<
>

Dark Souls, el juego que ayuda a superar la depresión en estos días

Dark Souls no solo es famoso por su dificultad, sino por lo que este videojuego puede ayudar en personas con depresión

Todo gamer que se respeta conoce Dark Souls, ya sea solo de nombre, porque lo ha jugado, lo ha visto o por que la frase “ese es uno de los juegos más difíciles que hay” pareciera el eslogan que acompaña a la saga Souls. Y es que no es famoso solo por su dificultad, su oscura y decadente ambientación, la imponente orquesta que te da la bienvenida desde que inicias el juego y esa abrumante sensación de que al presionar “iniciar”, se está firmando un contrato con alguna pesada y maligna entidad.

Con todo lo que hemos estado viviendo en este año con la situación mundial, es normal que la gente en el encierro esté sufriendo de depresión y es muy interesante que se esté haciendo ruido a tan inusual auxilio para tan terrible estado psicológico. Pero vamos a ver, no hay ningún secreto en que la psicología ha estado estudiando cómo afecta a las personas el jugar videojuegos, y más específicamente cómo tratar la depresión con ellos y es aquí donde encontramos posts de Reddit que vienen desde el 2014 de usuarios que cuentan sus dolorosas experiencias y cómo es que el juego tuvo una capacidad terapéutica en ellos. Charlie Knight en su canal de YouTube en el 2018 habla sobre Dark Souls y la Psicología. Ahí puntualiza que el juego está diseñado para satisfacer tres necesidades psicológicas primarias que conectan con la teoría de la autodeterminación: la motivación intrínseca, la competencia y la autonomía.

Antes de saltar directamente a cómo es que esto se relaciona con el juego en cuestión hay unos detalles que hay que tomar en cuenta para poder relacionar y entender mejor lo que Dark Souls trabaja en una persona con depresión.

A grandes rasgos, Eva María Rodríguez Profesora Superior de Música del Antiguo Conservatorio Superior de Santiago de Compostela, señala que la teoría sugiere que las personas actúan motivadas por la necesidad de adquirir conocimiento o independencia, crecer y obtener satisfacción psicológica. Las personas necesitan sentir tres estados para un crecimiento psicológico: competencia, dominar tareas y aprender habilidades, conexión, experimentar un sentido de pertenencia y, autonomía, sentir que se controla el comportamiento propio y los objetivos.

La motivación intrínseca es la que hace que se pasen horas y horas buscando, explorando y desafiando a uno mismo porque se quiere, porque nace el hacerlo ya que se disfruta a tal grado que el corazón y la mente están recibiendo gozo puro. Es ese estado el que lleva a la perseverancia, porque a pesar de que se enfrenten grandes enemigos y terribles situaciones se logra perseverar, cuando se falla, se vuelve a alzar y se intentará nuevamente ya que la motivación intrínseca es más fuerte que la frustración y en algunos casos que la misma depresión.

Entonces, ¿cómo es que algo que se ve tan decadente y se escucha tan triste y sombrío ayuda a salir de ese estado?, el mundo de Dark Souls es el reflejo perfecto de lo que se está pasando por dentro, es el espejo del estado psicológico, Se comienza como todo un perdedor, intentando y fallando, avanzas y ni siquiera se ha pasado del tutorial cuando ya se ha caído por primera vez, pero aquí viene dónde el juego brilla con gran fuerza y es que en este mundo desde un inicio se entiende que fallar no es algo negativo, no es el final, se debe alzar nuevamente a luchar, el juego entrena paso a paso para desafiarlo todo, incluso a uno mismo, con el pasar de las horas ya se antela que se va a fallar, no se sabe cuándo ni cómo pero eso no detendrá al jugador, con cada fallo viene el aprendizaje, se comienza a intuir como aventurero qué es lo que no se debe hacer, por dónde se debe ir y por dónde no, se comienza a crear atajos y a esquivar riesgos y aun así se aprende a guardar en la cabeza que “no importa lo estudiado que se tenga todo, un factor tan rándom como una flecha que viene de lejos va a pegar en el blanco y va a acabar con ese poco de vida remanente o se será empujado hacia el precipicio y se tendrá que volver a comenzar”.

Otra de las grandes mecánicas que tiene el juego es que demuestra la importancia de pedir ayuda, hay enemigos que son sumamente más difíciles que otros y que al invocar a jugadores que ayuden a vencer a esos gigantes será la diferencia entre avanzar o seguir estancado. Así mismo muestra que no toda la gente vendrá a socorrer a nadie, habrá personas que quieren ver caer a los demás a manos suyas y sin dudarlo el jugador plantará frente para que lo dejen en paz armado de valor y sentido de justicia, y, aun así, si se llegase a caer en ese momento, se entiende que se debe levantar y seguir.

Y por último, hay que destacar lo libre o autónomo que te deja ser el juego para sortear el mundo, se tienen diferentes tipos de armas, ítems, armaduras, hechizos y stats que se amoldan a la experiencia individual de cada uno, en este espacio oscuro y decadente se es libre de conocer a los NPC que interesen, de moverse y explorar, de idear una propia forma de vencer a los enemigos, sin tener mapas o una guía que te oriente el camino en pantalla.

Con todo esto es más fácil visualizar a dónde apunta todo eso, si se conoce el juego se puede ir en retrospectiva y analizarlo, aunque si no es el caso y estás en esta situación o conoces a alguien que esté pasando por esto y quieres sumar uno a los muchos testimonios de éxito que hay de otros jugadores en la web, no está de más voltear a ver a Dark Souls en estos tiempos. Sigan jugando y cuidando su salud.

Con información de Dama Oscura