<
>

NBA Playoffs 2020: Clippers no tienen más excusas, es hora de que jueguen a su potencial

play
Impresiones desde la Burbuja (1:18)

Danuel House Jr. fue expulsado y no estará hoy con los Rockets, en su quinto partido frente a los Lakers, (1:18)

Llevamos esperando toda la temporada para ver lo mejor de los LA Clippers. Y por un momento, tras 82 juegos y medio desde octubre de 2019, parecía que por fin presenciábamos lo mejor de Kawhi Leonard, Paul George y compañía.

Los Clippers lucían destinados a por fin alcanzar su primera final de la Conferencia Oeste el viernes en el Juego 5 de su serie de segunda ronda contra los Denver Nuggets. Dominaron al rival durante los primeros 24 minutos, extendiendo el gran momento que vivieron en los dos juegos anteriores, y luciendo como el equipo que lleva cargando con la etiqueta de favorito desde el primer silbato inicial.

En vez, todavía esperamos. Los Clippers se derrumbaron en la segunda mitad; los Nuggets se crecieron. Tenemos un Juego 6 el domingo (1 ET por ESPN), y peor aún si eres seguidor del ‘otro’ equipo de Los Ángeles, nos empezamos a cuestionar si en verdad llegaremos a presenciar a la escuadra angelina al tope de sus poderes en 2020.

MÁS: NBA Playoffs 2020: Horarios, probabilidades y noticias

Durante toda la temporada, los Clippers, sin querer queriendo, hablaron de como el tiempo sería su aliado en el proceso de construir no solo un equipo contendiente, sino un favorito al campeonato, gracias a la llegada de Leonard y George como anclas del equipo. Se habló de lesiones, manejo de carga, adquisiciones, química. Por lapsos vimos su mejor forma, incluyendo en la burbuja de Orlando, pero la consistencia que asociamos con equipos de campeonato todavía no se deja ver.

El entrenador Doc Rivers habló de que su equipo “perdió la disciplina” al permitirle a Denver remontar un déficit de 16 puntos para mantenerse con vida en la serie el viernes. Leonard habló de una “lección de aprendizaje” tras otorgarle a los Nuggets unos días más de presencia en la burbuja.

Pero Leonard también mencionó como los Clippers han tenido ventajas similares a través de todo el año y “los equipos nos remontaron”. De hecho, fue la sexta vez en esta temporada que los Clippers perdieron un juego que llevaban liderando por 15 puntos o más, empatado por la mayor cantidad de la NBA esta fase regular y postemporada, según ESPN Stats & Information. Y aunque hay que darle crédito a unos Nuggets desesperados por la reacción, no cabe duda de que la primera impresión es que Los Ángeles desperdició la oportunidad. Otra vez.

play
0:20

Larguísimo pase de TD de Nikola Jokic a Paul Millsap

El pívot de los Nuggets encuentra a su compañero por delante de la defensa de los Clippers, como parte de la reacción de Denver en el Juego 5.

No se supone que sea así. Durante los Juegos 3 y 4, y la primera mitad del Juego 5, los Clippers lucieron inmensos en ambos lados de la cancha, desplegando el tipo de habilidad en ofensiva y defensiva a través de sus dos unidades que los separa de los demás.

(No olvidemos que los Clippers finalizaron segundos en rating ofensivo durante la temporada, y actualmente son el número uno entre los equipos activos).

Sin embargo, esa defensa que se supone tenga la velocidad y versatilidad para sofocar a cualquiera, se desapareció ante el juego rápido y frenético de unos Nuggets que se jugaban su temporada. Nos dejó cuestionándonos cuando el equipo dejará ese switch defensivo prendido mientras la postemporada continua su curso, considerando que permiten 109.5 puntos por 100 posesiones en los playoffs tras 106.9 en la fase regular.

La realidad es que los Clippers todavía nos deben. Nos deben su mejor versión en cancha, la que se supone esté lista para batallar contra Los Angeles Lakers en la final del Oeste en lo que sería la serie de postemporada más importante en la historia de la franquicia. Pero mientras los Lakers lucen enrachados, en forma y listos tras despachar a los Rockets en su serie semifinal, los Clippers todavía andan en búsqueda de esa versión optima que borre las dudas y anuncie su presencia.

Los Clippers aún están en control de la contienda contra los Nuggets, y sería un milagro si Denver logra superar un déficit de 3-1 para avanzar por segunda vez en la burbuja (algo que ningún equipo ha hecho en una misma postemporada en la historia de la NBA). Lo que sí está claro, es que debe ser Los Ángeles el que dicte las circunstancias y marque el ritmo del encuentro, como el equipo favorito para obtener el boleto. “Crédito a ellos … Los teníamos donde los queríamos”, como dijo George tras el juego, ya no es suficiente.

Los Clippers tienen marca de 0-6 en su historia cuando tienen la oportunidad de avanzar a la final de conferencia, como parte de una sequía de 49 años que es la más larga entre franquicias activas en NBA, MLB, NFL y NFL. Y si no quieren llegar a 0-7, o peor aún un 0-8 que sería desastroso, es momento de que comiencen a comportarse como un equipo de élite, en vez del quinteto que lleva toda su vida viviendo en la sombra de los Lakers, en muchas ocasiones como el hazmerreír de la liga.

Leonard está haciendo su parte como uno de los dos mejores jugadores en la NBA, y George luce como si está en su mejor forma para el resto del camino. El colectivo tiene que ser más, y está en Rivers exigirlo y conseguirlo. En el pasado deben quedarse las charlas de manejo de carga, química y potencial. Es el momento de que Clippers nos demuestre el equipo que aspira a ser.

Ya se acabaron las excusas.