<
>

¿José Ramírez estará en los planes de los 'Guardians'?

El futuro de José Ramírez es incierto a pesar de ser una opción de calidad a bajo costo. ESPN.

El antesalista dominicano ha sido el mejor jugador de la franquicia de Cleveland en las últimas temporadas pero es difícil saber qué le depara el futuro después de los rumores de cambio

De acuerdo a varios reportes el dominicano José Ramírez pudo haber estado disponible previo a la fecha límite de cambios en las Grandes Ligas para los equipos interesados, pero siempre y cuando llegara la “oferta correcta” para que los Cleveland Indians al menos consideraran una transacción.

Con opciones del equipo en su contrato, una de $11 millones para 2022 y la segunda de $13 millones de dólares para 2023, el antesalista luce como una acertada inversión, barata para lo que puede producir.

Esto no evitó que su nombre sonara en demasía vinculándolo a diferentes franquicias que buscaron reforzarse en cara a la postemporada.

Aunque segundos en la División Central de la Liga Americana, por detrás de Chicago White Sox, la marca de 55 victorias y 56 derrotas les tiene lejos de la carrera por el comodín y todo aparenta a que será una temporada perdida más para los Indians.

Desde hace tiempo ya se embarcan en una restructuración, tanto dentro como fuera del terreno de juego, cambiándole el nombre al equipo y poco a poco dejando ir jugadores importantes como Francisco Lindor, Carlos Santana, Trevor Bauer, Corey Kluber, entre otros.

Pero “Mr.LaPara” se ha mantenido y es difícil saber cuál será el futuro inmediato para el dominicano.

Con 25 cuadrangulares, 73 anotadas y 68 carreras impulsadas, José Ramírez se mantiene produciendo en uno de los peores equipos ofensivos de la Liga Americana, y seguro que el equipo debe plantearse si debe seguir con el dominicano en sus filas o apostar a una restructuración completa.

Junto a Shane Bieber, quien se encuentra en la lista de lesionados desde mediados de julio y se espera que pueda regresar en septiembre de sus problemas en el hombro, fueron los dos únicos jugadores de los Indians, próximamente Guardians si los problemas legales y de derechos lo permiten, que fueron seleccionados al Partido de las Estrellas.

Si llega la oferta adecuada, Cleveland debe considerar que tal vez ya ha llegado el momento de tomar caminos separados con quien ha sido su mejor jugador en todos estos años.