<
>

¿Dónde está la AFC Oeste que nos prometieron al inicio de la temporada?

play
Los Chiefs pierden el invicto mientras los Dolphins siguen intratables (2:31)

Ciro Procuna con el análisis de las acciones en al Semana 3 de la NFL. (2:31)

La que se proyectaba como "la mejor división de la historia", es actualmente el peor sector, sobre el papel, en toda la NFL después de tres jornadas

Hace menos de 20 días, la AFC Oeste era lo único de lo que se hablaba en las horas previas al arranque de la temporada regular del 2022 de la NFL.

Después de todo, estábamos ante la mayor colección de talento dentro de los ocho sectores de la liga... sobre el papel.

Justo al arranque de la campaña, tres de los cuatro equipos de la AFC Oeste --los Kansas City Chiefs (11-1), Los Angeles Chargers (14-1) y Denver Broncos (16-1)-- poseían tres de las cuatro mejores probabilidades en la Conferencia Americana para ganar el Super Bowl, solo por detrás de los Buffalo Bills, en 6-1. Las Vegas Raiders, el cuarto equipo del grupo, estaba colocado 30-1, octavo en la AFC.

"La AFC Oeste luce como la mejor división de todos los tiempos", confesó antes del inicio de la temporada el director ejecutivo de SuperBook, John Murray, a Doug Kezirian de ESPN. "Sé que suena a exageración, pero no creo que lo sea".

Tres jornadas disputadas después --a la espera del "Monday Night Football"--, solo estamos ante la peor división de la NFL, sobre el papel.

Solamente dos de los cuatro equipos, los Chiefs y Broncos, poseen marca ganadora, y esta semana Kansas City perdió ante un equipo sin triunfos previos en sus dos primeras salidas.

Denver ganó el sábado por la noche, pero no sin la constante ayuda de Jimmy Garoppolo, de los San Francisco 49ers, quien bien pudo haber sido nombrado Jugador Más Valioso para los Broncos. Además, tuvimos que esperar hasta la Semana 3 para verlos anotar un touchdown de zona roja, y acumulan apenas 33 puntos en tres salidas. No es la productividad que se esperaba de la dupla Russell Wilson y Nathaniel Hackett, a su contratación.

Los Chargers están atorados con una marca de 1-2, sumando más lesiones que puntos y perdiendo ante el equipo que eligió primero en el draft de la NFL en cada uno de los dos años pasados.

Finalmente, los Raiders están 0-3, y son el único equipo en toda la liga que no conoce la victoria al momento. Por si fuera poco, los tres rivales de Las Vegas suman una marca combinada de 0-6 sus otros partidos del año. Ante los Tennessee Titans, en la Semana 3, no estuvieron arriba en el marcador un solo momento en el partido. Desde 1979, solamente seis equipos han logrado meterse a la postemporada tras iniciar la campaña en 0-3, un dato que no favorece mucho el panorama de Las Vegas.

Como grupo, los equipos de la AFC Oeste suman un registro combinado de 5-7. La única división que suma menos triunfos --la AFC Sur de los Jacksonville Jaguars que superaron a los Chargers, de los Indianapolis Colts que sorprendieron a los Chiefs, y los Titans que se impusieron a los Raiders, todo eso en la Semana 3-- tiene una marca combinada de 4-6-2, marginalmente inferior gracias a un empate entre Indy y los Houston Texans.

Seguro, estamos apenas en septiembre, y no hay que ser presas del momento. Pero, una cosa es caer ante rivales del mismo sector en duelos muy disputados, como se esperaba en esta división, y otra es caer ante oponentes del que se asomaba como el grupo más débil en toda la liga, en tres partidos de la misma jornada.

Lo que más sorprende del asunto, es que la AFC Oeste fue la división que, como conjunto, atrajo a la mayor cantidad de nombres estelares vía agencia libre y canjes en el receso de campaña, comenzando con Wilson, Khalil Mack, Davante Adams, J.C. Jackson y Chandler Jones, hablando de talento de élite en sus respectivas posiciones.

Después, hay otro grupo de nombres que, si bien no están en la parte más alta de la cima, siguen siendo jugadores de claramente por arriba del promedio --como JuJu Smith-Schuster, Randy Gregory o Marquez Valdes-Scantling-- que se esperaba sirvieran para apuntalar plantillas que, de inicio, ya estaban entre las más sólidas en la liga.

Para ser justos, no es que esas contrataciones sean fallidas. Adams, por ejemplo, ha anotado touchdowns en sus tres partidos que ha disputado con los Raiders. Mack está empatado con tres jugadores más en el subliderato de la liga en capturas, con cuatro.

"Estoy frustrado y molesto. Espero más", dijo Adams a reporteros al final de la derrota de Raiders ante Tennessee. "No es sencillo ganar en esta liga, lo sabemos... pero espero más, y lo haremos mejor a futuro".

Está claro que no todo está perdido. Patrick Mahomes sigue siendo, bueno, Patrick Mahomes; ya resolverá en privado sus desacuerdos con Eric Bienemy, coordinador ofensivo. Los Russell Wilson y Davante Adams de la liga no han olvidado cómo jugar al fútbol americano. Justin Herbert se recuperará de la actual lesión en las costillas, eventualmente.

Simplemente, vale la pena recalcar, después de una jornada de pesadilla como fue la Semana 3 para toda la división, que esta no es la AFC Oeste que nos prometieron.