<
>

Doug Baldwin: No me arrepiento de tomar la decisión de retirarme

play
¿Se precipitó Andrew Luck en retirarse? (1:45)

Pablo Viruega dilucida las razones que llevaron al exquarterback de los Colts, a dejar de jugar profesionalmente. (1:45)

RENTON, Wash. -- Doug Baldwin, ex receptor de los Seattle Seahawks, ha encontrado en los primeros meses posteriores a su retiro de la NFL que la vida ha sido más desafiante que relajada, pero aseguró no tener remordimientos por alejarse del futbol americano y que no considera que tendrá urgencia de volver.

El proceso de llegar a esa decisión, de acuerdo a Baldwin, comenzó muchoantes de que sufriera una serie de lesiones en la que fue su última temporada.

“Fue un proceso más largo que sólo el año pasado”, dijo Baldwin a ESPN. “Cuando llegas a la NFL o a cualquier negocio de entretenimiento a una edad joven, debes ser egoísta, debes estar centrado, porque todo se trata de preservarte en ese negocio. No digo que lo deban hacer todos los atletas y actores, pero muchos de nosotros batallamos con el concepto de tener el complejo de un dios, de creer que somos invencibles e inmortales de alguna forma y cuando comienzas a lidiar con la realidad de ser mortal y de saber que todo esto llegará a su fin en algún momento, comienzas a ver el mundo de forma distinta. La perspectiva cambia. He pasado por ese proceso por varios años. De hecho, ese proceso comenzó en mi segundo año en la NFL, el de entender que, eventualmente, debe haber un plan”.

Para Baldwin, el reto no es alejarse del deporte que ha jugado la mayor parte de su vida.

“Es más que mi identidad se ha desarrollado con el futbol americano desde que tenía seis años. Navegar en no tenerlo, no tener la retroalimentación instantánea y la falsa afirmación de lo que valía en el mundo porque había atrapado touchdowns. Ahora navego como humano en todos los niveles humanos. Ese proceso ha sido un reto por decir lo mnos, pero también ha sido gratificante, porque me ha permitido reenfocarme en mis pasiones y a volver a entender quién soy en el gran esquema de las cosas y cómo me ajusto al mundo”, señaló Baldwin.

El ex receptor platicó con ESPN mientras estaba en una escuela primaria de Renton, Washington, donde trabaja con las autoridades locales para construir un centro comunitario y de salud de $15 millones para jóvenes en situación desfarovable.

Baldwin dijo que la esperanza es que el centro se inaugure en febrero ya con $10.5 millones recaudados, los cuales incluyen $1 millón donado por él y otros $700,000 por los Seahawks. El sitio propuesto está cerca de las oficinas del equipo.

Baldwin perdió tres juegos en 2018 y físicamente batalló la mayoría de la temporada al lidiar con lesiones en ambas rodillas, el hombro, el codo y la ingle. Esas dolencias provocaron tres cirugías luego de la campaña.

El ex receptor de los Seahawks dijo que aún batalla para recuperarse, pero que “todo va sanando”. Admitió que probablemente no debió jugar tanto como lo hizo en 2018, al notar que regresó prematuramente de lesiones que debían tenerlo fuera de acción por meses.

Baldwin, quien recientemente se convirtió en papá por primera vez, respodió de forma afirmativa cuando se le preguntó si temió la temporada pasada que esas lesiones pudieran impactar en su vida futura. En ese sentido, enfatizó con Andrew Luck, su compañero en Stanford y amigo cercano.

“Es medio frustrante ver la clases de comentarios que se han dado por el retiro de Andrew. Es un punto en la vida que todos alcanzan, ya sea en los deportes, en el entretenimiento, en un escritorio o en una fábrica”, señala Baldwin. “Uno llega a un punto en el que debe tomar la decisión que es mejor en el largo plazo y por difícil que sea para gente que ha sido puesta en un pedestal, esta falsa afirmación, esa falsa validación de que eres un mejor ser humano que otros porque atrapas touchdowns o porque lanzas touchdowns es difícil alejarse de ello.

“La perspectiva es, tengo que hacer lo que es mejor para mi esposa y para mis futuros hijos, eso es lo primero y cuando te enfrentas con las decisiones de, ‘Bueno, si continúo haciendo esto, ¿cómo estará mi salud cuandi nazca mi hijo? Cuando mis hijos tengan edad para correr y jugar, ¿podré disfrutar esa experiencia y tener la experiencia que visualizo en mi mente? ¿Podré hacerlo?’.

“Así que llegas al momento de decisión que Andrew mencionó y tienes que tomarla. La decisión de jugar futbol americano originalmente y apostarlo todo a ello para cumplir con esas metas y ganar dinero y todo eso, eso fue algo egoísta. Es lo mismo de este lado. Sólo se ve distinto. Se trata de autopreservación.

“El aspect más importante de todo esto es que podré mirar atrás, cuando tenga 60 años, y decir que hice todo lo posible para asegurarme que pude cargar a mis hijos cuando nacieron, que pude correr con ellos cuando eran niños y estar allí para ellos de forma cognitiva cuando sean más grandes y necesiten de su padre y no sólo ser su padre sino su amigo también mientras navegan por el mundo. Esas cosas han sido vitalmente importantes para mí y ahora toman precedente sobre todo”.

Baldwin tenía dos años y $21 millones por cumplir en su contrato cuando los Seahawks lo anularon en mayo por una designación de examen físico no aprobado.

El ahora ex receptor aún debe ingresar formalmente sus papeles de retiro a la NFL, pero no hay indicios de que mantenga la puerta abierta para un posible regreso. Así lo dejó en claro cuando se le preguntó si se visualizaba con el deseo de jugar otra vez. Baldwin, quien regularmente hace una pausa para pensar sus respuestas antes de expresarlas, no esperó para escuchar el final de la pregunta.

“No. Ya terminé con el futbol americano”, sentenció.