<
>

Pato O'Ward y su expectativa de emular a Checo Pérez

play
Checo Pérez no deja de sorprender a Max Verstappen (0:20)

El mexicano logra hacer una maniobra que dejó boquiabierto al holandés. (0:20)

El automovilismo mexicano tiene hoy en día un máximo exponente que es Sergio 'Checo' Pérez, pero no es el único. Pato O'Ward fue la sensación de la IndyCar en 2020, este año su objetivo es ganar el campeonato y puede hacerlo, luego ya pensará en la Fórmula 1.

"Estoy muy enfocado en Indycar. Quiero ser campeón antes de irme a otro lado, si hubiera oportunidad de Fórmula 1", dijo en entrevista vía Zoom con ESPN el regiomontano de 21 años, quien compite para el equipo Arrow-McLaren SP en el serial estadounidense que inició el 18 de abril en el circuito de Alabama.

Las de Patricio no son palabras huecas o la declaración cajonera de todo atleta que dice "ir por el triunfo". O'Ward fue cuarto en la clasificación de la temporada pasada sólo detrás de Scott Dixon, Josef Newgarden y Colton Herta. El mejor lugar para un mexicano desde que Michel Jourdain Jr fue tercero en ChampCar 2003 y cerca de Adrián Fernández, quien fue subcampeón de la Serie CART en 2000.

"Fórmula 1, si se diera, lo más probable es que fuera con McLaren. Zach Brown es alguien a quien admiro mucho, lo quiero mucho como amigo, sé que me aprecia él también. Nunca sabes cuándo se abra la oportunidad y que cruce el 'pantano'. Quiero hacer buena chamba para este equipo de Arrow-McLaren SP que me han dado la oportunidad y se merecen ganar carreras, estar enfrente. Súper personas", ahondó el nacido en Monterrey el 6 de mayo de 1999.

El 2020 fue un año de solamente 14 carreras pero consiguió cuatro podios: tres segundos lugares y un tercero. Estuvo muy cerca de ganar su primera competencia en la serie en Iowa, Road America y St. Petersburg. Pero, Pato confiesa que tiene esa "espinita", porque no cayó un primer lugar.

"Tienes la espinita. En el 2021 llegará (la victoria) y peleando el campeonato", comentó con esa forma franca y muy regia de hablar. "Nos quedamos a cinco puntos del tercero (del campeonato), haciendo nuestra chamba, no haciendo errores".

O'Ward, quien fue campeón de la Indy Lights en 2018 y apenas tuvo su primera temporada completa en IndyCar, señaló que la carrera que más le dolió no haber ganado fue la segunda de Iowa, pero un error en la parada en pits que tardó 30 segundos echó todo al traste.

"Le peleé (a Newgarden), hice todo perfecto y teníamos todo para ganar", recordó.

"(La espinita de estar tan cerca de ganar) sí, se siente, me quedé con hambre, mucha, mucha hambre, un segundo no es igual que una ganada, cuando te quedas cerca de 4 o 5 ganadas se siente raro, como que 'Neta, ¿cuándo llegará? Pero es bueno saber que estuvimos cerca de ganar", agregó.

El trabajo del mexicano no ha pasado desapercibido para sus rivales, quienes antes fueron sus ídolos de la infancia. Tanto Dixon como Newgarden, entre otros, han expresado que Pato es la "nueva estrella de IndyCar".

"Me siento muy honrado (por los comentarios de otros pilotos)", se pone serio y ese acento norteño se llena de orgullo sin perder la chispa. "Yo soy y he sido fan de Newgarden y de Dixon, desde niño, desde bebé y que eso digan de mí, eso me hace sentirme muy orgulloso de lo que logrado y les un sueño correr contra ellos".

