaba hablando", dijo Rick Brunson sobre su hijo, quien ahora es un armador de los Dallas Mavericks. "Dijo: 'No, no puedes firmar esto'”.

"Básicamente, miró a [Jordan] como, '¿Quién diablos eres tú?'"

EL MIÉRCOLES antes de los dos primeros episodios de "The Last Dance", Jalen Brunson vio un avance del documental que lo llevó por un agujero de conejos sobre Jordan.

Pronto, el base de 23 años estaba en YouTube, viendo un video de 12 minutos de Jordan, vistiendo el número 45, anotando 55 contra los Knicks en el quinto juego de su primer regreso en marzo de 1995.

Después, Brunson llamó a su padre con una pregunta candente.

"¿Por qué hicieron que John Starks lo defendiera?" preguntó.

Rick Brunson, un veterano de 10 años de la NBA, se rió y tuvo que explicarle a su hijo, que nació en 1996, un año antes de que Starks ganara el premio al mejor sexto hombre, que el ex escolta de los Knicks estuvo en el segundo equipo All-NBA en defensa.

"Dije, 'Escucha, John Starks defendió a todos los mejores jugadores'", recordó Rick, quien fue entrenador de Camden High School en Nueva Jersey la temporada pasada. "Y John encerraba a la gente. Simplemente no podía encerrar a este tipo. Jalen dijo: '[Jordan] simplemente lo hace ver tan fácil'. Le dije: 'Disparó un 50% desde el piso. ¡Cincuenta!'”.

Jalen Brunson es uno de los muchos jugadores de la actualidad que ha escuchado a un amigo mayor, un miembro de la familia o al entrenador de la escuela secundaria hablar sobre "el juego de la gripe" o los seis campeonatos sin enfrentar un Juego 7 de las Finales de la NBA.

Inevitablemente, estos jugadores a menudo recurren a Internet como su enciclopedia sobre Jordan.

"Todo lo que sé sobre Michael Jordan es a través de videos de YouTube y las historias", dijo Aaron Nesmith, ex estrella de Vanderbilt, quien nació en 1999 y se proyecta como una de las 15 mejores selecciones del draft de la NBA 2020. "Estaba discutiendo con mi entrenador de la escuela secundaria el otro día [sobre] por qué Michael Jordan es el GOAT”.

"Para mi generación, LeBron [James] es el GOAT. Y argumentaba que Michael Jordan es el GOAT bien definido, no hay peros ni competencia".

YouTube no solo ha informado a una nueva generación sobre Jordan, sino que también sirve como una herramienta educativa para algunos prospectos en desarrollo.

Nesmith dijo que estaba asombrado de cómo Jordan sin esfuerzo encontró agujeros en la defensa de los Portland Trail Blazers para elevarse en sus disparos. "Se elevó sobre el defensor y los mató", comentó Nesmith después de que su entrenador de la escuela secundaria le dijo que mirara el Juego 1 de las Finales de la NBA de 1992.

Para una generación acostumbrada a ver baloncesto en alta definición cristalina, ajustar sus ojos a las jugadas destacadas difusas y distorsionadas de Jordan es como si sus padres vieran imágenes en blanco y negro de Wilt Chamberlain o Bill Russell.

"No son HD, a veces no se puede ver realmente lo que está sucediendo. No es una buena imagen", dijo Nesmith. "Entonces piensas, 'Eh, voy a pasar a otra cosa'".

Para algunos, ver puntuaciones finales en los 80 o los Detroit Pistons agarrando repetidamente a Jordan podría sentirse como un baloncesto prehistórico.

"Lo que veo mucho, es el tiro ganador con UNC", mencionó Cole Anthony, un base de North Carolina de 19 años que se proyecta como un prospecto top 15 en el próximo draft de la NBA. "[Normalmente] No miro cosas como esta, [pero] estoy mirando la cancha y no hay una línea de 3 puntos”.

"Estoy viendo eso y pienso, 'wow, eso tuvo que ser hace mucho tiempo'".

play
0:28

Flashback: Jordan gana el título para UNC

El 29 de marzo de 1982, el tiro ganador de Michael Jordan contra Georgetown capturó el título nacional para los Tar Heels de North Carolina.

TREINTA AÑOS DESPUÉS de que Jordan celebró a su tiro ganador sobre Craig Ehlo en el Juego 5 de una serie de primera ronda contra los Cavaliers de Cleveland, Kyle Guy saltó tan alto como pudo mientras apretaba el puño en los últimos segundos de la victoria deVirginia sobre Texas Tech en el campeonato nacional.

Fue una celebración que el Jugador Más Destacado de la Final Four de 2019 había visto cientos de veces, incluso mientras dormía. Cuando Guy tenía 6 años, recibió un DVD documental "Michael Jordan to the Max" que gastó.

"Solía tener que quedarme dormido siempre con algo puesto [en la TV]", dijo Guy, ahora un novato de los Sacramento Kings. "Así que, por lo general, era una opción".

Durante su último año en Lawrence Central High School en Indiana, Guy usó sus dos periodos de sala de estudio al día para diseccionar clips de Jordan, prestando especial atención a los tiros ganadores de Jordan y al fadeaway patentado.

