Estira tus tríceps

ESPN Run

Días atrás hablamos sobre la importancia de dedicar tiempo a los estiramientos de los músculos de todo el cuerpo, y no sólo a los de nuestras piernas. Hoy vamos a ver un ejercicio específico para la musculatura de los brazos, puntualmente de los tríceps, o “tríceps braquial”. Hacemos esta aclaración para no confundir con el “tríceps sural”, formado por los gemelos y el sóleo, que están en la piernas.

El tríceps braquial es el único músculo que está ubicado en la parte posterior del brazo. Como su nombre indica, tiene tres vientres musculares que se originan en tres puntos óseos diferentes y una inserción común. Su principal función es la extensión del codo, es decir separar o alejar al antebrazo respecto del brazo. Con este simple ejercicio, para el que no necesitamos ningún material, podremos estirar fácilmente este músculo, muy utilizado por ejemplo al nadar.

Sentados o de pie, elevamos un brazo hacia arriba y flexionamos el codo colocando la palma de la mano de dicho brazo por detrás de la cabeza sobre la espalda, entre los omóplatos. El codo debe estar cerca de la cabeza y apuntando hacia arriba, colocamos la mano contraria sobre el codo y empujamos tratando de que descienda hacia la nuca. Debes sentir que el tríceps se estira, y en ese punto mantener la posición durante 20 segundos, para luego cambiar de brazo.

Recuerda incluir siempre estos ejercicios en tus entrenamientos, especialmente para finalizar tus rutinas. No olvides nunca que los estiramientos nos ayudan a relajar el cuerpo y la mente, volviendo a la calma.

¿Realizas ejercicios que enfoquen al triceps?