"Lo más importante en un deporte es ganarte el respeto, y ganarte el respeto de los grandes no es fácil y es algo que viene de ellos no es algo que se puede comprar, algo que te lo tienes que ganar, eso vale oro, vale mucho y poder correr con gente que les gusta correr contigo, que te van a dar ese espacio, que te van a correr bien pero limpio, vale mucho cuando vas 200 y pico millas por hora. Me encantaría decir eso de todos, pero siempre va a haber con el que no te llevas o que no te corre igual de limpio", reflexionó O'Ward al preguntarle por esos comentarios y elogios de parte de campeones de la IndyCar.

ADRIÁN FERNÁNDEZ Y CHECO PÉREZ, LAS REFERENCIAS

No se puede hablar de IndyCar y México sin que surja Adrián Fernández en la charla. Por edad, a Pato O'Ward no le tocó ver a la leyenda en acción. Nació en 1999, año en que Adrián ganó dos carreras con Patrick Racing, su era más gloriosa en la categoría.

"Lástima, no me tocó", dijo sobre Fernández, "La verdad empecé a ver las carreras en la tele como en el 2007, a Adrián ya no en Indy. Veía a Dixon, (Darío) Franchitti, (Helio) Castroneves, (Juan Pablo) Montoya, (Lewis) Hamilton, (Fernando) Alonso, (Sebastian) Vettel, fue cuando me nació salió más el amor a los carros".

Su relación con Fernández ahora es más de amigo y consejero.

"Platico con él bastante, después de las carreras siempre me manda un texto y platico con él. Lo que haya pasado, que cómo nos fue. Es un tipo que respeto muchísimo, gran amigo, realmente alguien que siempre ha estado disponible para lo que necesite, para platicar de la vida, las carreras, lo que sea", dijo el joven que fue 'Novato del Año de Indy 500' sobre su relación con el piloto que inevitablemente es su referencia y con quien comparte el honor de ostentar el mejor lugar (sexto) para un mexicano en la carrera más grande de óvalos en el planeta.

De Checo Pérez, un poco más contemporáneo a él, dijo que lo aprecia mucho y está seguro que se va a poder adaptar a Red Bull y "hará la chamba".

"Creo que Checo va a estar contento en Red Bull, me llevo muy bien con Max, tipazo, súper piloto, rápido y tienen buen carro", expresó.

O'Ward perteneció poco menos de un año al programa de pilotos de Red Bull, pero tuvo que dejarlo porque no pudo conseguir superlicencia, pero conoce bien a Helmut Marko, quien elige a las futuras mano que llevarán las riendas de esos autos en la F1.

"Helmut es una de las personas que más respeto en el deporte, no es alguien que me trató de poner en una mala situación, siempre me quiso ayudar y cuando yo no tenía la superlicencia y no me podia mantener en F1 se dio cuenta que tenía opción en Indycar con McLaren y lo primero que hizo es decirme, 'Estás libre, este es tu futuro'.

"Y yo respeto mucho eso porque he batallado mucho con otra gente que no lo voy a nombrar (en México) , pero sé que la gente sabe de quién hablo, pero que hicieron completamente lo contrario y quisieron dañar mi carrera y eso a mí se me hace de lo más cruel que le puedes hacer a un piloto chavo que tiene potencial y que puede tener un buen futuro".

La primera carrera a la que asistió en su niñez fue un Gran Premio de Montreal de Fórmula 1 en 2012. Se tomó foto con Michael Schumacher y Lewis Hamilton (a quien ya había conocido antes), no lo podía creer.

Eso lo inspiró y lo hace pensar en atender bien a los aficionados siempre.

"Veía hacia arriba a Hamilton y ¡Wow! Para mí eso era todo, lo conocí me tomé foto, al final del día, me gustaría ser una figura así para alguien o para varios. Estás en un lugar donde hay muchos medios y a muchos les gustaría estar y es importante apreciar dónde estás, ser agradecido. M e gusta ver a la gente sonreír que se vayan contentos de una carrera, de una foto que te tomaste con ellos, de dos tres palabras que intercambiaste con ellos que les hiciste el día, el mes", dijo con emoción.