"Definitivamente aprendí [el fadeaway en el poste] de Mike", señaló Guy, quien nació en 1997, solo unos meses antes de que Jordan comenzara su última temporada con los Bulls.

"Todavía trabajo en eso en mis entrenamientos", agregó el escolta de 6 pies 3 pulgadas. "Simplemente no lo uso muy a menudo porque todos son más grandes que yo".

Onyeka Okongwu, quien dejó USC después de una temporada y se proyecta como un prospecto entre los 10 mejores del draft, recuerda no apreciar los talentos de Jordan, hasta que fue mayor y más hábil en el baloncesto. Al igual que muchos jugadores jóvenes, la primera opción de Okongwu como GOAT es LeBron James.

"Cuando tenía unos 8 años, estaba viendo a LeBron jugar en la televisión en la casa de mi amigo, y pensé, 'wow, LeBron es el mejor jugador de todos los tiempos'", dijo Okongwu. "Y el padre de mi amigo dijo: 'No debes haber visto a Michael Jordan'”.

"Y yo reacciones, '¿quién es Michael Jordan?'".

Okongwu recibió instrucciones de buscar la leyenda de los Bulls por Internet.

"Inicialmente pensé, 'Eso no es mejor que LeBron'", dijo Okongwu, quien nació en 2000. "A medida que crecía, me di cuenta de que la NBA era más dura, más física, había muchos encontronazos y peleas. Había handchecking en defensa, y sin embargo, él seguía haciendo lo mismo”.

"Pensé, 'wow, Michael Jordan es realmente élite'".

Una cosa en la que estos jugadores jóvenes de la NBA, y aquellos a punto de ingresar a la liga, pueden acordar es que es casi imposible ser un jugador de baloncesto incondicional y no saber nada sobre Jordan.

"Cualquier niño que llegue a la escuela secundaria, tendrá que ver videos de Michael Jordan si se toman en serio el baloncesto", dijo Nesmith. "Y creo que eso no se desvanecerá por generaciones".

MÁS: Los 23 juegos más memorables de Michael Jordan en la NBA


CUANDO LOS DERECHOS DE DRAFT de Devonte’ Graham fueron adquiridos por los Charlotte Hornets en 2018, no se trataba de si el chico de Raleigh, Carolina del Norte, conocía la leyenda de los Bulls, sino que se dio cuenta de que ahora tenía que rendirle cuentas.

"Uno de mis amigos dijo: 'Michael Jordan es tu dueño'", dijo Graham, quien creció escuchando historias sobre el mejor producto de baloncesto que ha producido el estado.

"Comenzamos a celebrar eso incluso más que mi reclutamiento".

En uno de sus primeros días en las instalaciones de los Hornets, el novato casi se congeló cuando se encontró con Jordan, quien compró la participación mayoritaria en la franquicia de Charlotte en 2010.

"Estaba como, 'oh, mie---'", dijo Graham. "[Jordan] dijo mi nombre y me estrechó la mano. Él dijo: '¿Qué pasa?' Me dijo que me cortara el pelo”.

"Estaba entusiasmado. Estaba realmente asombrado".

Ese asombro chocó formalmente con su ocupación al año siguiente, siete juegos tras comenzar la temporada 2019-20. Los Hornets se enfrentaban a los Indiana Pacers en casa. Al final del juego, Graham tuvo la oportunidad de irse uno a uno con el defensor, pero pasó, lo que resultó en una posesión vacía. Jordan, sentado cerca del banco de Charlotte, sacó a Graham a un lado durante un descanso.

"Me dijo: 'oye, no pases la pelota'", dijo Graham. "'Al final del reloj para tirar, tienes la pelota en tus manos, tienes que hacer la jugada'".

El base de segundo año anotó los últimos siete puntos deCharlotte para sumar 35 puntos y seis asistencias en una victoria en tiempo extra.

"Eso realmente me inspiró", dijo Graham. "Si él cree en mí de esa manera, tengo que tener esa misma energía para mí".


UNO DE LOS primeros recuerdos de Jordan que le viene a la mente a Cole Anthony es del tercer grado, cuando alguien le dijo que su padre y Jordan casi peleaban.

Cole tenía solo 3 años cuando Jordan se retiró definitivamente como miembro de los Wizards. Así que nunca vio a su padre, el veterano de 11 años de la NBA Greg Anthony, jugar en uno de los muchos juegos de rivalidad de los Bulls-Knicks como armador de Nueva York durante los años 90. Y a diferencia de los Brunson, Greg y Cole Anthony no solían hablar de Jordan.

"¿En serio? ¿Mi papá?", Cole preguntó en ese momento, incrédulo cuando le dijeron que su padre se peleó con Jordan. "¿En verdad?"

Anthony inmediatamente fue a YouTube y pronto descubrió lo que muchos jugadores jóvenes de baloncesto descubrieron al escribir "Michael Jordan" en la barra de búsqueda.

"Quiero decir, la moraleja de la historia es, le estaba rompiendo el trasero a mi padre", comentó Anthony.

"Fue una gran cantidad de Jordan rompiéndole el trasero a los Knicks ... Disculpen mi francés".